El español acusado de huir infectado: "Nos dejaron en libertad, sin ningún cargo"
  1. Mundo
  2. Europa
El caos de ómicron en Países Bajos

El español acusado de huir infectado: "Nos dejaron en libertad, sin ningún cargo"

La pareja hispanoportuguesa retenida en Países Bajos tras volver de Sudáfrica con un positivo denuncia que les permitieron salir del hotel y ahora están encerrados

Foto: Pareja acusada de violar cuarentena en Ámsterdam desmiente haber huido
Pareja acusada de violar cuarentena en Ámsterdam desmiente haber huido

La pareja formada por un español y una portuguesa, acusados este lunes por las autoridades neerlandesas de haber “violado” la cuarentena e intentado “huir” en un vuelo a España, desmiente haber escapado del hotel y aseguran haber recibido permiso para marcharse después de someterse a dos test de antígenos que dieron negativo.

Carola Pimenta, portuguesa de 28 años, y Andrés Sanz, español de 30 años, están ahora “arrestados en una situación inhumana, en una habitación fría, sin información sobre lo que pasará” con ellos, en un hospital del norte de Países Bajos, a pesar de que, asegura a Efe la joven, esta mañana los agentes les dejaron marcharse de la comisaría. “Nos dejaron en libertad, sin ningún cargo”, subraya, insistiendo en que los dos han estado “cooperativos en todo momento” y han instado desde el sábado a las autoridades sanitarias de Países Bajos a someterlos a una nueva PCR “por un posible falso negativo” porque ambos acaban de pasar la covid-19 hace menos de tres meses.

Además, explica, los dos embarcaron desde Sudáfrica con una PCR negativa de menos de 24 horas. “Cuando me dijeron que la PCR que me hicieron en Ámsterdam había dado positivo me pareció increíble, pero lo entendí y pregunté por las normas que debía seguir. Me mandaron a un hotel a hacer cuarentena y dejaron que mi pareja se viniera conmigo, aunque todavía no le habían dado sus resultados”, relata.

El resultado de Pimenta llegó a la medianoche, pero Sanz no recibió el suyo -un resultado negativo- hasta la madrugada. “Era raro porque habíamos estado todo el viaje juntos. Llamé al GGD (servicio de salud municipal), les expliqué la situación y les pedí volvernos a hacer el test porque puede ser un falso positivo. Ahí nos dijeron que no, que los falsos positivos no existen”, agrega.

Foto: Zona de testeo en el Aeropuerto de Schiphol en Países Bajos. (Reuters/Eva Plevier)

La gendarmería neerlandesa aseguró hoy que había detenido a una pareja en el aeropuerto de Ámsterdam “después de recibir información que afirmaba que dos personas habían abandonado el hotel donde cumplían cuarentena (obligatoria) y que tenían la intención de dejar el país” y explicó que los había puesto a disposición de las autoridades sanitarias.

La joven había firmado un papel confirmando que había entendido el protocolo a seguir y “ponía que sí había pasado el covid-19 hacía menos de seis meses, tenía que estar tres días de cuarentena, y yo ya los había cumplido de todos modos”, según asegura.Denuncia que les “han tenido abandonados” desde el momento en el que lle garon al hotel, y que nadie les entregó “ni siquiera un termómetro” para vigilar la temperatura, ni les “preguntaron cómo estaban o si necesitaban información de algún tipo, según su versión.

Foto: Foto de archivo de controles covid en un aeropuerto. (EFE/Alejandro García)

Al no atenderse su petición de repetir la PCR, la pareja pidió al representante del GGD que estaba en el hotel un test de antígenos. “Le dieron a Andrés una bicicleta y le dijeron que fuera a comprarlo al supermercado, que podía irse porque él no había dado positivo y podía moverse con libertad. Era todo muy ridículo”, asegura Pimenta. Acudió solo a comprar dos test, en los que ella volvió a dar negativo, por lo que hablaron con el representante del GGD y un guardia que había en el hotel para explicarles la situación, enseñándoles el resultado de ambos.

“Y nos dijeron que ‘si estuviéramos en vuestra situación, nos iríamos de aquí’. Preguntamos si hablaban en serio y que si, de marcharnos, nos arriesgamos a tener algún problema y nos aseguraron que no. Así que pedimos el taxi delante de ellos, les enseñamos el billete, cogimos nuestras cosas y nos fuimos al aeropuerto”. Pero una vez estaban dentro del avión y tras pasar los controles, apareció un policía, que -según la joven- le gritó: “Estás bajo arresto”. A él le dijeron que “se vuelva al avión y se marche de vuelta a su país”, aseguran ambos. Pero él decidió no dejarla sola.

Los agentes se los llevaron en un furgón policial a comisaría y después los dejaron en libertad sin cargos, aunque una ambulancia los trasladó al hospital donde están ahora cumpliendo, según las autoridades, un "aislamiento obligatorio" bajo vigilancia hasta nuevo aviso.

Coronavirus