Es noticia
Menú
Este niño huye solo de la guerra y llega a Eslovaquia con un teléfono escrito en la mano
  1. Mundo
Conflicto de Ucrania

Este niño huye solo de la guerra y llega a Eslovaquia con un teléfono escrito en la mano

El refugiado llega al país vecino con una bolsa de plástico, su pasaporte y un número de teléfono escrito en la mano

Foto: La dura historia del pequeño de 11 años que llega solo a Eslovaquia con el teléfono escrito en la mano (Facebook: @policiaslovakia)
La dura historia del pequeño de 11 años que llega solo a Eslovaquia con el teléfono escrito en la mano (Facebook: @policiaslovakia)

Entre las víctimas de la invasión rusa de Ucrania se encuentran lamentablemente muchos niños. Algunos de ellos han perdido la vida en los ataques, otros han tenido que huir de su propio país a una temprana edad y en medio del caos generado por la guerra.

Este es el caso de un niño ucraniano de 11 años que cruzó la frontera con Eslovaquia, solo, con una bolsa de plástico, su pasaporte y un número de teléfono escrito en la mano, según ha informado este domingo la policía eslovaca. "Llegó solo desde Zaporiyia porque sus padres se tuvieron que quedar en Ucrania", declaró a la AFP la portavoz de la policía de Eslovaquia, Denisa Bardyova. Un equipo de voluntarios se hizo cargo del miño, que llegó el sábado, y le dieron de comer y beber. Al verlo llegar y conocer su historia, un equipo de voluntarios se hizo cargo del menor.

Foto: Vista del bombardeo de esta mañana en un área residencial de Kiev. (EFE/Roman Pilipey)

Ataque a una central nuclear

El ejército ruso ocupa desde el viernes la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, donde -según las autoridades ucranianas- disparos de artillería provocaron un incendio. El gobierno ruso, en cambio, niega haber causado el fuego. La madre del menor lo metió en un tren rumbo a Eslovaquia porque se tenía que quedar en su casa para cuidar de la abuela, con discapacidad.

"Estoy muy agradecida de que le hayan salvado la vida a mi hijo", declaró este domingo la mujer, Yulia Pisetskaya, en un mensaje de vídeo publicado en Facebook. "En vuestro pequeño país hay gente con un gran corazón".

Desde la Policía de Eslovaquia comparten en su perfil de Facebook que la sonrisa de este chico les ganó a todos, además de su audacia y determinación, "dignas de un verdadero héroe". Esta historia tuvo un buen desenlace, gracias al número de teléfono en la mano y un pedazo de papel en la cintura, los agentes de la policía pudieron contactar con sus familiares que más tarde vinieron recogerle.

Historias como la de este pequeño se repiten cada día, según las cifras aportadas por UNICEF, más de 1,5 millones de personas se han visto obligadas a desplazarse por el conflicto (en concreto, 1.735.000 refugiados). De ellos, al menos 850.000 son menores que han tenido que abandonar sus hogares.

Entre las víctimas de la invasión rusa de Ucrania se encuentran lamentablemente muchos niños. Algunos de ellos han perdido la vida en los ataques, otros han tenido que huir de su propio país a una temprana edad y en medio del caos generado por la guerra.

Conflicto de Ucrania