11-S, en directo: así se vivió el día que cayeron las Torres Gemelas
  1. Mundo
Reconstrucción, 20 años después

11-S, en directo: así se vivió el día que cayeron las Torres Gemelas

El 11 de septiembre de 2001 tuvo lugar el mayor ataque terrorista de la historia: cuatro aviones fueron secuestrados y estrellados en suelo estadounidense, provocando la muerte de casi 3.000 personas

placeholder Foto: Explosión del segundo avión contra las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001 (Foto: Wikimedia Commons)
Explosión del segundo avión contra las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001 (Foto: Wikimedia Commons)

El peor ataque terrorista de la historia. Durante el 11 de septiembre de 2001 prácticamente todo el mundo estuvo, durante horas, enganchado al televisor o la radio para saber cómo avanzaban los acontecimientos que tuvieron lugar en el corazón de Nueva York y que estremecieron al mundo entero. Cuatro aviones fueron secuestrados para ser estrellados de manera deliberada contra edificios emblemáticos de Estados Unidos: el World Trade Center, la sede del Departamento de Defensa (Pentágono) y, probablemente la Casa Blanca o el Capitolio. Tres alcanzaron su objetivo, el cuarto se estrelló en un campo vacío en Pensilvania, gracias a la actuación de los pasajeros que, sabiendo cuál iba a ser su destino, trataron de recuperar el control del avión de manos de los terroristas. Así fue como se sucedieron las doce horas que pasaron desde el primer secuestro hasta la llegada del presidente estadounidense, entonces George Bush, a la Casa Blanca.

02:30 - Tras llegar a la Casa Blanca, el presidente Bush ofrece su tercera alocución al pueblo, en un discurso emitido en televisión en el que se compromete a encontrar a los responsables de los ataques y llevarlos ante la justicia.

23:25 - El edificio 7 del World Trade Center, un bloque de 47 plantas de altura, se derrumba en Manhattan. Cuando colapsó la Torre Norte, los escombros dañaron la estructura de este edificio, especialmente en su cara sur. Afortunadamente, el bloque había sido evacuado casi dos horas antes, por lo que estaba vacío cuando comenzó a desplomarse.

19:37 - Bush abandona la base de Barksdale en dirección a la de Offutt, ubicada entre Omaha y Bellevue (Nebraska), en su camino de regreso a Washington.

17:45 - El presidente Bush aterriza en la base aérea de Barksdale, en Louisiana. Su jefe de gabinete, Andy Card, aseguraba después que habían confirmado que esta base sería un lugar seguro para el mandatario. "Ningún terrorista al azar habría mapeado que Barksdale iba a ser el lugar al que iba el presidente". Desde esta base aérea, ubicada a unos 2.000 kilómetros en línea recta de Manhattan. "Fue caótico. Había mala iluminación, un mal escenario, pero era importante que [el presidente Bush] dijera algo a la nación", explicaba el entonces portavoz de la Casa Blanca, Gordon Johndroe, tal y como se recoge en un especial sobre la evacuación de Bush publicado en 'Politico'. Desde allí, Bush se dirige a la población estadounidense y al resto del mundo.

placeholder George Bush y su jefe de gabinete, Andy Card, en el Air Force One regresando de Florida (Eric Draper/Casa Blanca)
George Bush y su jefe de gabinete, Andy Card, en el Air Force One regresando de Florida (Eric Draper/Casa Blanca)

17:02 - El alcalde de Nueva York, Rudolph W. Giuliani, ordena el cierre de Manhattan, para permitir el acceso de los vehículos de emergencias. Además, el alcalde aplaza las elecciones de la ciudad, previstas para este día; se paralizó tanto la Bolsa de Valores de Nueva York como el Nasdaq, que no abrieron aquella mañana. También se ordena la completa evacuación del edificio que alberga la sede de Naciones Unidas.

La jornada ha sido dura: 19 terroristas han secuestrado cuatro aviones. Tres de ellos alcanzaron sus objetivos: las Torres Gemelas, en Manhattan, y el Pentágono; el cuarto se estrelló contra un campo vacío en Shanksville, Pensilvania, gracias a la acción de los propios pasajeros, que trataron de amotinarse y recuperar el control de la aernoave, tomada por los secuestradores. El balance de muertos es altísimo: casi 3.000 personas pierden la vida durante el 11-S.

16:28 - El caos continúa en Manhattan y se desploma la Torre Norte, que había sido alcanzada por el vuelo 11 de American Airlines una hora y 45 minutos antes. Entretanto, si el vuelo 93 de United no se hubiera estrellado en Shanksville, diez minutos antes, sobre las 16:20, éste habría chocado contra el Capitolio o la Casa Blanca.

16:02 - El vuelo 93 de United Airlines se estrella contra el suelo en un campo vacío en Shanksville (Pensilvania), a una velocidad de más de 930 kilómetros por hora, a unos 20 minutos de vuelo de Washington DC.

16:00 - Un pasajero termina una de sus llamadas telefónicas diciendo: "Todo el mundo está corriendo a primera clase. Me tengo que ir. Adiós". El secuestrador que pilota el vuelo 93 de United Airlines hace virar el avión a ambos lados, para tratar de evitar un asalto por parte de los pasajeros, que intentan embestir la puerta para acceder a la cabina y quitar el control a los terroristas. A las 16:00 el piloto estabiliza el avión, y segundos más tarde un pasajero grita: "En la cabina. ¡Si no [entramos] moriremos!". A esta hora, el presidente de Estados Unidos abandona Florida, donde se encontraba en una visita a una escuela.

Mientras tanto, en Nueva York, un minuto antes de dar las 16:00 la Torre Sur del World Trade Center, contra la que se había estrellado el vuelo 175 de United Airlines una hora antes, se derrumba sobre la ciudad.

15:45 - La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos emite una alerta sin precedentes: vaciar el cielo y aterrizar todos los vuelos lo antes posible, lo más cerca posible. La orden es terriblemente complicada de cumplir: en ese momento hay casi 4.500 aviones sobrevolando suelo estadounidense, obligados a aterrizar a la mayor brevedad posible, muchos de ellos en aeropuertos muy lejos de su destino original. En menos de dos horas solo 390 aviones sobrevuelan el país, según los datos de la FAA y la NASA, recogidos en las siguientes ilustraciones de 'USA Today':

15:39 - Desde el control de tráfico aéreo de Cleveland se escucha una segunda comunicación en la que se indica que en el vuelo 93 de United Airlines hay una bomba, que el avión está regresando al aeropuerto y que los pasajeros deben permanecer sentados. Mientras, varios pasajeros consiguen contactar con el exterior y señalan que si bien los secuestradores son conscientes de que hay gente llamando a familiares y amigos parece no importarles. En este intercambio de información los pasajeros se enteran de que al menos dos aviones se han estrellado contra las Torres Gemelas, momento desde el cual son conscientes de que su destino es similar.

15:37 - El Pentágono es objeto de otro ataque: el vuelo 77 de American Airlines se estrella contra la sede del Departamento de Defensa de Estados Unidos a una velocidad de más de 850 kilómetros por hora. Todas las personas que viajaban en el avión y muchos civiles y militares que había en ese momento en el edificio mueren.

15:36 - Los Servicios Secretos ordenan la inmediata evacuación del vicepresidente y el resto del personal que se encuentra en la Casa Blanca. "Señor vicepresidente, tenemos que irnos ya", le trasladan los agentes, mientras Richard B. Cheney trataba de ponerse en contacto con Bush. Tanto Cheney como su personal es trasladado del ala oeste de la Casa Blanca al centro de operaciones de emergencia del presidente, conocido como 'el Búnker'. "Tuvimos 56 segundos para moverlo", dice un agente, según recoge 'The Conversation'.

placeholder El vicepresidente de Estados Unidos Dick Cheney, después de los ataques (Reuters)
El vicepresidente de Estados Unidos Dick Cheney, después de los ataques (Reuters)

15:34 - El presidente Bush pronuncia su primera intervención tras los ataques. Durante su alocución, en la escuela primaria Emma Booker, en Sarasota, al sur de Tampa (Florida), el mismo lugar donde media hora antes había sido informado del ataque al World Trade Center, empieza recalcando el "difícil momento" que vive Estados Unidos. "Dos aviones se han estrellado contra el World Trade Center en un aparente ataque terrorista".

15:32 - Desde el interior del vuelo 93 de United Airlines los pasajeros escuchan un mensaje por megafonía: "Señoras y señores, aquí el capitán. Por favor, manténganse en sus asientos. Llevamos una bomba a bordo. Así que quédense sentados". Desde este momento los pasajeros y miembros de la tripulación intentan realizar llamadas de teléfono a sus familiares, amigos y conocidos.

