Es noticia
Menú
Los Balcanes explotan contra una UE volcada con Ucrania: reunión “histórica en lo negativo”
  1. Mundo
  2. Europa
Los balcánicos critican la cumbre

Los Balcanes explotan contra una UE volcada con Ucrania: reunión “histórica en lo negativo”

Los Veintisiete han avanzado muy rápido para ofrecer a Ucrania y Moldavia el estatus de países candidatos a ingresar en la UE, mientras en los Balcanes algunos socios se impacientan

Foto: El presidente de Albania, Edi Rama (i), Macedonia, Dimitar Kovacevski (c), y Serbia, Aleksandar Vucic, durante una rueda de prensa esta mañana en Bruselas. (Reuters/Johanna Geron)
El presidente de Albania, Edi Rama (i), Macedonia, Dimitar Kovacevski (c), y Serbia, Aleksandar Vucic, durante una rueda de prensa esta mañana en Bruselas. (Reuters/Johanna Geron)

Los Balcanes Occidentales han reclamado este jueves progresos tangibles en su camino hacia la Unión Europea en una cumbre con los líderes de los Veintisiete, que tienen todas sus energías centradas en acordar el estatus de país candidato a Ucrania y Moldavia. Mientras que la Unión se ha movido a una velocidad sin precedentes para ofrecer a Kiev una victoria moral en su guerra para librarse de la invasión de Rusia, Macedonia del Norte y Albania siguen esperando a que se abran sus negociaciones desde marzo de 2020. Los líderes de los Balcanes han criticado la cumbre como "histórica en lo negativo", en contraposición con los calificativos de la "histórica" decisión respecto a Ucrania. Este jueves era el momento de gloria para los líderes europeos por arropar a Ucrania, pero ha acabado bajo la sombra de una bronca importante tanto dentro como fuera de la reunión por parte de los líderes balcánicos.

Ni Kiev ni Chisináu entrarán pronto en el club comunitario y tendrán que hacer reformas muy importantes para avanzar hacia el bloque. Pero la velocidad con la que se ha gestionado y la voluntad política que todos los actores han puesto en ello ha generado cierto desasosiego en los socios balcánicos que esperan progresos. "Déjenme expresar mi profunda pena por la Unión Europea, lo siento por ellos", ha explicado Edi Rama, primer ministro de Albania, en una rueda de prensa posterior al encuentro, que ha ejercido de portavoz de los líderes balcánicos, con un tono duro y agrio, que ha alejado cualquier idea de optimismo respecto al resultado de la cumbre.

De hecho, el bloqueo de la situación de Skopje y Tirana ha estado a punto de hacer descarrilar la cumbre, con los líderes de ambos países, así como el primer ministro de Serbia, amenazando con no acudir a Bruselas hasta el último momento. Tras muchos años de espera e incluso pasar por un cambio de nombre en el caso macedonio para levantar el veto griego, ambos países ven bloqueado ahora el inicio de las negociaciones por la negativa de Bulgaria, que, tras haber sido una de las principales impulsoras de la ampliación hacia los Balcanes, ha pasado al veto por una disputa histórica con Macedonia del Norte, a la que le exige cambios en la constitución. Tampoco ha habido progresos para Bosnia y Herzegovina o para Kosovo.

Foto: Una protesta contra las medidas por el coronavirus en Múnich. (Reuters/Lukas Barth)

Este jueves por la tarde, tras finalizar el encuentro con los Balcanes, los jefes de Estado y de Gobierno tenían que abordar el estatus de candidato para Ucrania y Moldavia y el de potencial candidato para Georgia. Aunque se preveía que pudiera ser una discusión divisiva, con varios líderes todavía escépticos sobre dar este paso, el viaje realizado a Kiev por Olaf Scholz, canciller austriaco, y Emmanuel Macron, presidente francés, dos de los que más resistencias presentaban, ha acabado por desbloquear la cuestión y, a pocas horas del inicio de la cumbre, todas las fuentes diplomáticas consultadas son muy optimistas. En todo caso, los jefes de Estado y de Gobierno han cambiado el orden de la agenda para seguir el encuentro discutiendo sobre la situación de los Balcanes, después de que la reunión de este jueves por la mañana la reunión se haya alargado mucho más de lo previsto por el enfado de los líderes de Albania, Macedonia del Norte y Serbia. "Es justo tomárselo en serio", ha explicado una fuente diplomática.

Desafección balcánica

Los países balcánicos han llegado a la cumbre de Bruselas sin esperanzas y con un discurso bastante áspero, que comenzó hace días. “Prefiero no esperar buenas noticias. Hoy es un nuevo día en Europa, pero no en Bulgaria”, ha explicado este jueves por la mañana Rama haciendo referencia al veto búlgaro. La presidencia francesa ha trabajado en las últimas semanas y días con Sofía con el objetivo de garantizar un desbloqueo por parte de Bulgaria, a pesar de que la situación política en el país es muy inestable: este miércoles por la tarde el Gobierno perdía una moción de censura que acerca unas nuevas elecciones en los próximos meses.

En todo caso, París también ha cerrado un acuerdo con la oposición para que Sofía pueda desbloquear la situación, aunque eso no ha ocurrido a tiempo para esta cumbre. “La cuestión es cuándo ocurrirá”, explica una fuente europea. El Gobierno bulgaria ha anunciado que se celebrará una votación en los próximos días para intentar desbloquear la cuestión. Pero para Macedonia del Norte la solución que ahora impulsa París no es aceptable.

“Necesitamos una voz clara de la UE y un mensaje unido para los Balcanes”

En el Consejo Europeo celebrado en Feira en el 2000, los socios europeos ya se refirieron a todos los Balcanes Occidentales como “potenciales candidatos”, algo que confirmaron en la cumbre de Salónica del año 2003. Desde entonces, salvando a aquellos países que ya tenían abiertas negociaciones, como por ejemplo Rumanía y Bulgaria, el único que ha pasado a formar parte de la Unión Europea ha sido Croacia. Serbia, Montenegro, Albania y Macedonia del Norte son solamente candidatos a ingresar, con los dos primeros con negociaciones abiertas.

Un caso distinto es el de Bosnia y Herzegovina, que no ha avanzado en los últimos 22 años y que se mantiene todavía como “potencial candidato”, un estatus que solamente comparte con Kosovo, un territorio que declaró unilateralmente la independencia de Serbia en el 2008. Algunos socios europeos, como Croacia y Eslovenia, han pedido antes de esta reunión que la Unión ofrezca a Sarajevo el estatus de candidato para evitar la desafección en una sociedad civil que apoya la integración europea, a pesar de que la clase política no haya avanzado en las 14 condiciones que la Comisión Europea les impuso en 2019.

Foto: Protesta contra el presidente Aleksandar Vucic en Belgrado en 2019. (Reuters)

Los Balcanes son una región crucial para la Unión, y no se trata de una zona periférica y remota con pocas conexiones con el club. Desde el punto de vista social, económico, histórico y geográfico, los Balcanes se encuentran en el corazón de Europa, y todos los socios son conscientes de ello. Por eso, la política de adhesión en la zona tiene el objetivo de estabilizar y de dar a estos países la aspiración de formar parte de la UE. “Necesitamos una voz clara de la UE y un mensaje unido para los Balcanes”, ha exigido Vjosa Osmani, presidenta de Kosovo. Está previsto que las conclusiones que aprueben los jefes de Estado y de Gobierno incluyan guiños y un impulso a las aspiraciones europeas de la región para intentar luchar contra la desafección que han mostrado los líderes balcánicos.

Serbia es un socio especialmente delicado, con fuertes tendencias prorrusas y que ha tensado sus relaciones con Bruselas desde el inicio de la guerra en Ucrania, al evitar aplicar sanciones contra Moscú. Los candidatos tienen que alinearse también con la política exterior de la UE, y Belgrado intenta jugar sus cartas, manteniendo un delicado y difícil equilibrio entre sus lazos con Rusia y la aspiración a entrar en la UE. Aleksandar Vucic, primer ministro serbio, se sumaba a las voces poco optimistas en esta reunión.Si pasa algo, bien; si no, no pasa nada”, ha señalado. "No dejen que la UE se convierta como los doctores de la Iglesia, debatiendo sobre el sexo de los ángeles mientras caían los muros de Constantinopla", ha criticado por su parte Rama.

Los Balcanes Occidentales han reclamado este jueves progresos tangibles en su camino hacia la Unión Europea en una cumbre con los líderes de los Veintisiete, que tienen todas sus energías centradas en acordar el estatus de país candidato a Ucrania y Moldavia. Mientras que la Unión se ha movido a una velocidad sin precedentes para ofrecer a Kiev una victoria moral en su guerra para librarse de la invasión de Rusia, Macedonia del Norte y Albania siguen esperando a que se abran sus negociaciones desde marzo de 2020. Los líderes de los Balcanes han criticado la cumbre como "histórica en lo negativo", en contraposición con los calificativos de la "histórica" decisión respecto a Ucrania. Este jueves era el momento de gloria para los líderes europeos por arropar a Ucrania, pero ha acabado bajo la sombra de una bronca importante tanto dentro como fuera de la reunión por parte de los líderes balcánicos.

Conflicto de Ucrania Ucrania Unión Europea Comisión Europea Política exterior Albania Georgia Croacia Eslovenia Montenegro