Es noticia
Menú
EEUU y la UE refuerzan su cooperación energética ante la amenaza de Rusia
  1. Mundo
  2. Europa
Intentan arrebatarle a Putin su mejor carta

EEUU y la UE refuerzan su cooperación energética ante la amenaza de Rusia

La presidenta de la Comisión Europea y el líder norteamericano emiten un comunicado conjunto mientras Bruselas busca aumentar las exportaciones desde Qatar o Azerbaiyán

Foto: La presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. (REuters/John Thys)
La presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. (REuters/John Thys)

Una de las críticas más repetidas en las últimas semanas hacia la Unión Europea ha sido su incapacidad de diversificar su suministro energético: Rusia cubre un 40% de las importaciones de gas de los Veintisiete, representando una proporción mucho mayor en los países del centro y este del continente. Ante la amenaza de una posible agresión de Moscú a Ucrania, en cuya frontera acumula ya más de 110.000 efectivos militares, una de las principales cartas para el Kremlin ante posibles sanciones por parte de la Unión Europea y EEUU es la capacidad de cortar el suministro de gas a Europa.

Fuentes europeas defienden, sin embargo, que se han hecho trabajos en la diversificación de las fuentes de energía. “La Unión Europea no tiene cuellos de botella que pudieran evitar recibir más gas” por parte de otros socios que no sean Rusia, explica una alta fuente europea. Pero admiten que el eslabón débil es claramente el centro y este de la Unión Europea, que tienen menos posibilidades de diversificar sus fuentes.

Foto: El presidente de Chipre, Nicos Anastasiades, el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis, y el ex primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, tras la firma del acuerdo para construir el EastMed, en febrero de 2020. (Reuters/Alkis Konstantinidis)

Por eso en Bruselas se han acelerado preparativos, conversaciones y planes para el posible escenario de un corte del suministro de Rusia. Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha emitido este viernes un comunicado conjunto con Joe Biden, presidente de los Estados Unidos, en el que ambos bloques muestran su compromiso con “la seguridad energética y la sostenibilidad de Europa”. “También compartimos el objetivo de garantizar la seguridad energética de Ucrania y la integración progresiva de Ucrania en los mercados de gas y electricidad de la UE”, señala el texto que se ha conocido este mediodía.

No aportan información concreta sobre de qué manera EEUU y la Unión Europea están trabajando estos días para asegurar el suministro, pero se trata de un mensaje a Moscú. Todos los esfuerzos están dirigidos en este momento a disuadir al Kremlin de un ataque contra Ucrania. Por eso se avisa a Rusia de sanciones “masivas” que cortocircuitarían, según fuentes diplomáticas, la economía rusa. Por esa misma razón muchos socios están armando a Kiev, para que Moscú sepa que una agresión sería costosa militarmente. Y, por último, por eso se hace también este comunicado: para enviar un mensaje a Putin de que Washington y Bruselas están manos a la obra para dejarle sin una de sus cartas más poderosas.

Foto: Un soldado ucraniano descansa en una trinchera cerca de la ciudad de Horlivka, controlada por los rebeldes pro Rusia. (EFE/Anatolii Stepanov)

Fuentes europeas señalan que hace semanas que trabajan con la Casa Blanca para reforzar esa cooperación energética, que estará sobre la mesa en un Consejo de Energía entre Estados Unidos y la Unión Europea que se celebrará el próximo 7 de febrero en Washington, siendo la novena edición desde que se estableció en 2009. El encuentro ya estaba previsto y se llevaba trabajando sobre él desde hacía tiempo, pero en las últimas semanas hasta tres equipos han estado intensificando los trabajos.

Buscando alternativas

Estados Unidos está acompañando a la Unión Europea en sus conversaciones con Qatar, uno de los tres principales productores del mundo de gas natural licuado (GNL), para que ayude a garantizar el suministro a la Unión Europea. El GNL es visto por la Comisión Europea como una de las mejores alternativas al suministro de gas desde Rusia, pero EEUU, que es el principal proveedor de los Veintisiete, está en estos momentos al límite de su producción.

Por su parte, Kadri Simson, comisaria de Energía, viaja a finales de la semana que viene a Bakú, capital de Azerbaiyán, un país aliado de Rusia. Se trata de una visita para una reunión ministerial, pero la comisaria, que el martes se reúne en Bruselas con el presidente de Gas Infrastructure Europe (GIE) -el lobby de los operadores de gas en Europa-, tiene como objetivo tantear la posibilidad de que Azerbaiyán aumente el suministro de gas a los Veintisiete, por lo que Simson se reunirá con ministros del Gobierno azerbaiyano. “Durante las últimas semanas hemos estado contactando de manera muy discreta con grandes socios energéticos”, explica una alta fuente europea.

También se habla con el Gobierno de Noruega, del que provienen el 38% de las importaciones de gas. El GNL, sobre el que Bruselas quiere reforzar el trabajo y aumentar el almacenaje, representa en la actualidad entre el 20% y el 25% de las importaciones. España tiene, señalan estas mismas fuentes, una de las principales redes de recepción de GNL de la Unión Europea, por lo que la Comisión espera que tenga un papel importante en ese aumento en la apuesta por el GNL. “El objetivo es ser lo más resistentes posible” en caso de un corte de suministro ruso, ha señalado la fuente.

Una de las críticas más repetidas en las últimas semanas hacia la Unión Europea ha sido su incapacidad de diversificar su suministro energético: Rusia cubre un 40% de las importaciones de gas de los Veintisiete, representando una proporción mucho mayor en los países del centro y este del continente. Ante la amenaza de una posible agresión de Moscú a Ucrania, en cuya frontera acumula ya más de 110.000 efectivos militares, una de las principales cartas para el Kremlin ante posibles sanciones por parte de la Unión Europea y EEUU es la capacidad de cortar el suministro de gas a Europa.

Unión Europea Comisión Europea Ucrania Estados Unidos (EEUU) Gas natural