15:29 - El piloto automático del vuelo 77 es desactivado cuando el avión vuela a unos 7.000 pies de altura, a unos 60 kilómetros al oeste del Pentágono. Tres minutos más tarde, el sistema de control de radar del aeropuerto de Dulles (Washington) observa un objetivo de radar primario que viaja hacia el este a una gran velocidad.

15:28 - Tras 46 minutos de normalidad, es secuestrado el vuelo 93 de United Airlines, en el que viajan solo 37 pasajeros, entre los que se encuentran los cuatro secuestradores. Mientras volaba a unos 35.000 pies de altura, la aeronave cayó unos 700 de golpe. Tras once segundos de descenso veloz, el centro de control aéreo en Cleveland recibe la primera de las dos transmisiones de radio desde el avión: en la primera, se escucha un 'Mayday' del piloto o del primer oficial; la segunda, 35 segundos más tarde, indicaba que el vuelo continuaba, pero a uno de los dos, piloto o primer oficial, se le escucha gritando: "Eh, fuera de ahí, ¡fuera de ahí!".

15:23 - El vuelo 93 de United Airlines, que había salido del aeropuerto internacional de Newark (Nueva York) hacia San Francisco unos cuarenta minutos antes recibe una notificación del controlador de vuelo de la aerolínea, Ed Ballinger, al igual que todos los vuelos activos de la compañía: "Cuidado con cualquier intrusión en la cabina. Dos aviones se han estrellado contra el World Trade Center". Aunque comienza a notificar a las 15:19 (las 09:19, hora del este estadounidense), el avión recibe esta advertencia a las 15:23. Los primeros 46 minutos de este vuelo habían transcurrido con total normalidad: comunicaciones de radio, dirección, velocidad y altitud eran las acordadas para este vuelo. Dos minutos más tarde, el piloto del avión, Jason Dahl, solicita que se "repita el mensaje".

15:21 - La Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey ordena el cierre de todos los puentes y túneles de la ciudad.

15:16 - A las 15:12 una pasajera del vuelo 77 de American Airlines, Renee May, llama a su madre, Nancy, en Las Vegas. Le indica que el avión ha sido secuestrado por seis individuos que han movido a todos los pasajeros a la parte trasera del aparato. Minutos más tarde, Barbara Olson llama a su marido, el entonces procurador general de Estados Unidos, Ted Olson, y comunica lo mismo: el avión ha sido secuestrado. La llamada se repite poco después, y Barbara Olson consigue trasladar que el avión vuela bajo, sobre las casas.

"America is under attack"

15:07 - El presidente de Estados Unidos, George Bush, se encuentra en un evento en la escuela primaria Emma Booker, en Sarasota, al sur de Tampa (Florida). El entonces jefe de gabinete de la Casa Blanca, Andrew Card, se acerca al mandatario y le traslada, al oído, lo sucedido: "Estados Unidos está siendo atacada".

placeholder El presidente Bush recibe la noticia del ataque a las Torres Gemelas (Reuters)
El presidente Bush recibe la noticia del ataque a las Torres Gemelas (Reuters)

15:03 - El vuelo 175 de United Airlines se estrella contra la Torre Sur del World Trade Center.

14:52 - En Easton (Connecticut) un hombre llamado Lee Hanson recibe una llamada telefónica de su hijo Peter, a bordo del vuelo 175. "Creo que han tomado la cabina. Un azafato de vuelo ha sido apuñalado, y creo que han matado a alguien. El avión hace movimientos extraños. Llama a United Airlines, diles que es el vuelo 175, de Boston a Los Ángeles". Poco después vuelve a llamar, y cuenta que muchos de los pasajeros están vomitando a causa de los movimientos de la nave. "No creo que los pilotos estén pilotando el avión. Creo que van a intentar estrellarlo contra un edificio. No te preocupes, papá. Su eso ocurre, será rápido". Segundos más tarde se escucha cómo dice varias veces: "¡Oh, dios mío!".

Al mismo tiempo, Marc Policastro recibe una llamada en su oficina de United Airlines de San Francisco, desde el vuelo 175 de United, en la que le comunican que el avión ha sido secuestrado, los dos pilotos han sido asesinados, otro integrante del personal de vuelo apuñalado y que, probablemente, los secuestradores lo están pilotando. La llamada duró dos minutos, pero ni Policastro ni nadie de United fue capaz de contactar de nuevo con el avión. En este tiempo, otro pasajero, Brian David Sweeney, llama a su mujer y le deja un mensaje en el contestador diciéndole que el avión ha sido secuestrado; consigue hablar con su madre y le dice que los secuestradores han tomado el control de la cabina.

14:51 - El vuelo 77 de American Airlines, que había salido de Washington en dirección a Los Ángeles mantiene su última comunicación con la torre de control. A bordo viajan 64 personas, 58 pasajeros y seis tripulantes.

14:47 - Al tiempo que el avión 11 se estrella contra una de las denominadas Torres Gemelas se confirma la primera prueba de que algo no va bien en el avión 175: en menos de un minuto se cambian los códigos de baliza y un minuto más tarde, los controladores de tráfico aéreo de Nueva York tratan, sin éxito, de contactar con el aparato.

14:46 - El avión 11 de American Airlines se estrella contra la Torre Norte del World Trade Center de Nueva York.

14:44 - "Algo va mal. Estamos descendiendo muy rápido... (...) Estamos volando muy bajo. Muy, muy bajo", se escucha a Betty Ann Ong. "Oh, dios mío. Estamos demasiado bajos". La llamada finaliza sin que la azafata sea capaz de explicar qué ve a través de la ventana.

14:41 - Sobre las 14:38 Madeline Amy Sweeney comunica que los secuestradores del vuelo 175 proceden de Oriente próximo, e indica tres de los asientos que ocupan en el avión. Uno habla algo de inglés, y otro lo habla fluido. No sabe cómo, pero han conseguido entrar en la cabina. Entretanto, el avión desciende rápidamente. La azafata asegura que los pasajeros creen que están en un ejercicio rutinario de emergencias. A esta misma hora, el centro de control declara el secuestro del vuelo 11, considerando que podría estar dirigiéndose hacia el aeropuerto JFK de Nueva York.

14:25 - Desde el centro de control de Boston escuchan a los secuestradores dentro del avión. "Tenemos algunos planes. Que no se mueva nadie. Todo va a ir bien. Si intentáis hacer cualquier movimiento os pondréis en peligro a vosotros mismos y a todo el avión. Todo el mundo quieto". Estas palabras las pronuncia Mohamed Atta, uno de los secuestradores y quien ha tomado el control del avión desde la cabina.

placeholder Mohamed Atta, el secuestrador que pilotó el vuelo 11 de American Airlines durante los ataques del 11-S
Mohamed Atta, el secuestrador que pilotó el vuelo 11 de American Airlines durante los ataques del 11-S

Inmediatamente después Betty Ann Ong comunica que el avión está "volando de manera errática". Mientras tanto, la azafata Madeline Amy Sweeney ha emitido una alerta similar desde otro vuelo, el 175 de United Airlines. En este otro avión también hay víctimas.

14:19 - Dos asistentes de dos vuelos de American Airlines alertan al personal de tierra de que en sus aviones, ambos en dirección a Los Ángeles, han sido secuestrados. "Creo que los chicos están allí (...). Nadie puede llamar a la cabina. Ni siquiera podemos entrar": son las palabras de Betty Ann Ong, azafata del vuelo 11. "La cabina no responde, alguien ha sido apuñalado en primera clase (...). No sé, creo que nos han secuestrado", añade. Después de esto, advierte de que otras dos personas han sido apuñaladas.

14:14 - El vuelo 11 de American Airlines mantiene su última comunicación rutinaria con el control de tráfico aéreo. Los controladores indican al piloto que aumente la altitud del avión, pero no reciben ninguna respuesta. Desde este momento no ha habido ninguna comunicación entre aire y tierra.

A las 13:59 (hora española) el vuelo número 11 de la aerolínea American Airlines salía del aeropuerto internacional Logan de Boston en dirección a Los Ángeles con un total de 92 personas, 11 miembros de la tripulación y 81 pasajeros. Cinco minutos más tarde, otro vuelo de United Airlines, el 175, sale de la misma ciudad en dirección al mismo destino, con 56 pasajeros y nueve tripulantes. En ambos aviones viajaban diez pasajeros inesperados, cinco en cada uno: algunos de los secuestradores que llevaron a cabe el ataque terrorista más mortífero de la historia.

En total fueron 19 hombres los que secuestraron un total de cuatro aviones: cinco en cada uno salvo en el vuelo 93 de United Airlines, donde solo embarcaron cuatro. Quince de los secuestradores eran saudíes, dos emiratíes, un egipcio y un libanés.

Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda