La mujer que enseñó a Xi Jinping a torear un rinoceronte gris: "Ven diferente los riesgos"
  1. Mundo
ENTREVISTA

La mujer que enseñó a Xi Jinping a torear un rinoceronte gris: "Ven diferente los riesgos"

Michele Wucker es la autora del concepto rinoceronte gris, una idea opuesta a la del cisne negro: aquellos eventos que vemos venir pero no hacemos nada para solucionarlos

placeholder Foto:  Michele Wucker. (Fotografía cedida)
Michele Wucker. (Fotografía cedida)

En el discurso de inauguración de Xi Jinping en 2018, el presidente chino había añadido un nuevo libro a su estantería: 'El rinoceronte gris: cómo reconocer y actuar sobre los peligros evidentes que ignoramos', publicado en 2016 en EEUU y traducido un año más tarde en el país asiático. "Fue muy sorprendente, me lo contó un amigo mío por 'mail' y aluciné", cuenta Michele Wucker, autora del libro. La obra se volvió un 'bestseller' inmediato en China. Desde entonces, Xi Jinping ha citado el concepto de rinoceronte gris —aquellos eventos que vemos venir pero no hacemos nada para solucionarlos— en varias ocasiones. En enero, advirtió que China debía hacer planes de contingencia para "cisnes negros" y "rinocerontes grises".

Sin embargo, hasta que no llegó la pandemia, la idea no despegó en Estados Unidos, pese a que su autora vive en Chicago. Cuando el covid empezó a cruzar fronteras y el mundo se asomaba al precipicio, muchos políticos en Occidente aseguraron que la crisis sanitaria era un "cisne negro" que no se podía prever. Pero Wucker insistió una y otra vez en que era un rinoceronte gris. Al fin y al cabo, las agencias de inteligencia de los países occidentales contemplaban la posibilidad de una pandemia que acabara con la vida de millones de personas.

En esta conversación, Wucker habla de su nuevo libro, ' You are what you risk: the new art and science of navigating an Uncertain world', de cómo la relación que tiene un país con el riesgo puede acabar ayudando a responder mejor a una pandemia y también, por supuesto, de los grandes rinocerontes grises que vienen hacia nosotros.

Foto: Foto: EC.

PREGUNTA. Su libro sobre el rinoceronte gris, publicado en 2016, no recibió al principio mucha cobertura mediática en Estados Unidos. Sin embargo, en China pronto se convirtió en un 'bestseller'. ¿Qué lección se puede extraer de eso y del resultado de cómo un país y otro han gestionado la pandemia?

RESPUESTA. Cuando salió el libro en 2016, durante la campaña de las elecciones presidenciales, era muy difícil conseguir que alguien prestara atención a mi libro. Mucha gente me decía: ¿por qué tenemos que hablar de algo que es obvio? Si es obvio, lo solucionaremos. Y yo pensaba: "No, no, no, no has entendido nada". Todo el mundo quería hablar de cisnes negros porque muchos estaban ganando dinero con eso. Si eres un gestor de inversiones y apuestas mal, siempre puedes decirle a tu cliente: "¡Cisne negro! No es mi culpa". Los chinos entendieron muy rápido de qué estaba hablando. "Nos has ayudado a entender algo que ya estaba en nuestra cabeza", me dijeron. Me sorprendió mucho la diferencia en la que los chinos prestan atención a algunos de los riesgos obvios a los que nos enfrentamos. Los chinos ven el riesgo de forma distinta. ¿Por qué ellos son más sensibles a los rinocerontes grises? ¿Por qué hay gente que ve el riesgo de otra forma? Nuestro ambiente cultural afecta a la forma en la que analizamos los riesgos y cómo respondemos a ellos.

Foto: Libros con el rostro del presidente chino, Xi Jinping. (Reuters) Opinión

P. ¿Cree que China solucionó mejor la pandemia —pese a que se originó en Wuhan— que Estados Unidos gracias a su forma de ver, percibir y entender los riesgos?

R. En las primeras etapas de la pandemia salían muchos artículos triunfales en Occidente diciendo "la pandemia empezó en China por su sistema de gobierno" o "la democracia es mejor para gestionar una pandemia". Pero la diferencia no estuvo entre los sistemas democráticos y los autoritarios, sino en cómo los países perciben el riesgo. Todo el mundo se quedó asombrado por cómo China respondió al virus. Fueron capaces contener la pandemia mucho más rápido que la mayoría de países. Durante los primeros compases de la crisis, muchos amigos chinos compartían una especie de orgullo nacional llevando mascarillas o quedándose en casa. Era un contraste muy marcado con Estados Unidos, donde había gente que se enorgullecía por justo lo contrario. La división era asombrosa. Esos comportamientos dicen mucho sobre cómo la gente afronta los riesgos no solo que les afectan a ellos, sino riesgos que afectan a otros.

P. Sin embargo, no le gusta hablar de quién lo ha hecho "mejor" o "peor", sino de la forma en que cada país entiende sus propios riesgos y cómo actúa.

R. Muchos países han hecho un 'trade off' sobre esos riesgos que solo tenía sentido para ellos, aunque algunos no hayan funcionado bien. Hubo mucho ruido por Suecia, que acabó con tasas de muertes más altas que el resto y su economía no fue mucho mejor. Ha habido mucho debate sobre la respuesta a las vacunas. EEUU fue muy lento a la hora de responder a la pandemia, pero han sido más rápidos con las inyecciones. Alemania, por ejemplo, lo hizo bien al principio y, sin embargo, han tardado más. Esto también tiene que ver con la percepción del riesgo.

placeholder Xi Jinping, presidente de China. (Reuters)
Xi Jinping, presidente de China. (Reuters)

P. Muchos líderes, al principio de la pandemia, dijeron que era un cisne negro. Pero usted repetía una y otra vez que no. Que esto era un rinoceronte gris.

R. El cisne negro surgió antes de la crisis financiera. Pero la expresión se usó mal. Había muchas advertencias sobre la crisis financiera: las hipotecas 'subprime', el mercado 'real state'... el apartamento que me compré en Manhattan en 2001 valía el doble en cuatro años. Muchos políticos y economistas, como Alan Greenspan, dijeron: "Nadie podía verlo venir". El cisne negro no se creó para eso, sino para que estimuláramos nuestra imaginación y fuéramos conscientes de las consecuencias que pueden tener algunos eventos inesperados. Quiero que la gente piense en los rinocerontes grises como algo para el futuro. Sabemos a qué problemas podemos enfrentarnos. No conocemos todos los detalles, pero sí algunas cosas.

Hace poco, leí un artículo que decía que un rinoceronte gris es algo que "deberías haber visto venir" en el pasado. Y yo no creo que haya dicho eso. El rinoceronte gris es algo que tienes en frente y se dirige hacia ti. No quiero ser la persona que va hacia atrás y, con perspectiva, diga: ¡Cómo no vimos esto! Pero algunas crisis que hemos vivido, como la pandemia, son buenas para ver futuros rinocerontes grises. Y con el covid, deberíamos fijarnos en los tres rinocerontes grises de los que hablo siempre: desigualdad, cambio climático y productos financieros.

"Deberíamos fijarnos en los tres rinocerontes grises de los que hablo siempre: desigualdad, cambio climático y productos financieros"

P. En su nuevo libro, escribe que "el mundo da cada vez más miedo porque cada vez es más difícil ejercer control sobre los riesgos a los que nos enfrentamos cada día". ¿Qué quiere decir? ¿Cree que es algo inédito que estamos viviendo en nuestra época o es, simplemente, porque cada generación piensa que es única?

R. Ambas al mismo tiempo. En la primavera de 2020, cada correo electrónico que recibía tenía las palabras "sin precedentes". Fue un gran 'shock'. Todo es muy relativo. Cada generación compara sus crisis con lo que ya conoce. Pero, al mismo tiempo, hay muchos cambios todo el rato. Cito mucho en el libro a Ulrich Beck, el sociólogo alemán que murió en 2015. Su trabajo sobre la "sociedad del riesgo" fue muy influyente. En los tiempos premodernos, te preocupaba que un rayo cayera sobre ti o un león te comiera. Eran aspectos naturales fuera de tu control. Pero en el mundo moderno, los seres humanos fueron capaces de reducir los riesgos de la naturaleza. Y, al mismo tiempo, creamos otros riesgos cerrando el círculo. Beck habla de una segunda modernidad en la que somos conscientes de los riesgos que hemos creado sin querer. Muchos de estos riesgos son globales, por lo que necesitas una consciencia global y, por supuesto, soluciones globales. Y estos problemas son tan grandes que sientes miedo, porque te ves mucho más pequeño.

P. Rechaza la idea de que el riesgo sea algo siempre negativo. ¿Por qué hay gente que lo considera así?

R. Mucha gente confunde los conceptos "incertidumbre" y "riesgo". Están muy relacionados, la gente piensa que no les gusta correr riesgos, pero se refieren a la incertidumbre. Todo riesgo implica incertidumbre, aunque la definición técnica de riesgo en finanzas es "incertidumbre que puedes cuantificar". A veces, cuando tratamos de cuantificar el riesgo, tan solo estamos engañándonos a nosotros mismos para sentirnos en control. Puede no ser exacto.

Foto: Ilustración: El Herrero.

P. La propia idea de dar un 50% de probabilidad a que ocurra algo es como decir que puede pasar o no puede pasar.

R. Exacto, pero la diferencia es que algunos verán ese número y pensarán en un vaso medio lleno, mientras que otros lo verán medio vacío. O con la lluvia: si alguien ve un 30% de lluvia, cogerá el paraguas, pero otro no lo cogerá hasta que haya un 90%. Para la misma información, dos personas hacen cosas completamente distintas por su personalidad, experiencia o superstición.

P. ¿Cómo gestiona usted sus propios riesgos? ¿Ha cambiado el hecho de que dedique su vida a estudiarlos?

R. Sí, mucho. Es una buena forma de ilustrar cómo el hábito puede cambiar cómo interactúas con tu entorno. Cuando era pequeña, mis padres tenían dos ideas del riesgo muy diferente. Mi madre me decía que no me diera una ducha mientras había una tormenta. Fuimos los últimos en comprarnos un microondas por el miedo al cáncer. Tenía una respuesta muy emocional. Pero mi padre era lo contrario, quería medirlo absolutamente todo. En perspectiva, creo que por ese dúo soy tan obsesiva con el riesgo y el control. Ser consciente de lo que te rodea es muy importante. Para algunos el riesgo es peligro, para otros es oportunidad. Si eres un 'trader' de Robinhood, tu mayor riesgo es FOMO, Fear of Missing Out (miedo a quedarse fuera). El riesgo, para ti, es algo positivo. Hay otros que tienen mucho miedo al riesgo, pero como cuento en mi nuevo libro, hay veces en las que el hecho de no tomar un riesgo puede ser más arriesgado que el riesgo en sí mismo. Las personas tienen que ser conscientes de qué significa el "riesgo" para ellos, porque así podrán controlar sus propios sesgos y gestionarlos mejor.

Foto:  Montaje: Irene de Pablo.

P. Daniel Kahneman siempre dice que estudiar los sesgos cognitivos le ayuda a darse cuenta de los suyos propios, pero a veces eso ni siquiera es suficiente para solucionarlos.

R. Hace poco, junto a otros autores, han publicado un libro que se llama 'Ruido', que es similar al mío porque habla de todos los aspectos que acaban influyendo en tus decisiones. Para ellos, eso es ruido, algo que se cruza en tu camino. Y no puedo estar más en desacuerdo. Ese "ruido" es justamente lo que eres tú. Los sesgos que tienes, son el resultado de tu personalidad más profunda. Entender lo que ellos llaman "ruido" es exactamente entender quién eres tú.

P. Lleva años estudiando todo lo que está relacionado con el riesgo. Imagino que mucha gente le habrá contado sus propios rinocerontes grises que han sufrido en su vida. Además, hay una conexión entre los rinocerontes grises personales y los globales.

R. Fue un problema descubrir qué tenía que hacer con esto, pero me gusta que la gente venga con sus propias historias sobre rinocerontes grises porque es un 'feedback' muy interesante. Las decisiones que tomamos en cuanto al riesgo no están separadas del mundo que nos rodea. Una vez estaba dando una charla en Milwaukee y una mujer del público contó que, mientras se estaba tumbando el Obamacare en Washington, en su clínica había un aumento de casos de depresión y demás, porque tenían miedo de que no fueran a poder pagarlo. Otro amigo usó la metáfora del rinoceronte gris cuando su madre fue diagnosticada con Parkinson. Yo los uso en mi vida. Y me pregunto: ¿qué estoy haciendo para solucionarlos? También mucha gente los aplica a su futuro profesional. Y es sorprendente ver el impacto en las políticas de China o en Estados Unidos. Entender la relación entre los individuos y las grandes decisiones que se toman en política es clave, porque hay un círculo vicioso que afecta a ambas.

P. ¿Qué características comparte alguien que sabe cómo responder a los riesgos de forma eficiente?

R. Lo primero es ser consciente de lo que te rodea. Entender tus riesgos. Una vez que tienes esa información, debes usarla para tomar buenas decisiones. La otra es pensar a través de sistemas. Pensar cómo cada cosa que te influye se influye a la otra. A veces les digo a las compañías que se imaginen visualmente los riesgos a los que se enfrentan. Cuánto impacto puede tener y cómo de probable es que ocurra. Puede que tengas en frente un rinoceronte gris y quieras domarlo, pero hasta que no soluciones otro que también te está afectando, no puedes hacer nada. Cuando ves a los rinocerontes grises a través de distintos sistemas, te ayuda a ver que estás conectado a otras personas y a otras partes del mundo.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Pandemia Xi Jinping
El redactor recomienda