Es noticia
Menú
Los choques entre milicias obligan al primer ministro paralelo libio a abandonar Trípoli
  1. Mundo
repunte de la crisis política en el país

Los choques entre milicias obligan al primer ministro paralelo libio a abandonar Trípoli

Los combates se han detenido después de que Bashagha se retirara de la zona, de donde ha sido evacuado en un convoy de vehículos militares

Foto: Vehículos militares cerca de Tripoli. (Reuters/ Ayman Al-Sahili)
Vehículos militares cerca de Tripoli. (Reuters/ Ayman Al-Sahili)

La capital de Libia, Trípoli, ha sido escenario en las últimas horas de intensos combates entre diversas milicias ante el intento del primer ministro paralelo, Fathi Bashagha, de entrar en la ciudad para hacerse con el control del Gobierno de unidad, encabezado por Abdul Hamid Dbeibé.

El jefe del Alto Consejo de Estado libio, Jaled al Mashri, condenó "en los términos más enérgicos los enfrentamientos armados entre hermanos en el centro de la capital, Trípoli, y pidió su cese inmediato para preservar una gota de sangre de cada libio".

placeholder Tripoli. (Reuters/Omar Ibrahim)
Tripoli. (Reuters/Omar Ibrahim)

Según las informaciones recogidas por el diario libio 'The Libya Observer', Bashaga ha intentado entrar en Trípoli con el apoyo de la Brigada Nauasi, si bien su llegada ha desencadenado enfrentamientos con la Brigada 444, alineada con Dbeibé.

Los combates se han detenido después de un acuerdo para que Bashagha, nombrado primer ministro en febrero por la Cámara de Representantes, con sede en el este del país, se retirara de la zona, de donde ha sido evacuado en un convoy de vehículos militares. La oficina de Bashagha confirmó la retirada de este "para detener el derramamiento de sangre y garantizar la seguridad de la gente",

Por el momento no hay informaciones sobre posibles víctimas en los combates y el Gobierno de unidad, que hasta ahora se ha negado a ceder sus competencias a Bashagha, no se ha pronunciado sobre estos incidentes, en un repunte de la crisis política en el país.

El Parlamento, con sede en Tobruk y controlado por el mariscal Jalifa Haftar, designó a Bashagha como nuevo primer ministro al considerar que el mandato de Abdulhamid Dbeiba había expirado al suspender los comicios de diciembre. Dbeiba, por su parte, rechazó entregar el poder a un Ejecutivo no electo y anunció comicios para este mes de junio.

El lunes, dos instituciones rivales libias, Parlamento y Alto Consejo del Estado, iniciaron la segunda ronda de negociaciones en El Cairo, auspiciados por la ONU, para avanzar en la reforma constitucional que legisle los próximos comicios sin que hasta ahora hayan alcanzado acuerdos. Los movimientos diplomáticos internacionales se han intensificado estas semanas con el fin de presionar a Libia a celebrar elecciones "lo antes posible".

Foto: Un soldado del Gobierno de Acuerdo Nacional (GAN). (Reuters)

El país se encuentra dividido nuevamente en dos administraciones después de que la Cámara de Representantes diera por finalizado el mandato de Dbeibé, un conflicto que se ha extendido al sector energético del país, absolutamente imprescindible para sostener la economía de una nación arruinada tras años de guerra civil.

El Gobierno de unidad ha rechazado la decisión de la Cámara de Representantes, que supone un varapalo para los esfuerzos para poner fin al conflicto, y ha mantenido que Dbeibé seguirá en el cargo para poner en marcha su nueva 'hoja de ruta', que contempla la celebración de legislativas en junio de 2022, precedidas por un referéndum constitucional que genere un marco legal para la celebración de los comicios.

Dbeibé fue elegido como primer ministro por el Foro de Diálogo Político Libio (LPDF) en febrero de 2021, con lo que sustituyó al hasta entonces primer ministro de unidad, Fayez Serraj, quien aceptó ceder sus competencias tras el proceso de consultas, iniciado después de un acuerdo de alto el fuego después de que las autoridades de Trípoli rechazaran la ofensiva militar lanzada en abril de 2019 por el general Jalifa Haftar, alineado con las autoridades asentadas en el este.

Borrell transmite su preocupación

El Alto Representante de la UE para Política Exterior, Josep Borrell, transmitió al líder del Gobierno libio reconocido internacionalmente, Fayez Serraj, su preocupación por la ofensiva de las fuerzas rebeldes de Jalifa Haftar en Tripoli, que en las últimas semanas ha provocado muertes civiles en ataques indiscriminados contra zonas residenciales.

Según ha informado la oficina del Alto Representante, este lunes ambos dirigentes mantuvieron una conversación telefónica en la que abordaron el recrudecimiento de la violencia en Libia, ante la insistencia de Serraj de que la UE denuncie la ofensiva de Haftar.

Foto: Ilustración: Learte.

"El Alto Representante expresó su preocupación por la escalada en torno a Tripoli y el aumento de bombardeos sobre zonas residenciales densamente pobladas que han provocado bajas y el deterioro de la situación humanitaria", ha señalado un comunicado.

Desde principios de mayo se ha desatado la violencia en las afueras de Trípoli, con ataques de las fuerzas rebeldes que han golpeado zonas residenciales, hospitales e incluso instalaciones para refugiados.

El pasado fin de semana siete personas murieron y otras nueve resultaron heridas por un bombardeo contra un refugio de desplazados en Tripoli. La semana pasada 14 personas resultaron heridas en un ataque que tenía como objetivo un hospital y zonas residenciales y se suma al bombardeo a principios de mes que mató a cinco personas en un barrio de la capital y causó daños cerca de la embajada de Italia en Libia.

La capital de Libia, Trípoli, ha sido escenario en las últimas horas de intensos combates entre diversas milicias ante el intento del primer ministro paralelo, Fathi Bashagha, de entrar en la ciudad para hacerse con el control del Gobierno de unidad, encabezado por Abdul Hamid Dbeibé.

Refugiados Libia ONU Unión Europea