algunas regiones han retrasado las aperturas

Desinfección general, misas y cafés: Italia intenta recuperar la normalidad

Italia permite abrir hoy casi todos los establecimientos, playas, restaurantes y peluquerías, y sus ciudadanos podrán moverse dentro de sus propias regiones y visitar a amigos y familiares

Foto: Lucca, Italia, hoy. (EFE)
Lucca, Italia, hoy. (EFE)

Bares, restaurantes, tiendas, peluquerías o autoescuelas... Italia hoy permite reabrir casi todos los establecimientos en el intento que, antes o después, todos los países deberán hacer para recuperar de nuevo la normalidad perdida durante la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

Desinfección general, misas y cafés: Italia intenta recuperar la normalidad

Tras someter locales, espacios públicos e incluso iglesias -especialmente la basílica de San Pedro- a una desinfección sin precedentes, este lunes Italia se ha puesto en marcha, a pesar de que según la asociación de comerciantes Confcommercio, sólo 7 de cada 10 tiendas volverán a abrir, pues muchas han cerrado por la crisis y en el caso concreto de los restaurantes no lo harán por cuestiones económicas o por no haber tenido tiempo para adecuarse a las normativas que se exigirán a partir de ahora.

Control de temperatura a la entrada de la tienda de Gucci en Roma. (EFE)
Control de temperatura a la entrada de la tienda de Gucci en Roma. (EFE)

Dos cifras guiarán los pasos de los ciudadanos en esta transición: el metro de distancia de seguridad que se tendrá que mantener en todos los lugares públicos, restaurantes y tiendas, y 37,5º, la temperatura máxima con la que se podrá salir a la calle. Obligatorio también llevar mascarilla, guantes y geles higiénicos para lavarse las manos.

Italia se ha levantado con las persianas de los locales a medio abrir y, sobre todo, con la novedad de los bares abiertos y con muchos de sus ciudadanos deseosos de cumplir uno de los rituales que más echaban de menos los italianos: beber el café en la barra o en la mesita de un bar antes de ir al trabajo.

"Es uno de los rituales que nos faltaba, otra casilla en el camino de la vuelta a la normalidad", decía una señora en Milán citada por la agencia italiana Ansa. "Por fin", suspira otro señor al salir de un bar cerca de la estación de Cadorna, principal nudo de transbordo del transporte pública en Milán, tras haber desayunado un 'cappuccino'.

Una tradición (y placer) que también ha cumplido el alcalde de Venecia, Luigi Brugnaro, que ha compartido una foto tomando el primer café en la barra y ha deseado una "buena reapertura a todos". "Será duro, pero no nos rendiremos", ha animado por Twitter.

Desinfección general, misas y cafés: Italia intenta recuperar la normalidad

Con la llegada de la normalidad, Italia también recupera las misas, que se han vuelto a oficiar hoy en todos los puntos del país con la obligatoriedad de que los curas lleven guantes y mascarillas. Uno de los momentos más simbólicos ha sido la que hoy ha oficiado el Papa en la basílica de San Pedro en el Vaticano, que ha reabierto sus puertas tras estar dos meses cerrada al público. Esta mañana, en la plaza de San Pedro los fieles hacían cola (ordenada) para poder asisitir a ella.

Para muchos, al igual que pasó en España, una de las prioridades del reinicio de las actividades está muy clara: la reapertura de las peluquerías. Por eso, cortarse el pelo ha sido lo primero que ha hecho esta mañana Giorgio Gori, el alcalde de Bérgamo, ciudada tristemente conocida ahora por ser uno de los focos más letales de la pandemia en Italia.

En ciudades como Roma, en previsión del movimiento ciudadano, también se ha empezado a adaptar la infraestructura urbana para las nuevas circunstancias. Tal y como anunciaba la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, se han construido carriles bici en varias zonas de la ciudad, y en lugares como mercados se han dibujado señales para ayudar a los ciudadanos a mantener las distancias de seguridad entre ellos.

Aunque el país ha empezado ya a ponerse en marcha, aún quedan muchas cosas por hacer: el 25 de mayo se abrirán gimnasios, centros deportivos y piscinas y desde el 15 de junio, teatros y cines. Por el momento, además, algunas regiones como Lombardía, Piamonte y Campania han retrasado las aperturas de restaurantes para permitir a los propietarios adecuarse a las medidas requeridas.

"Aprender de nuevo a caminar"

"Volver a la normalidad es un poco como aprender de nuevo a caminar. El Estado cuenta con estar ahí para retirar y superar los obstáculos. Un paso cada vez, con prudencia y atención, de forma que se evite caer y volver atrás", ha escrito el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, que se ha mostrado convencido de que "Italia volverá a correr".

En una una carta en el diario 'Leggo', Conte ha ha asegurado que su gabinete "trabaja día y noche" y que "no está sordo ante las numerosas dificultades que están viviendo los ciudadanos", las cuales, ha asegurado, afrontará "una a una, asumiendo su responsabilidad".

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios