Es noticia
Menú
Rusia, China o el 'flanco sur'… ¿Necesita la UE un ejército que garantice su autonomía defensiva?
  1. Mundo
FORO EL CONFIDENCIAL-PARLAMENTO EUROPEO

Rusia, China o el 'flanco sur'… ¿Necesita la UE un ejército que garantice su autonomía defensiva?

El Tratado de Maastricht establece que la política común de seguridad y defensa debe estar alineada con la OTAN. Sin embargo, el conflicto en Ucrania ha despertado el viejo debate sobre la necesidad de contar con unas fuerzas armadas europeas

Foto: Ignacio Fuente Cobo, coronel y analista en el Instituto Español de Estudios Estratégicos, durante su intervención.
Ignacio Fuente Cobo, coronel y analista en el Instituto Español de Estudios Estratégicos, durante su intervención.

La denominada Brújula Estratégica europea es el término que se utiliza en el marco del Consejo de Europa para hablar sobre seguridad y defensa, temas que han cobrado una especial importancia con el retorno de la guerra al Viejo Continente. Ante este escenario de incertidumbre geopolítica, los Veintisiete han comenzado a discutir la posibilidad de crear un ejército propio que permita adquirir autonomía con relación a la OTAN. Por el momento, las diferentes posturas, tanto de los Estados miembros como de las distintas familias políticas europeas, garantizan que el debate será intenso. En paralelo y con un papel central en el asunto, las fuerzas armadas analizan la coyuntura internacional justo antes de la celebración de la cumbre de la OTAN en Madrid.

Para abordar las claves del futuro europeo y conocer las impresiones de los principales actores implicados, El Confidencial y el Parlamento Europeo organizaron el evento ‘Cómo construir la Europa de la Defensa’, en el que participaron Patricia Ortega, general de división y secretaria general del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA); Ignacio Fuente Cobo, coronel y analista en el Instituto Español de Estudios Estratégicos; Antonio López-Istúriz, eurodiputado del Grupo del Partido Popular Europeo (PPE); Ibán García del Blanco, eurodiputado del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (S&D), y Manuel Pineda, eurodiputado del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica (GUE-NGL).

Tras la bienvenida de María Andrés, directora de la Oficina del Parlamento Europeo en Madrid, quien estuvo acompañada por Nacho Cardero, director de El Confidencial, fue el turno para la intervención de Patricia Ortega. La general de división repasó la evolución y modernización de las fuerzas armadas españolas y analizó el papel de la mujer en el Ejército actual. Asimismo, como secretaria general del INTA, destacó cómo las tecnologías disruptivas están ganando cada vez más protagonismo en el terreno militar.

Foto: Patricia Ortega, durante su intervención en el foro 'Cómo construir la Europa de la Defensa'.

Después de su compañera, el coronel Ignacio Fuente Cobo expuso con detalle cuál es la situación geoestratégica de la Unión Europea. Comenzó recordando que “la guerra ha llegado con toda su intensidad a Europa”, aunque el analista no solo llamó la atención sobre Rusia, sino también centró su conferencia en China, el ‘flanco sur’ y el rol de la OTAN. Respecto a la evolución del conflicto en Ucrania, Fuente Cobo matizó que “pese a que Rusia ha cometido grandes errores, no hay espacio para ser demasiado optimistas, porque sus tropas continúan avanzando en el Donbás y, además, están aprendiendo tanto de sus equivocaciones como de la propia experiencia bélica”. Ante este contexto, el experto militar concretó que la OTAN ha ido aumentando su despliegue en la zona “hasta los 40.000 soldados”, a los que hay que sumar “otros 150.000 efectivos procedentes de los ejércitos de países limítrofes”. Con todo, la Alianza considera que “todavía es insuficiente”, confirmó.

Bajo su perspectiva, una de las cuestiones más relevantes que se debatirán en la cumbre de Madrid es “cómo definir a China”. En este sentido, el coronel adelantó que “cuando concluya el conflicto en el este de Europa, Estados Unidos pasará la factura y solicitará a la UE su apoyo en las cuestiones de Asia-Pacífico”. En este aspecto, hay diferencia de opiniones a ambos lados del Atlántico, ya que “la UE prefiere no enfrentarse a China, sino integrarla en el orden internacional”. En cuanto a la posición del gigante asiático, Fuente Cobo explicó que es, hasta cierto punto, “revisionista” porque “está resentido con las humillaciones del pasado y, a la vez, cree que su modelo político, económico y social funciona mejor que el occidental, tal y como han dejado patente con la gestión de la crisis sanitaria”.

"Cuando concluya el conflicto de Ucrania, EEUU pasará la factura y solicitará a la UE su apoyo en las cuestiones de Asia-Pacífico"

Finalmente, en referencia a la inestabilidad en África, el analista admitió que “la OTAN parece que no tiene mucho interés en actuar en el ‘flanco sur’, máxime después de las experiencias poco satisfactorias de Libia y Afganistán”. El coronel puso el ejemplo de lo ocurrido después de la caída de Muamar el Gadafi: “El vacío de influencia que ha quedado en Libia tras la intervención de 2011 ha sido ocupado por otras potencias como Turquía o la propia Rusia” y recordó que se trata de un área que es “nuestra propia vecindad”. “Algo parecido ha ocurrido en el Sahel —continuó—, donde la actuación francesa en Malí contra el terrorismo no ha tenido resultados positivos y, de hecho, la amenaza yihadista se ha extendido a otros países como Burkina Faso y se ha ramificado bajo el patrocinio de Al Qaeda y el Estado Islámico”, advirtió.

