para poner fin al bloqueo actual

Tusk apunta a que no se extenderá el Brexit sin otro referéndum o elecciones en UK

El presidente del Consejo Europeo pide a las capitales estar abiertas a una transición larga si el Reino Unido abandona su actual posición de estancamiento en el proceso de salida de la UE

Foto: Donald Tusk, el pasado 5 de marzo en Bruselas. (EFE)
Donald Tusk, el pasado 5 de marzo en Bruselas. (EFE)

Desde hace días todos tienen claro en qué escenario sería inevitable dar al Reino Unido una transición larga: en el caso de que se convoque un segundo referéndum o unas elecciones generales que puedan cambiar el signo del Brexit. Es prácticamente el único caso en el que se considera esa posibilidad. En las capitales no hay ninguna voluntad ni apetito por alargar esta agonía si no lleva a ningún sitio.

Lo que hasta ahora era un tema de conversación en los pasillos de la capital comunitaria este jueves lo ha hecho público y notorio Donald Tusk, presidente del Consejo. El polaco ha desvelado en Twitter que durante su tradicional ronda de contactos previa al Consejo Europeo que se celebrará el próximo 21 y 22 de marzo, ha pedido a las capitales a “estar abiertas a una extensión larga si el Reino Unido considera necesario repensar su estrategia del Brexit y construir un consenso alrededor de ella”.

En otras palabras: la UE podría dar a Londres un tiempo de gracia más largo solo en el caso de que comience el proceso para celebrar un segundo referéndum sobre el Brexit, una opción que May ha descartado siempre, o la convocatoria de unas nuevas elecciones que pueda llevar a que cambien las prioridades del próximo Gobierno en lo que respecta a la salida de la UE.

Fuentes europeas se referían a este escenario como una “crisis política” que obligara a la UE a dar algo más de tiempo. Después han llegado dos derrotas del Gobierno, el martes cuando Westminster rechazó otra vez el acuerdo del Brexit, y el miércoles cuando también salió derrotado en una sesión parlamentaria delirante.

La primera ministra británica Theresa May este miércoles en el Parlamento. (Reuters)
La primera ministra británica Theresa May este miércoles en el Parlamento. (Reuters)

Contactos previos

Tusk mantiene contactos con las capitales de cara al Consejo Europeo de la semana que viene que reunirá a los líderes de los Veintisiete, y también a May, en la capital comunitaria. Estaba previsto que fuera el último encuentro con presencia británica, pero ahora eso comienza a estar en duda.

Lo que está previsto es que el Reino Unido decida en el último momento si quiere una prórroga o no, y que sean los líderes de la UE los que debatan si lo permiten o no, bajo qué condiciones y por cuánto tiempo. Tusk intenta mantener la calma en unas capitales ya hastiadas con las negociaciones del Brexit.

Por lo pronto en las reuniones diplomáticas celebradas estos últimos días las visiones son muy dispares y no hay unanimidad sobre qué hacer en cada caso. Y eso es importante porque la UE debe aprobar por unanimidad la petición de prórroga.

Lo que tiene muy claro Bruselas es que no va a dar más tiempo al Reino Unido para que vuelva a pedir renegociar elementos que ya no son discutibles para Bruselas, como es volver a pedir que se revise el 'backstop'. Si pide una ampliación y quiere tener éxito se verá obligado a justificarlo bien.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios