La UE ultima sanciones a Lukashenko y acuerda medidas contra Moscú por Navalny
  1. Mundo
  2. Europa
CONSEJO DE ASUNTOS EXTERIORES

La UE ultima sanciones a Lukashenko y acuerda medidas contra Moscú por Navalny

Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea, ha asegurado que la decisión ya está tomada. "Los ministros han dado luz verde para preparar las medidas que incluyan a Lukashenko"

placeholder Foto: La ministra de Exteriores española junto a su homólogo francés. (Reuters)
La ministra de Exteriores española junto a su homólogo francés. (Reuters)

A la Unión Europea le costó un mes pasar de las palabras a los hechos en su decisión de sancionar al régimen de Alexandr Lukashenko por el fraude electoral y la represión posterior contra la sociedad civil. Pero tras una cumbre extraordinaria a principios de octubre los socios acordaron un primer paquete de medidas, y este lunes los ministros de Asuntos Exteriores han dado la luz verde a una segunda batería de sanciones en la que se incluirá a Lukashenko, que salió de la lista de sanciones en 2016. Todavía queda por delante el trabajo técnico y legal antes de que puedan ponerse en marcha.

Aunque el texto de conclusiones publicadas por el Consejo deja abiertas las sanciones contra Lukashenko, señalando que "la lista de personas objetivo se revisará constantemente" y que "de acuerdo con el enfoque gradual de la UE, la UE está dispuesta a tomar más medidas restrictivas, incluso contra entidades y funcionarios de alto rango, incluido Lukashenko", Josep Borrell, jefe de la diplomacia europea, ha asegurado que la decisión ya está tomada. "Los ministros han dado luz verde para preparar las medidas que incluyan a Lukashenko", ha asegurado el Alto Representante de la Unión para Política Exterior y de Seguridad en una rueda de prensa posterior a la reunión.

placeholder Josep Borrell charla con la ministra belga de Exteriores, Sophie Wilmès. (Reuters)
Josep Borrell charla con la ministra belga de Exteriores, Sophie Wilmès. (Reuters)

Era una idea que la presidencia alemana del Consejo había sugerido y que había estado circulando durante bastantes días por Bruselas, aunque por el momento solo como una hipótesis de trabajo, una bala que, por el momento, se guardaría para algo más adelante. Y como se esperaba, Heiko Maas, ministro de Exteriores alemán, ha llegado a la reunión de este lunes, la primera celebrada en las instalaciones de Luxemburgo desde el inicio de la pandemia, con la propuesta de incluir al líder bielorruso ya en un nuevo paquete de sanciones, algo que han apoyado el resto de sus colegas.

Los líderes europeos, que lograron alcanzar un acuerdo superando el veto de Chipre al ofrecerle a Nicosia una línea más dura contra Turquía por sus exploraciones petrolíferas y gasísticas en aguas chipriotas y griegas, decidieron dejar fuera de la lista original a Lukashenko con el objetivo de ofrecer a Minsk una ventana de oportunidad para sentarse a negociar con la oposición bielorrusa, que está siendo perseguida desde que el pasado 9 de agosto se celebraran unos comicios en los que Lukashenko se proclamó ganador con el 80% de los votos, un resultado no reconocido por la oposición, y tampoco por la Unión Europea. Las históricas protestas que se desencadenaron, así como la salida del país de importantes figuras de la oposición, han estado en el centro de atención de los socios europeos y del Servicio de Acción Exterior (SEAE) que dirige Borrell.

Foto: El alto representante de la UE, Josep Borrell, comparece ante el Parlamento Europeo. (EFE)

Las sanciones se traducen en una prohibición de viaje a la UE para Lukashenko, que gobierna Bielorrusia con mano de hierro desde el 1994, así como una congelación de sus activos en la Unión Europea. Además, los ministros han acordado reducir el montante de las ayudas que recibía Minsk de parte de los Veintisiete, y centrarse en vehicular mayores fondos de manera directa hacia la sociedad civil. El líder bielorruso ya se encontraba en una lista de sanciones de Estados Unidos y del Reino Unido.

"Las elecciones presidenciales del 9 de agosto no eran ni libres ni justas", señalan los ministros en las conclusiones aprobadas. "El proceso electoral no cumplió con la propia legislación de Bielorrusia y sus compromisos internacionales. Lukashenko carece de legitimidad democrática. El pueblo bielorruso claramente exige nuevas elecciones. En este contexto, la UE apoya los llamamientos legítimos a unas elecciones presidenciales nuevas, libres y justas", subraya el texto. Ahora es el momento de que las sanciones sigan por la vía técnica y legal antes de que se pongan en marcha.

placeholder Alexandr Lukashenko, líder bielorruso, contra el que la UE ha acordado sanciones. (EFE)
Alexandr Lukashenko, líder bielorruso, contra el que la UE ha acordado sanciones. (EFE)

Sanciones contra Moscú

Por otro lado los ministros también debatían una propuesta franco-alemana para imponer sanciones contra Rusia por el envenenamiento del líder opositor ruso Alexei Navalny con un agente de la familia del Novichok. Navalny, que ha sobrevivido, se ha recuperado en un hospital alemán. Desde hace ya una semana Maas lleva pidiendo que se tomen medidas contra el Kremlin si este no se implica en el esclarecimiento del caso. Berlín recibió el respaldo francés la semana pasada, lanzando un comunicado conjunto.

Los ministros han cerrado finalmente de manera unánime un acuerdo político para imponer sanciones por el uso de agentes químicos. Se incluirán en el marco de las sanciones por el uso de armas químicas, que ya se utilizó para el intento de envenenamiento de la familia Skripal en suelo británico. "Existe un compromiso internacional de eliminar armas químicas", ha asegurado Arancha González Laya, ministra de Asuntos Exteriores, en una rueda de prensa celebrada después de que finalizara el Consejo.

González Laya ha considerado "imprudente" opinar sobre la decisión alemana de no tomar medidas respecto al gasoducto Nord Stream 2, que conectará directamente el territorio ruso con el alemán, y que ha sido duramente criticado por los países del este de la Unión, así como por la administración americana, que ha llegado a amenazar con sanciones a Berlín si mantiene el proyecto.

Unión Europea Luxemburgo Pandemia Reino Unido Consejo Europeo
El redactor recomienda