ESPERABAN A MÁS DE 100.000 ASISTENTES

TikTokGate: por qué se quedó solo Donald Trump en su primer mitin en Tulsa

Una movilización iniciada en la red social de microvideos podría estar detrás de la ausencia de miles de las personas que se esperaban en el mitin del presidente

Foto: El pabellón de Tulsa apenas registró un tercio de su aforo durante el mitin de Donald Trump (EFE EPA/Albert Halim)
El pabellón de Tulsa apenas registró un tercio de su aforo durante el mitin de Donald Trump (EFE EPA/Albert Halim)

Aunque Estados Unidos es el país más golpeado por el coronavirus y las cifras siguen creciendo día a día, las autoridades de la gran mayoría del país han decidido levantar las restricciones para volver poco a poco a la normalidad. Eso permitió que Donald Trump preparara su primer gran mitin en público, dando inicio a la campaña para la reelección de cara a las elecciones del próximo mes de noviembre.

La maquinaria del presidente se puso a trabajar a todo ritmo y eligió la ciudad de Tulsa, en el estado de Oklahoma, que lleva eligiendo a presidentes republicanos desde 1968 y que dieron a Trump más del 65 por ciento de sus votos en las elecciones de 2016. Un lugar ideal para llenarlo de fieles al presidente, aunque se le atacara desde muchos frentes por la decisión de reunir a miles de personas en un espacio cerrado cuando aún el covid-19 está haciendo estragos en el país.

Para evitar futuros problemas, el equipo de Trump obligó a reservar sitio en el mitin a través de internet. Para conseguir dos entradas había que enviar los datos de cada persona que asistiría al mitin, pero marcando una casilla en la que descargaba de responsabilidad a los organizadores en el caso de que se contagiaran de coronavirus. No quería enfrentarse a miles de demandas en pleno proceso de reelección.

El TikTokGate

Sin embargo, esa obligación de registrarse para evitar problemas legales podría haberse vuelto en contra del propio Trump. Tal y como publica la BBC, los miles de asientos vacíos que se vieron en el pabellón de Tulsa donde tuvo lugar el mitin podrían deberse a una iniciativa que se desarrolló a través de TikTok según la cual se instó a miles de jóvenes a reservar sus entradas para luego no asistir y que las gradas estuvieran semivacías.

@maryjolaupp

Did you know you can make sure there are empty seats at Trump’s rally? ##BLM.

♬ original sound - maryjolaupp

La idea, que ya se conoce como el TikTokGate, habría partido de una usuaria de esta red social, Mari Jo Laupp, que publicó un vídeo explicando lo que había que hacer para boicotear el mitin del presidente. Se trataba de pedir miles de entradas para el evento y, después, no asistir. Así habrían logrado que, según las cifras oficiales proporcionadas por los bomberos de Tulsa, solo asistieran 6.116 personas de las 19.000 que tenía el recinto.

Sin embargo, el director de campaña de Trump, Brad Parscale, duplica la asistencia hasta situarla en 12.000 personas y echa la culpa a los radicales de que el pabellón no se llenara: "Los izquierdistas y los trolls de internet están cantando victoria, pensando que de alguna manera afectaron la asistencia a la concentración; no saben de qué están hablando o cómo funcionan nuestros mítines. Registrarse para un mitin significa que ha confirmado su asistencia con un número de teléfono móvil y eliminamos constantemente números falsos, como hicimos con decenas de miles en la reunión de Tulsa, al calcular nuestro posible grupo de asistentes".

Era la primera vez que en un mitin de Donald Trump se habían instalado dos escenarios: uno dentro del pabellón y otro en el exterior, en previsión de las miles de personas que, previsiblemente, se iban a tener que quedar fuera sin poder entrar por la gran afluencia de simpatizantes. Se hablaba de más de un millón de peticiones y se esperaban 100.000 asistentes al evento, pero eso no sucedió y fuera del pabellón apenas había una decena de personas, por lo que esa parte del programa se suspendió.

El vídeo de Mari Jo Laupp no fue el único que habría movilizado a miles de jóvenes para vaciar el pabellón de Tulsa. También se hizo lo mismo con los fans de la música pop surcoreana, los conocidos como K-Pop, grupos que cuentan con miles de seguidores en las redes sociales y que, en las últimas semanas, se habían unido a las protestas virtuales contra el racismo. Su participación podría haber sido fundamental para provocar el fiasco de Trump.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios