Es noticia
Menú
La UE pide calma entre Kosovo y Serbia: "No podemos permitirnos otro estallido de violencia"
  1. Mundo
la crisis de las matrículas

La UE pide calma entre Kosovo y Serbia: "No podemos permitirnos otro estallido de violencia"

La tensión entre Belgrado y Pristina ha aumentado en los últimos días debido a los cambios de plazo en el ultimátum que ha dado a los serbokosovares para que cambien sus matrículas serbias por otras de kosovares

Foto: Una pancarta en Mitrovica el 6 de noviembre donde se lee "Esto es Serbia", en protesta por las matrículas. (EFE/Djordje Savic)
Una pancarta en Mitrovica el 6 de noviembre donde se lee "Esto es Serbia", en protesta por las matrículas. (EFE/Djordje Savic)

La Comisión Europea pidió este lunes a Serbia y Kosovo que rebajen la tensión de los últimos días porque la UE y la región de los Balcanes "no pueden permitirse" un estallido de la violencia.

El portavoz de Exteriores del Ejecutivo comunitario, Peter Stano, dijo que la guerra de Rusia contra Ucrania demuestra "que las consecuencias no se limitan solo a esos dos países", sino que "afectan a cualquiera en el mundo".

"Si tenemos otro foco en suelo europeo entre Kosovo y Serbia porque la escalada continúa, nadie puede prevenir un estallido de incidentes que conduzcan a la violencia", añadió Stano y afirmó que eso "es algo que la UE no puede permitirse. Serbia y Kosovo no pueden permitírselo, la región no puede permitírselo".

Foto: Un control de policía en Kupce, Kosovo. Fatos Bytyci  / REUTERS

La tensión entre Belgrado y Pristina ha aumentado en los últimos días, después de que el Gobierno de Kosovo decidiese ampliar solo hasta el 21 de noviembre el ultimátum que ha dado a los serbokosovares para que cambien sus matrículas serbias por otras kosovares, en vez de los diez meses que pide Bruselas.

A partir del 21 de noviembre y por dos meses, la posesión de matrículas serbias en Kosovo será penada con multas, y entre el 21 de enero y el 21 de abril se permitirá el uso de placas temporales, con lo que el uso obligatorio de matrículas oficiales de Kosovo para los serbokosovares se atrasa hasta el 22 de abril.

Esa decisión llevó a los representantes de los serbios del norte de Kosovo en las instituciones del país a dimitir el sábado de todos sus cargos públicos, pues consideran que Pristina incumple el derecho internacional.

Foto: La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen (EFE)

Tras esa decisión, el alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, dijo que "no es una solución a las actuales disputas" y afirmó que esa acción "tiene el potencial de aumentar las tensiones en el terreno", por lo que pidió a Serbia y Kosovo que se "abstengan de cualquier acción unilateral".

Borrell instó también a Pristina a crear la asociación de municipios serbios en el norte del país, tal como ha acordado con Belgrado como una de las medidas para mejorar la relación entre ambos desde que Kosovo se independizase de Serbia de forma unilateral en 2008.

La Comisión Europea pidió este lunes a Serbia y Kosovo que rebajen la tensión de los últimos días porque la UE y la región de los Balcanes "no pueden permitirse" un estallido de la violencia.

Serbia Ucrania Josep Borrell Unión Europea