La Unión Africana suspende a Malí tras el nuevo golpe de Estado
  1. Mundo
manfiesta su "preocupación"

La Unión Africana suspende a Malí tras el nuevo golpe de Estado

La suspensión estará vigente hasta "que se restablezca el orden constitucional" y para ello, ha instado a que las Fuerzas Armadas pongan fin a las hostilidades

Foto: El coronel Assimo Goita, a la izquierda. (Reuters)
El coronel Assimo Goita, a la izquierda. (Reuters)

La Unión Africana (UA) ha anunciado este miércoles la suspensión de Malí como respuesta al nuevo golpe de Estado militar encabezado por el antiguo líder de la junta y nuevo presidente, el coronel Assimo Goita.

En un comunicado, el organismo ha indicado que la decisión se ha tomado teniendo en cuenta la resolución que tomó la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) de también suspender al país así como la "profunda preocupación por la evolución de la situación y su impacto negativo en los avances logrados hasta ahora en el proceso de transición".

La UA "apoya las decisiones de la CEDEAO" así como "condena y rechaza en los términos más enérgicos posibles los golpes de Estado y los cambios inconstitucionales" en Malí y ha decidido "suspender inmediatamente a Malí de la participación en todas las actividades de la Unión Africana, sus órganos e instituciones".

Foto: El presidente de Mali, Bah Ndaw, durante su inauguración en septiembre de 2020. (Reuters)

La suspensión estará vigente hasta "que se restablezca el orden constitucional" y para ello la UA ha instado a que las Fuerzas Armadas pongan fin a las hostilidades y levanten restricciones contra agentes políticos.

Asimismo, han exigido la liberación del presidente y el primer ministro de transición, Bah Ndaw y Moctar Ouane, quienes se encuentran "en arresto domiciliario" tras salir el jueves de la base militar de Kati; el respeto al periodo de transición acordado; y que el presidente, el vicepresidente y el primer ministro "no sean candidatos a las próximas presidenciales".

Se tratan de las mismas exigencias de la CEDEAO, a las que se añaden el aviso de que "el Consejo no dudará en imponer sanciones específicas y otras medidas punitivas contra cualquier saboteador de la transición actual" así como se muestra el apoyo a otros organismos internacionales como la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en Malí (MINUSMA).

Ataques contra la MINUSMA

La MINUSMA ha informado este martes de ataques con armas contra sus instalaciones por asaltantes no identificados que se han saldado sin víctimas ni daños materiales. Según ha indicado el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, el personal de la ONU ha respondido con "represalias y obligó a los asaltantes a huir".

Tras este anuncio, la ONU ha apoyado la decisión y exigencias de la CEDEAO. "Continuaremos apoyando inquebrantablemente al pueblo de Malí mientras continúa sus esfuerzos para combatir la inseguridad", han dicho desde la ONU.

El golpe de Estado

El Tribunal Constitucional de Malí ratificó el viernes a Assimi Goita como nuevo presidente de transición, días después de que el presidente y el primer ministro, Bah Ndaw y Moctar Ouane, respectivamente, dimitieran bajo presión del Ejército.

Foto: Soldados de Mali en septiembre. (EFE)

El desencadenante de la nueva crisis fue la reciente dimisión de Ouane en medio de nuevas protestas opositoras, tras lo que Ndaw le volvió a nombrar para el cargo. Así, el 24 de mayo desveló la composición del nuevo Gobierno, con militares en las principales carteras, pero sin importantes figuras de la junta en el seno del Ejecutivo.

Tras su detención, Goita procedió a su cese un día después argumentando que el anuncio del nuevo Ejecutivo supone "una voluntad manifiesta del presidente de transición y del primer ministro de ir hacia una violación de la hoja de transición, contrariamente al juramento que hicieron durante su investidura del 25 de septiembre de 2020".

Mali Fuerzas Armadas ONU
El redactor recomienda