El brexit tendrá un gran impacto en España

UK duda de que las pymes españolas estén preparadas para un Brexit por las bravas

El ministro británico del Brexit', Stephen Barclay, ha advertido que las empresas españolas "no están preparadas" para la salida del Reino Unido de la UE

Foto: El ministro británico para el Brexit, Stephen Barclay, este jueves en Madrid. (EFE)
El ministro británico para el Brexit, Stephen Barclay, este jueves en Madrid. (EFE)

Una salida del Reino Unido de la Unión Europea por las bravas podría afectar gravemente a las pequeñas y medianas empresas españolas y europeas, según el Gobierno británico. El ministro para la Salida de la Unión Europea -conocido popularmente como 'ministro del Brexit'- Stephen Barclay, duda de que las pymes españolas "estén preparadas" para la eventual salida del Reino Unido del bloque comunitario el próximo 31 de octubre, como pretende el Ejecutivo de Boris Johnson.

Un impacto en las pymes pondría en riesgo a todo el tejido económico español. En nuestro país hay 1,3 millones de empresas con menos de 250 asalariados que generan el 74% del empleo y el 65% del PIB, según un informe de la Confederación Española de Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme).

"La Comisión Europea ha dicho que la UE está totalmente preparada... Bueno, la verdad es que hay una diferencia entre tener legislación en vigor y estar realmente preparada", ha sostenido este jueves durante una breve visita a España parte de su gira por Europa antes de continuar las negociaciones con el equipo de la Comisión Europea, dirigido por Michel Barnier. "Dudo que las pequeñas y medianas empresas españolas estén preparadas para una salida sin acuerdo", ha aseverado.

"Si no hay un acuerdo con la UE, la economía española acusaría el impacto", ha asegurado Barclay, quien ha insistido en la disposición del Gobierno británico a la firma de un acuerdo "sin la salvaguarda irlandesa", el único gran escollo para un acuerdo de salida entre Gran Bretaña y la UE que consuma un divorcio por las buenas el 31 de octubre.

La UE está haciendo que sea más difícil -la decisión sobre la frontera irlandesa- que el propio acuerdo de salida

Según los papeles de la Operación Yellowhammer (escribano cerillo, en español), que esbozan los escenarios que maneja el Gobierno británico en caso de un Brexit "duro", el puerto de Dover-Calais registraría bloqueos de hasta dos días, una eventualidad que "no sólo afectaría al Reino Unido", sino también a productos españoles como "lechugas, pepinos, y otros productos agrícolas".

"Los retrasos en el Puerto de Calais también se sentirán en Irlanda y en los negocios españoles. Puede producir estragos en la economía", ha advertido.

La salida del Reino Unido de la UE también podría significar, según ha advertido el ministro británico para el Brexit, la pérdida del estatus protegido por denominación de origen de muchos productos europeos y españoles, como "el queso manchego, el cava o el jerez", que "van a tener que hacer frente a la competencia" en el mercado británico.

Defender a los productores británicos

Las declaraciones de Barclay se enmarcan en la narrativa de Londres por la que, si bien Reino Unido vería afectado su comercio y economía tras la salida del bloque comunitario, los países europeos también sentirán el impacto. "No está en el interés de los españoles el que no haya una negociación constructiva" ha comentado.

Tras la salida de la UE, el Gobierno británico "obviamente tiene que proteger a los productores nacionales", ha aseverado Barclay, con medidas que incluirán una serie de aranceles a productos provenientes de países de la Unión Europea. El mandatario ha defendido estas medidas en respuesta a que "los productores británicos también van a tener que pagar aranceles que les imponga la UE".

Según ha adelantado Londres, estas medidas incluirán aranceles de hasta el 25% en un 13% de los productos que importa Gran Bretaña, entre ellos muchos españoles, la mayoría del sector agrícola y ganadero. Entre los productos incluidos en ese 13%, según el Gobierno británico, estarían la carne de vaca, de cordero, de cerdo, de aves de corral, los plátanos, el azúcar de caña, algunos tipos de pescado, los vehículos terminados, cerámicas, fertilizantes, bioetanol, etc.

El 7,2% de las exportaciones españolas (unos 19.000 millones) tienen como destino Reino Unido, mientras que el 4% de las importaciones españolas (unos 11.400 millones) proceden de este país, según datos de la CEOE.

Pero el Brexit sin acuerdo no solo afectaría a las empresas, sino también a los más de 200.000 españoles que residen en el Reino Unido y muy especialmente a los cerca de 10.000 trabajadores españoles en Gibraltar, según los últimos datos del Gobierno del Peñón. Barclay ha asegurado un periodo de transición hasta al menos hasta diciembre de 2020, durante el que "sus derechos serán garantizados".

Retrasar el 'backstop' hasta 2020

El ejecutivo de Boris Johnson apenas cuenta con 42 días para alcanzar un acuerdo de salida con la UE, "poco tiempo", según Barclay, pero "suficiente para conseguir un acuerdo". Un acuerdo que "tenga en cuenta la realidad política en el Reino Unido", ya que debe ser aceptado por los parlamentarios de la Cámara británica, actualmente en plena rebelión contra Johnson y sus planes de un Brexit "a toda costa" el próximo 31 de octubre.

La UE "está haciendo que sea más difícil -la decisión sobre la frontera irlandesa- que el propio acuerdo de salida", ha insistido Barclay, quien sostiene que el acuerdo ya podría haberse firmado sin el empecinamiento y "falta de creatividad" de la Comisión Europea en torno a la frontera entre las dos irlandas.

Y para poder solventarlo, Barclay incluso ha puesto sobre la mesa la opción de retrasar la decisión final sobre qué hacer con la frontera entre las dos Irlandas hasta diciembre de 2020, cuando concluiría el periodo de adaptación tras la salida británica del bloque. "Por qué arriesgarnos cristalizando algo ahora para noviembre cuando podemos trabajar juntos en este tema hasta diciembre 2020".

"La UE sigue insistiendo en algo que el Gobierno británico no puede cumplir y que el Parlamento británico no ha aprobado", por lo que, al menos por el momento, la decisión podría trasladarse hasta diciembre, cuando se acordarían "medidas alternativas" a un 'backstop'. Unas medidas sobre las que, sin embargo, no ha entrado en detalles sobre cómo podrían al mismo tiempo evitar una frontera 'dura' entre Irlanda e Irlanda del Norte -que contradeciría los acuerdos del Viernes Santo- y que Reino Unido o Irlanda del Norte sigan en una suerte de unión aduanera con la UE.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios