Australia deporta a una comentarista británica por reírse del confinamiento
  1. Mundo
Crítica con la inmigración

Australia deporta a una comentarista británica por reírse del confinamiento

Katie Hopkins había recibido un visado especial para entrar a Australia, al igual que celebridades como Matt Damon y Natalie Portman

placeholder Foto: Katie Hopkins (Reuters/Phil Noble)
Katie Hopkins (Reuters/Phil Noble)

Australia va a deportar a la comentarista británica Katie Hopkins por jactarse de la medida de cuarentena impuesta contra el covid-19 en el país, que registra desde mediados de junio un rebrote con la variante delta. Hopkins, afamada por sus críticas a la inmigración y sus comentarios antifeministas, ha publicado un vídeo en el que se burlaba de la medida de emergencia puesta en marcha en Australia, mientras cumplía con el confinamiento de dos semanas requerido por las autoridades en un centro habilitado.

La británica, que iba a formar parte de la siguiente edición del programa 'Big Brother' ('Gran Hermano'), calificó los confinamientos y el cierre de frontera impuesto en Australia de "fraude" y amenazó con asustar a los trabajadores del centro al abrir la puerta de su habitación sin respetar los protocolos de seguridad sanitaria.

Karen Andrews, ministra australiana del Interior, ha confirmado este lunes 19 de julio la cancelación del visado de Hopkins y calificó de "inaceptable" el comportamiento de la británica. La polémica comentarista había recibido un visado especial para entrar a Australia, al igual que celebridades como Matt Damon y Natalie Portman, a pesar de que este país redujo a 3.000 el tope de las entradas semanales desde el exterior y aún tiene pendiente de repatriar a más de 34.000 residentes y ciudadanos australianos.

Ha registrado 31.900 casos

Los comentarios de Hopkins, cuya cuenta de Twitter fue suspendida en enero por sus mensajes de odio, tienen lugar en pleno repunte del coronavirus que mantiene confinados a cerca de la mitad de los 25 millones de australianos. La nueva ola tiene como epicentro la ciudad de Sídney y sus alrededores, confinados hasta el 30 de julio, y ya se ha expandido por otras regiones del país, como el estado de Victoria.

Australia ha contabilizado este lunes 113 nuevos casos -98 en Sídney, 13 en Victoria y 2 en Australia del Sur- y un muerto, el quinto durante esta ola. El país ha registrado casi 31.900 casos desde el inicio de la pandemia, incluidos 915 muertos, y ha inmunizado con la pauta completa a un 10% de la población.

Australia Inmigración Coronavirus
El redactor recomienda