relativas a la seguridad de la navegación

La Guardia Costera de Italia inmoviliza el Open Arms a causa de "anomalías graves"

"Anomalías graves relativas a la seguridad de la navegación, sobre la normativa en materia de protección marina y al entrenamiento de la tripulación con procedimientos de emergencia"

Foto: Embarcación de la Guardia Costera. (EFE)
Embarcación de la Guardia Costera. (EFE)

La Guardia Costera italiana ha informado este jueves de que los exámenes realizados al Open Arms en el puerto siciliano de Porto Empedocle han detectado "anomalías graves" que justifican la inmovilización "inmediata" del barco, sobre el que también pesa una orden de secuestro dictada por la Fiscalía. El barco no podrá salir del puerto de Porto Empedocle, donde se encuentra, "hasta que se hayan corregido las irregularidades técnicas y operativas detectadas durante la inspección".

Efectivos de la Guardia Costera han inspeccionado este jueves el Open Arms, que el martes pudo atracar en Lampedusa gracias a una medida de urgencia del fiscal y en contra del criterio del ministro del Interior, Matteo Salvini, que impide cualquier desembarco de migrantes y refugiados rescatados por las ONG.

Los análisis realizados en las últimas horas habrían detectado "una serie de anomalías graves relativas a la seguridad de la navegación, al respeto de la normativa en materia de protección del ámbito marino y al entrenamiento y familiaridad de la tripulación con los procedimientos de emergencia", según la Guardia Costera.

Dichas anomalías implican "el inmediato cierre administrativo" del barco, a la espera al menos de que se subsanen "las irregularidades técnicas y operativas" detectadas durante la inspección, reza el comunicado.

La Guardia Costera de Italia inmoviliza el Open Arms a causa de "anomalías graves"

El fiscal de Agrigento, Luigi Patronaggio, también ha solicitado este jueves al juez de instrucción de esta ciudad siciliana que confirme el secuestro preventivo del Open Arms, que desde la víspera se encuentra en Porto Empedocle tras desembarcar el martes en Lampedusa a los 83 migrantes que tenía a bordo.

Subsanará las anomalías y volverá a zarpar

Por su parte, Open Arms ha asegurado que subsanará las anomalías detectadas por la Guardia Costera italiana y que zarpará "para continuar" con su "misión de proteger vidas en el mar" después de que concluyan las diligencias de la Fiscalía de Agrigento.

A través de un comunicado, al que ha tenido acceso Europa Press, la ONG catalana ha explicado que el buque "tiene vigentes y en regla todos los certificados requeridos por la Marina mercante española así como renovados todos los certificados anuales desde el pasado mes de mayo".

En este sentido, Open Arms ha señalado que las anomalías "se limitan a los separadores de agua-aceite", y que serán "subsanadas a la mayor brevedad posible en el puerto de Empedocle, mientras siga atracado allí".

Desde la ONG han apuntado que los guardacostas italianos han instado a la tripulación a realizar unos ejercicios de seguridad a bordo. "La extrema dureza a la que los tripulantes se han sometido en las últimas semanas ha tenido como resultado que los simulacros no obtuvieran el nivel requerido", han explicado.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios