UK deja a España fuera de la lista roja: no hay cuarentena, pero sí tortuoso papeleo y PCR
  1. Mundo
  2. Europa
Presiones del turismo

UK deja a España fuera de la lista roja: no hay cuarentena, pero sí tortuoso papeleo y PCR

El Gobierno no ha podido pasarla a la lista roja, que obliga a hacer cuarentena en hoteles a la vuelta, porque no habría hoteles para todos

placeholder Foto: Aeropuerto de Heathrow. (Reuters)
Aeropuerto de Heathrow. (Reuters)

España continúa finalmente en la lista ámbar para los británicos. Ante el incremento de contagios y la posible propagación de la variante beta, se había especulado mucho en los últimos días con la posibilidad de que el Ejecutivo de Boris Johnson pasara el destino favorito de sus compatriotas a una nueva categoría, la lista ámbar de vigilancia (lo que significa que en cualquier momento podía pasar a la lista roja), o ponerlo directamente en la lista de máximo riesgo por covid, que obligaría a cuarentena en hoteles designados a la vuelta.

Con todo, cuando este jueves Downing Street ha actualizado su sistema semáforo, España ha continuado en color naranja, lo que significa que aquellos que tengan la pauta completa de vacunación, es decir, que hayan pasado dos semanas desde que se pusieron la última dosis, no tienen que hacer cuarentena a su regreso al Reino Unido. En un principio, la excepción se aplicaba solo aquellos que se habían vacunado en suelo británico, pero luego se extendió también a los que se habían inmunizado en la UE o Estados Unidos. Entre la población adulta del Reino Unido, el 73,2% ya ha recibido la pauta de vacunación, mientras que el 88,7% cuenta con al menos una dosis.

Foto: Protestas contra el pasaporte covid en París. (Reuters)

La noticia representa un auténtico alivio para el sector turístico, que en la era prepandemia representaba el 12% del PIB español. Cuando el 19 de julio cesaron las restricciones, las reservas se incrementaron un 300%. Millones de británicos disfrutan ahora de sus vacaciones en España y en agosto la cifra se incrementará.

Las restricciones de viaje del Ejecutivo central del Reino Unido, que se actualizan cada tres semanas, afectan a Inglaterra, donde viven en torno a 56 de los 66,5 millones de británicos, si bien los gobiernos autónomos de Escocia, Gales e Irlanda del Norte han seguido hasta ahora una estrategia similar.

Eso sí, Downing Street matiza ahora que “se recomienda [no se obliga] a aquellos que regresen desde España y todas sus islas que utilicen una PCR como prueba previa a la salida, siempre que sea posible” en lugar de los test de antígenos, más baratos y más rápidos. Argumenta que esos exámenes permiten secuenciar el genoma del virus en caso de dar un resultado positivo y resaltan que en España se han detectado variantes del patógeno especialmente alarmantes, como la beta, detectada por primera vez en Suráfrica, y la B.1.621, asociada a Colombia.

El precio de las PCR es de alrededor de 120 euros; el de los antígenos, de 40 euros. El diputado conservador Huw Merriman, responsable del Comité de Transporte, ha criticado las “costosas” pruebas PCR para viajar como una “estafa innecesaria” y una “barrera para viajes asequibles”.

Foto: Viajeros en la terminal 5 del aeropuerto de Heathrow. (Reuters)

España sigue siendo destino predilecto

En cualquier caso, la burocracia no está suponiendo problemas para los millones de británicos que han vuelto a convertir a España, un año más, en su destino predilecto. En 2019, año previo al inicio de la pandemia, desde julio a septiembre, 6,3 millones de británicos veranearon en España.

Y esta es quizá la principal razón por la que Downing Street no ha podido ampliar restricciones y ha decidido dejarlo en destino de lista naranja. La variante beta —identificada por primera vez en Sudáfrica y aparentemente más resistente a las vacunas— supone actualmente solo el 0,5% de los casos de covid en España. Al Ejecutivo de Johnson le preocupa en cualquier caso el incremento de contagios. Pero, según la prensa, de haber puesto a España en la lista roja (lo que obliga a los pasajeros a realizar cuarentena de 10 días en hotel a su regreso), no habría habido habitaciones suficientes para todos.

De haber puesto a España en la lista roja, no habría habido habitaciones de hotel para la cuarentena suficientes

El precio total por habitación —que cada pasajero debe costear de su bolsillo— aumentará a partir del 12 de agosto de 1.750 libras a 2.285 libras y el cargo por un adulto adicional que comparta una habitación aumentará de 650 libras a 1.430 libras.

El Gobierno defiende que la recomendación de PCR en lugar de prueba de antígenos es una “precaución contra el aumento de la prevalencia del virus y variantes en el país”. Sin embargo, una fuente de la industria de viajes señala a 'The Times', desde el anonimato, que “está claro que se dieron cuenta de que no podían ponerlo en la lista roja porque no hay suficientes camas de hotel aseguradas, por lo que tuvieron que idear una nueva forma de disuadir a la gente para ir allí de vacaciones. Es solo otro ejemplo de las sutiles medidas que utilizan para reducir la confianza del consumidor en los viajes. Para las familias que desean hacer lo correcto y seguir la guía, esto agregará cientos de libras al costo de sus vacaciones”.

Tortuoso viaje

La realidad es que el viaje a España desde el Reino Unido no es tan fácil como parece, como ha comprobado en primera persona esta corresponsal. Para los vacunados con pauta completa no hay cuarentena a su regreso, pero eso no exime de test y un tortuoso papeleo que lleva un rato largo (larguísimo) ante el ordenador a la hora de hacer el 'check-in', tanto a la ida como la vuelta.

Para ir a España tienes que demostrar que estás vacunado y obtener un QR que te pide el Gobierno español para entrar en el país. Luego, dentro de los tres días previos al viaje de vuelta, hay que hacerse prueba de antígenos, cuyo resultado puedes saber en el día. Si a partir de ahora se aplica el requisito de la PCR, se deberá hacer con más tiempo, o pagar más para saberlo en el día. Posteriormente, se debe rellenar el llamado 'Passenger Locator Form', un largo cuestionario que requiere el Gobierno británico con datos personales, la locación de los últimos 10 días, datos del vuelo... Y, a la hora de sacar la tarjeta de embarque, se debe reservar y pagar por adelantado la PCR que es necesaria realizar al segundo día de tu llegada.

Las compañías aéreas son las últimas responsables en comprobar todos los justificantes. Por lo que, sobre todo si se factura maleta, la recomendación es ir con tiempo generoso porque las colas (al menos en Madrid-Barajas) son soporíferas.

placeholder Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Los volantazos del Gobierno han provocado críticas internas como la efectuada por el ministro de Economía, Rishi Sunak, que ha advertido al 'premier' del impacto económico que las actuales restricciones están causando al sector turístico y a la industria aérea.

Con la actualización este jueves del sistema semáforo, los pasajeros completamente vacunados que regresen a Inglaterra, Escocia e Irlanda del Norte desde Francia tampoco necesitarán ya guardar cuarentena a partir del domingo a las 4.00 horas. Asimismo, se han agregado a la lista verde libre de restricciones siete destinos, entre ellos, Alemania, Austria y Noruega.

Por su parte, Georgia, México, La Reunión y Mayotte han pasado de la naranja a la roja. Mientras que India, Baréin, Catar y Emiratos Árabes han pasado de la roja a la naranja.

Reino Unido Inglaterra Coronavirus