El FBI captura a uno de los diez fugitivos más buscados del mundo tras 12 años huido
  1. Mundo
YASER ABDEL SAID, DE 63 AÑOS

El FBI captura a uno de los diez fugitivos más buscados del mundo tras 12 años huido

El FBI acaba de anunciar la detención de uno de los 10 fugitivos más buscados del mundo. Se trata de Yaser Abdel Said, un hombre de

Foto: Cartel del FBI en el que se anuncia la captura de Yaser Abdel Said. (FBI)
Cartel del FBI en el que se anuncia la captura de Yaser Abdel Said. (FBI)

El FBI acaba de anunciar la detención de uno de los diez fugitivos más buscados del mundo. Se trata de Yaser Abdel Said, un hombre de 63 años nacido en Egipto que hace más de una década mató a sangre fría a dos de sus hijas por lo que consideró un 'asesinato de honor'. Ahora, después de haber huido y haberse escondido durante 12 años de las autoridades, los servicios de inteligencia norteamericanos fueron capaces de encontrarle y detenerle el pasado miércoles. Tras una gran operación que ha durado varios años, el FBI ha logrado dar caza al que consideran como uno de los asesinos más buscados del planeta.

Todo comenzó en 2017. Said, casado desde 1987 con Patricia Owens -cuando él tenía 30 años y ella solo 15- y con tres hijos -además de otra hija que Said ya tenía antes de contraer matrimonio-, parecía tener una vida normal. Con 51 años por aquel entonces, trabajaba como taxista en Texas (EEUU). Estaba a punto de llegar la Navidad, fechas para disfrutar en familia, cuando su hija Sarah le confesó que estaba saliendo con una persona, posiblemente con la intención de poder invitarle a alguna de las celebraciones. Cuando Said descubrió que ese chico no era musulmán, montó en cólera, al no encajar en los preceptos que marca su religión. Mostró tal violencia que Patricia dijo basta.

Foto: El FBI alerta sobre el crecimiento de los ataques de suplantación de identidad que emplean la voz. (Unsplash)

Según confirmaría su esposa posteriormente, a lo largo de los años, Said había tenido episodios violentos tanto con ella como con sus hijas, Sarah (17 años) y Amina (18 años). Sin embargo, nunca les había amenzado de muerte, hasta ese día. La madre, al ver la violencia y el odio con que Said se expresó al saber que su hija tenía un novio que no era musulmán -algo que él consideraba como una deshonra para toda su familia- tomó la determinación de marcharse del hogar junto a sus dos hijas, temiendo que algo grave pudiera suceder. Así fueron pasando los últimos días de 2007, hasta que Said llamó a sus hijas por teléfono el día 1 de enero de 2008: bajo el pretexto de darles una vuelta en taxi e invitarlas a comer, ya que hacía días que no se veían, las chicas aceptaron la oferta de su padre.

placeholder Retrato robot de Yaser Abdel Said. (CC/Wikimedia Commons)
Retrato robot de Yaser Abdel Said. (CC/Wikimedia Commons)

"Ayuda. Me estoy muriendo. Oh, dios mío, ¡para!". Esa es la llamada que Sarah realizó a las autoridades desde un teléfono móvil, herida de gravedad y ya con su hermana muerta a su lado. Pocas horas después, ambas serían halladas muertas con múltiples heridas de bala realizadas a muy poca distancia.

La policía de Texas pronto determinó que habían sido disparadas dentro del propio taxi y que, por tanto, Said se convertía en el principal responsable de su muerte. En ese momento, comenzaron los trabajos para tratar de encontrar al taxista egipcio… pero se había esfumado. A pesar de todos los trabajos por localizarle, ni una sola pista que pudiera determinar su paradero.

El 21 de agosto de 2008 sería un tribunal del distrito de Texas quien emitiría una orden federal contra el sospechoso por huida ilegal para evitar ser procesado. Desde entonces, se siguieron numerosas vías de investigación para tratar de encontrarlo, basadas en todo tipo de pistas, desde la posibilidad de que algún amigo le hubiera dado cobijo en alguna parte de EEUU hasta, incluso, que hubiera huido a su país de origen y se pudiera encontrar escondido ahí en algún lugar. Durante muchos años, no hubo una sola pista sobre Sainz, lo que llevó al FBI a incluirlo en la lista de los 10 fugitivos más buscado del mundo en el año 2014.

Las investigaciones continuaron durante años, pero no ha sido hasta este mismo miércoles, doce años después de doble asesinato, cuando Said ha sido detenido. Tal y como confirmó la policía de Texas en una declaración pública, fue encontrado en la población de Justin, a 58 kilómetros al noroeste de Dallas, siguiendo una pista que saltó a la luz el pasado año, cuando varias personas aseguraron haberle visto en dicha localidad. Junto a Said, el FBI también anució otras dos detenciones: la de Islam Said, hijo del principal sospechoso y de Patricia Owens, y Yassim Said, el hermano del acusado. Ambos se enfrentan a diferentes cargos por proteger y esconder de la justicia al presunto asesino.

"Ahora, las niñas pueden descansar en paz. Yaser estuvo huyendo durante mucho tiempo y es difícil entenderlo. Estoy muy feliz ahora. Por fin lo han atrapado y se puede hacer justicia para Amina y Sarah", explicó su madre en un comunicado. "También nos entristece saber sin ninguna duda, aunque no nos sorprende, que Islam estaba ayudando a su padre. Esperamos que Islam también sea castigado en consecuencia por su participación en los asesinatos de las niñas", explicaron otros familiares en otra nota pública. Doce años después, el FBI ha conseguido atrapar a uno de los diez fugitivos más buscados del mundo.

Texas FBI Delincuencia
El redactor recomienda