¿Qué opinan las familias políticas europeas?

A continuación, tuvo lugar una mesa redonda en la que participaron tres eurodiputados españoles de la Subcomisión de Defensa del Parlamento Europeo. El primero en plantear el punto de vista de la familia política que representa fue Antonio López-Istúriz, quien indicó que, según su opinión, “en Europa vivimos en nuestra burbuja de bienestar y este modelo de vida está rodeado de guerras y sufrimiento”. Por esta razón, “debemos estar prevenidos para no terminar viviendo en un sistema que no nos guste”, enfatizó. El representante del Partido Popular Europeo también apuntó que “necesitamos una protección complementaria a la OTAN para que si, por ejemplo, la Alianza Atlántica no reconoce como un riesgo al Sahel, la UE sí lo pueda hacer”. En esta línea, aseguró que, “por primera vez, todo indica que la sociedad está interiorizando esta necesidad de invertir en defensa”.

Por su parte, Ibán García del Blanco especificó que “la única salida para la UE es que todos los Estados miembros vayan de la mano en materia de seguridad, no solo militar, sino en temas fundamentales como la alimentación, la sanidad o la cadena de distribución”. Sobre esta “autonomía estratégica”, el eurodiputado progresista incidió en que “nos permitiría tener voz propia cuando no estemos de acuerdo con Estados Unidos” y puso el ejemplo de la relación con China. En lo que se refiere a la organización atlántica, comentó que “parece que a Vladímir Putin le interese que exista la OTAN para que Europa no sea lo suficientemente fuerte e independiente”.

placeholder De izquierda a derecha: Manuel Pineda, Ibán García del Blanco y Antonio López-Istúriz.
De izquierda a derecha: Manuel Pineda, Ibán García del Blanco y Antonio López-Istúriz.

[GALERÍA | Pinche aquí para ver la galería completa del evento]

El contrapunto vino de la mano de Manuel Pineda, quien remarcó que “algunos grupos del Parlamento Europeo no hemos apoyado esta resolución que apuesta por la guerra en lugar de la diplomacia”, y aclaró que “pese a que condenamos el ataque con rotundidad y detestamos a Putin, quien ha resucitado a la OTAN, sí reconocemos que en Ucrania no existía una democracia ejemplar, sino todo lo contrario”. “Hay que recordar que el régimen actual viene de un golpe de Estado impulsado por Occidente”, recalcó el representante de la izquierda europea.

Retomando el debate sobre un hipotético ejército europeo, Antonio López-Istúriz reconoció que “la UE lleva muchos años invirtiendo en cooperación para aportar estabilidad a unos terceros países que continúan en conflicto de forma permanente. De hecho —precisó—, en numerosas ocasiones, este dinero europeo acaba en las manos equivocadas. Una fuerza propia garantizaría que la inversión en cooperación llegue correctamente a su destino”. Al mismo tiempo, el eurodiputado subrayó que “la bandera de la UE es mejor recibida en estos países que las de España, Italia o Francia por separado, ya que estas tienen connotaciones negativas históricas, mientras que los Veintisiete representan la democracia y los derechos humanos”.

"La diplomacia debe ser siempre la herramienta principal, aunque hay que estar preparados por si esta falla, como ha ocurrido en Ucrania"

Ibán García del Blanco coincidió con su compañero respecto a la imagen exterior de la UE: “Nuestros valores se proyectan al exterior y por eso creemos que la diplomacia debe ser siempre la herramienta principal, aunque hay que estar preparados por si esta falla. Hemos visto cómo el diálogo ha fracasado en Ucrania”. Continuando con su análisis de las consecuencias del conflicto, resaltó que “las crisis que se derivan no deben recaer sobre los ciudadanos y, para lograrlo, los gobiernos de los diferentes Estados miembros han de establecer garantías”. El eurodiputado socialista puso el ejemplo del “plan anticrisis español, recientemente aprobado en Consejo de Ministros”.

Este último aspecto también preocupó al representante de GUE-NGL: “Las sanciones a Rusia no las paga Putin, las pagamos los ciudadanos, mientras EEUU se aprovecha de la crisis energética, alimentaria y de materiales para venderlo todo al precio que más le conviene”. Manuel Pineda protestó porque, desde su punto de vista, “la OTAN no es solo una organización defensiva”, sino que “de la cumbre de Madrid nacerá una Guerra Fría 2.0”. En este sentido, reivindicó que “el único organismo al que le corresponde imponer sanciones es la ONU”, y para concluir resumió la posición de la familia política que representa en el Parlamento Europeo: “Apostamos firmemente por una relación de fraternidad entre los pueblos como única solución y nunca defenderemos el conflicto y el empleo de la fuerza”.

La denominada Brújula Estratégica europea es el término que se utiliza en el marco del Consejo de Europa para hablar sobre seguridad y defensa, temas que han cobrado una especial importancia con el retorno de la guerra al Viejo Continente. Ante este escenario de incertidumbre geopolítica, los Veintisiete han comenzado a discutir la posibilidad de crear un ejército propio que permita adquirir autonomía con relación a la OTAN. Por el momento, las diferentes posturas, tanto de los Estados miembros como de las distintas familias políticas europeas, garantizan que el debate será intenso. En paralelo y con un papel central en el asunto, las fuerzas armadas analizan la coyuntura internacional justo antes de la celebración de la cumbre de la OTAN en Madrid.

Eventos EC Parlamento Europeo OTAN Unión Europea
El redactor recomienda