Portugal 'cerrará' una semana tras Navidad y pedirá test en vuelos hasta a los vacunados
  1. Mundo
  2. Europa
El país más vacunado de la UE

Portugal 'cerrará' una semana tras Navidad y pedirá test en vuelos hasta a los vacunados

Portugal anuncia nuevas medidas tanto para turistas como para los habitantes del país luso. Entre el 2 y el 9 de enero, el teletrabajo será obligatorio y cerrarán escuelas y hostelería

Foto: El primer ministro portugués, António Costa, anuncia las nuevas medidas contra el coronavirus. (EFE/Manuel de Almeida)
El primer ministro portugués, António Costa, anuncia las nuevas medidas contra el coronavirus. (EFE/Manuel de Almeida)

Portugal prepara un 'cerrojazo' preventivo en la primera semana de 2022 para enfrentar lo que se prevé como una dura cuesta de enero pandémica después las fiestas navideñas. Del 2 al 9 de enero, el teletrabajo será obligatorio y se cerrarán escuelas, bares y discotecas para evitar que se disparen los contagios tras las reuniones familiares. "Tenemos que estar atentos a la situación, tratar de anticiparnos siempre que sea posible y escuchar a la comunidad científica", ha defendido el primer ministro António Costa durante el anuncio de las nuevas medidas de 'contención' para el país más vacunado de la Unión Europea.

Además, Portugal exigirá a partir del 1 de diciembre un test de coronavirus con resultado negativo a todos los pasajeros que entren por vía aérea en el país, aunque tengan un certificado de vacunación, y endurecerá las sanciones a las aerolíneas que dejen embarcar a personas sin control sanitario. El Ejecutivo activará el 'estado de calamidad', un escalón por debajo de la emergencia nacional, que le otorga el marco legal necesario para ejecutar las medidas anunciadas.

Esta batería de acciones llega en un momento en el que países del norte y centro Europa con menores tasas de vacunación están batiendo récords de contagios mientras comienzan a escasear las camas de hospital. Austria decretó esta semana un confinamiento generalizado, mientras que en Alemania, varios estados se han visto forzados a cancelar los populares mercadillos navideños y se ha implantado el pasaporte covid para poder acceder a bares, restaurantes y algunos espacios públicos.

"Todos queremos una Navidad segura y, después de eso, queremos retomar la vida de forma segura", ha afirmado Costa. Portugal es el país líder en vacunación en toda la Unión Europea y el quinto en todo el mundo, con un 88% de personas con la pauta completa, según datos de la agencia Reuters, mientras que Austria o Alemania no llegan al 70% de población completamente vacunada. "Más que confianza en las reglas, tengo confianza en la responsabilidad individual de cada uno. Todos saben lo que podemos y lo que no podemos hacer. Si es así, estas medidas serán suficientes", ha añadido el primer ministro.

Foto: El mercado navideño de Marienplatz en Múnich, cerrado por las restricciones. (Getty/Lukas Barth)

La incidencia acumulada en los últimos catorce días en Portugal es de 251 casos por 100.000 habitantes, la cifra más alta desde este verano, y se han registrado más de 3.000 contagios por segundo día consecutivo. La presión se está notando en los hospitales, donde hay 691 personas ingresadas con el virus, de las que 103 están en unidades de cuidados intensivos. Las muertes, aunque controladas gracias a las vacunas, también han subido en los últimos días y este miércoles fallecieron 15 personas por coronavirus. Estas cifras son más altas que en España, donde tras la subida de las últimas semanas, la incidencia se situó este jueves en 160,15 puntos, con un total de 9.258 nuevos contagios y 27 muertes notificadas.

El gobierno compensará económicamente a los establecimientos por el cese de su actividad durante el 'cerrojazo' y las escuelas retomarán la actividad con el inicio del segundo trimestre el día 10 de enero, una semana después de lo previsto. "La vacunación vale la pena", ha sentenciado Costa al recordar que Portugal vive ahora una situación mucho mejor a la de las navidades pasadas, lo que permitirá a los portugueses vivir las fiestas con relativa normalidad antes de la 'semana de contención', como ha llamado Costa al cierre posnavideño.

Antes del cierre de la actividad en enero, Portugal entrará en un nuevo estado de calamidad la próxima semana. Las autoridades recomiendan teletrabajar, mientras que las mascarillas serán obligatorias en todos los espacios cerrados y se exigirá certificado digital para acceder a restaurantes, alojamientos turísticos, eventos con asiento marcado y gimnasios. Para visitar residencias y hospitales, acceder a grandes eventos o a recintos deportivos y a discotecas y bares se exigirá, además del certificado digital, un test negativo.

El Gobierno luso también va a reforzar los controles en los aeropuertos y recurrirá a empresas de seguridad privada para verificar sistemáticamente que todos los pasajeros cumplen las reglas, y no de forma aleatoria, como ahora. Los test obligatorios para vuelos forman parte del paquete de medidas anunciado por el Gobierno para atajar la quinta ola de la pandemia, que refuerzan el uso de mascarillas, test y certificado digital. Para asegurar que se cumplan las nuevas restricciones, se aumentarán las sanciones para las aerolíneas hasta los 20.000 euros por pasajero o incluso la suspensión de la licencia de vuelo en territorio nacional.

Coronavirus Vacunación Portugal
El redactor recomienda