Para evitar la propagación del Covid-19

Marruecos cierra fronteras terrestres con Ceuta y Melilla y se aísla de España

Con su decisión, Rabat trata de protegerse de la expansión del virus desde España y parar el regreso a casa de sus residentes en Italia. Las fronteras ceutí y melillense son las más transitadas de África

Foto: Un grupo de marroquíes residentes en Europa se concentraron esta mañana en la plaza de los Reyes de Ceuta. Al estar cerrada la frontera con Marruecos no pueden regresar a su país.
Un grupo de marroquíes residentes en Europa se concentraron esta mañana en la plaza de los Reyes de Ceuta. Al estar cerrada la frontera con Marruecos no pueden regresar a su país.

Las autoridades de Marruecos cerraron en la noche del jueves al viernes las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla, las más transitadas de África con cerca de 25 millones de personas que las atravesaban anualmente.

Rabat no anunció oficialmente la decisión, porque no reconoce la soberanía de España sobre ambas ciudades, pero los agentes marroquíes destinados en las fronteras sí se lo comunicaron en la tarde del jueves a sus colegas españoles. Melilla cuenta con cuatro fronteras con Marruecos (Beni Enzar, Barrio Chino, Farhana y Mariguani) y Ceuta una (Tarajal) aunque llegó a tener dos.

Marruecos cierra fronteras terrestres con Ceuta y Melilla y se aísla de España

Horas antes, el Ejecutivo marroquí sí anunció, mediante un comunicado, que “en concertación con las autoridades españolas” se suspendían todos los vuelos entre los dos países –incluidos los que enlazan el Sáhara Occidental con Canarias- así como el tráfico marítimo de pasajeros entre Andalucía y Marruecos. En concreto, los ferris entre Algeciras y Tánger y entre Almería y Nador solo podrán transportar mercancías.

Marruecos cierra fronteras terrestres con Ceuta y Melilla y se aísla de España

Con esta batería de medidas Marruecos trata de ponerse a salvo de la propagación del coronavirus. Se aísla así totalmente de España como lo hizo la semana pasada de Italia cancelando los vuelos y el ferri que conecta a ambos países. Mantiene por ahora, sin embargo, sus enlaces aéreos con Francia, un país tan golpeado como España por la enfermedad infecciosa que surgió en China.

La Delegación del Gobierno en Melilla y la Embajada de España en Rabat instaron a los españoles de viaje por Marruecos a regresar apresuradamente antes de que entre en vigor el cierre y la supresión de los enlaces aéreos y marítimos.

El cierre de las fronteras terrestres tendrá consecuencias desastrosas para los miles de marroquíes, muchos de ellos dados de alta en la Seguridad Social, que entraban a diario a trabajar en Ceuta y en Melilla en tareas de limpieza, cocina, cuidado de niños y de ancianos. Sus empleadores españoles tendrán que prescindir de una mano de obra barata. También impedirá a miles de marroquíes, sobre todo mujeres, acudir a los hospitales comarcales de ambas ciudades para dar a luz o ser atendidas en urgencias.

La clausura supone especialmente un serio revés para Melilla porque conlleva el fin del contrabando que efectuaban, según el Gobierno español, entre 3.000 y 5.000 porteadoras. Esas exportaciones ascendían a unos 450 millones de euros anuales, según una antigua estimación de la Delegación del Gobierno.

Marruecos cierra fronteras terrestres con Ceuta y Melilla y se aísla de España

Las autoridades marroquíes ya suspendieron el jueves el “comercio atípico”, la expresión que los melillenses utilizan en lugar de contrabando, pero la delegada del Gobierno en la ciudad, Sabrina Moh, restó importancia a la medida.

Foto: Marroquíes concentrados ante el Consulado de Marruecos en Algeciras exigen poder regresar a su país.
Foto: Marroquíes concentrados ante el Consulado de Marruecos en Algeciras exigen poder regresar a su país.

Señaló que no se trataba de un anticipo del cierre total de la frontera porque “no hay riesgo en la zona” de propagación del coronavirus. En Melilla solo se han registrado dos casos del virus (ambos estables y sintomatología muy leve) y se han confirmado esta misma madrugada. En Marruecos solo han aflorado seis y ninguno cerca de la ciudad española. El comentario de la delegada demuestra hasta que punto estaba desinformada el mismo jueves sobre las intenciones del vecino marroquí.

El reducido número de personas infectadas en Marruecos por el Covid-19, y también en otros países norteafricanos, suscita, no obstante, cierto escepticismo. En un país como Marruecos, que recibe más de diez millones de turistas al año y que cuenta con cerca de cinco millones de inmigrantes por el mundo, resulta difícil de creer que el impacto de la enfermedad sea tan escaso. Quizás el número de test llevados a cabo no sea lo suficientemente alto como para medir adecuadamente la propagación de la enfermedad, según opinan fuentes médicas.

En Ceuta la decisión marroquí de cierre fronterizo tendrá algo menos de impacto que en Melilla. Rabat ya puso prácticamente fin al contrabando procedente de Ceuta, uno 700 millones de euros anuales, el 7 de octubre pasado. Sumió así en una crisis a buena parte de la provincia de Tetuán. A los miles de parados que se generaron entonces por no poder trabajar en el porteo se añadirán ahora los que perderán sus empleos en Ceuta.

Las medidas adoptadas por Rabat no solo buscan protegerse de España sino de sus propios ciudadanos residentes en Italia. Después de Francia y España, Italia es el país de Europa que acoge a la colonia marroquí más numerosa –unas 450.000 personas- afincada sobre todo en el norte del país, la zona más golpeada por el Covid-19.

Tras el inicio de la crisis sanitaria en Italia, varios miles de inmigrantes marroquíes han perdido su empleo o han sufrido un ERTE. Optan a veces por salir del país para regresar temporalmente a Marruecos. Al estar suspendidos los vuelos entre Italia y Marruecos han recurrido al coche y al avión, vía España o Argelia. Para cortarles el paso, Rabat canceló no solo el tráfico aéreo con España sino también con Argelia, una potencia muy poco afectada por el coronavirus.

Foto: Marroquíes en Algeciras delante de su consulado esperando que les den una solución.
Foto: Marroquíes en Algeciras delante de su consulado esperando que les den una solución.

Ese tránsito por España de residentes en el norte de Italia suscitó cierta inquietud a las autoridades sanitarias españolas.

Cuando pase la crisis es probable que reabran las fronteras terrestres, pero parece, en cambio, dudoso que se reanude el contrabando con Melilla. Tras acabar con él en Ceuta, el director general de Aduanas marroquí, Nabyl Lakhdar, anunció su intención de hacer otro tanto con la otra ciudad española incrustada en la costa norteafricana aunque no dio fechas. El coronavirus le ha permitido adelantar los plazos.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios