EEUU mata al poderoso general Soleimani, hombre clave de Teherán en la región
  1. Mundo
Irán promete una "dura venganza"

EEUU mata al poderoso general Soleimani, hombre clave de Teherán en la región

El ataque que ha acabado con el misterioso general iraní Qasem Soleimani, líder de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, ha sido ordenado por el propio Donald Trump

Foto: EEUU mata al poderoso general Soleimani, hombre clave de Teherán en la región
EEUU mata al poderoso general Soleimani, hombre clave de Teherán en la región

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, ha amenazado este viernes a Estados Unidos con una "dura venganza" por la muerte del general iraní Qassen Soleimani, misterioso líder de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria (IRGC) del país y hombre clave de Teherán para mantener el control en la región, tras un bombardeo selectivo reivindicado por Washington en el aeropuerto de Bagdad.

"Una dura venganza está esperando a los criminales que tienen las manos manchadas con su sangre (la de Soleimani) y con la de otros mártires del incidente", ha advertido Jamenei en una declaración retransmitida por la televisión estatal iraní, IRIB. El ayatolá Jamenei culpó a la "gente más cruel de la tierra" del asesinato del "honorable" comandante que "luchó valientemente durante años contra los males y los bandidos del mundo".

Asimismo, el líder iraní ha alabado a Soleimani y ha declarado tres días de luto en el país. Estados Unidos ha reivindicado este viernes la muerte de Soleimani en un ataque en el aeropuerto de Bagdad "para proteger al personal estadounidense en el extranjero".

El general Soleimani era el oficial iraní que ha estado remodelando Oriente Medio para que encaje en los intereses iraníes, incluidas las guerras de Siria y el Irak post Estado Islámico. Se trata del encargado de las operaciones fuera de Irán de los Guardianes de la Revolución y ha estado presente sobre el terreno en Siria y en Irak, supervisando a las milicias respaldadas por Teherán en ambos países árabes.

El Pentágono, que ha especificado que ha sido el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el que ha dirigido el ataque, ha explicado en un comunicado que Soleimani "estaba desarrollando activamente planes para atacar a los diplomáticos estadounidenses en Irak y en toda la región". Washington se ha referido así a las manifestaciones que han tenido lugar en la Embajada de Estados Unidos el martes y el miércoles, motivadas por los bombardeos estadounidenses en Irak y Siria contra la milicia Kataib Hezbolá. Según el comunicado, "Soleimani aprobó los ataques a la Embajada de Estados Unidos".

Por su parte, el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Javad Zarif, ha tildado el ataque estadounidense de "escalada tonta" y "extremadamente peligroso" porque, según ha dicho, Soleimani dirigía "la fuerza más efectiva que lucha contra Estado Islámico, el Frente al Nusra y Al Qaeda". "Estados Unidos es responsable de todas las consecuencias", ha zanjado mediante su cuenta de Twitter, donde también ha calificado el suceso de "terrorismo internacional".

Además, el excomandante militar iraní Mohsén Rezaí ha asegurado en la misma red social que Irán se vengará "con contundencia" de Washington. Mientras tanto, Trump ha mantenido silencio y se ha limitado a publicar la foto de una bandera estadounidense.

Rusia condena el ataque

Rusia condenó hoy el asesinato Soleimani y pronosticó un aumento de la tensión en Oriente Medio. "El asesinato de Soleimani como resultado de un bombardeo en las afueras de Bagdad lo vemos como un paso aventurero que conducirá a un aumento de la tensión en toda la región", informó la Cancillería en un comunicado.

Por su parte, el Secretario de Estado de EEUU, Michael Pompeo, ha justificado la eliminación de Soleimani como una "acción defensiva" y ha señalado que "EEUU sigue comprometido con la desescalada de la tensión".

Tensión en Bagdad

La situación en Bagdad se ha agravado tras las manifestaciones que han tenido lugar en la Embajada de Estados Unidos el martes y el miércoles, que forzaron a la evacuación temporal de los diplomáticos estadounidenses del edificio de la delegación diplomática y a las fuerzas de seguridad a emplear gases lacrimógenos para dispersarlas, mientras la multitud coreaba "Muerte a América". Algunas zonas de las instalaciones fueron incendiadas y algunos manifestantes intentaron escalar el muro del recinto.

Foto: Cientos de manifestantes iraquíes asaltan la embajada de EEUU en Bagdad

En este contexto, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, advirtió el miércoles de que Estados Unidos iniciaría "acciones preventivas para proteger a las fuerzas estadounidenses". "Probablemente lo lamentarán, y estamos preparados para ejercer la defensa propia y detener más comportamiento ofensivo por parte de estos grupos, todos los cuales están respaldados, dirigidos y financiados por Irán", dijo Esper en un encuentro con periodistas.

Las protestas se desarrollaron en respuesta a los bombardeos estadounidenses en Irak y Siria contra la milicia Kataib Hezbolá, a la que se acusa de estar detrás de la muerte de un ciudadano norteamericano la semana pasada en un ataque.

Foto: El precio del petróleo sube hasta máximos de mayo y arrastra al rojo a los mercados

Según afirmó el Pentágono este jueves el ataque contra Soleimani buscaba "disuadir" futuros planes de Irán."El general Soleimani estaba desarrollando activamente planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Irak y en toda la región", señaló el Pentágono en un comunicado citado por medios locales.

La nota responsabiliza a Soleimani y a la Fuerza Quds "de la muerte de cientos de estadounidenses y de miembros del servicio de la coalición, y de las heridas de miles más". "Estados Unidos continuará tomando todas las medidas necesarias para proteger a nuestra gente y nuestros intereses en cualquier parte del mundo", agrega el comunicado, que precisa que este golpe "tenía como objetivo disuadir futuros planes de ataques iraníes".

Tras conocer su muerte, el influyente clérigo chií Muqtada al Sadr ha puesto en alerta a su milicia, si bien ha llamado a la calma. En un comunicado, Al Sadr ha expresado sus condolencias por la muerte de Soleimani y del 'número dos' de las Fuerzas de Movilización Popular (FMP), Abu Mahdi al Muhandis, si bien ha dejado claro que sus muertes no frenarán "nuestra resolución y nuestra yihad".

En este sentido, según informan los medios iraquíes, ha dado instrucciones a los "muyahidines, en especial al Ejército de Al Mahdi y la Brigada Al Yum al Mawud, y a todas aquellas facciones nacionales bajo nuestras órdenes para que estén listos para proteger Irak". No obstante, ha asegurado que reza a Dios para que "ahorre a la región y a Irak el peligro" de una guerra, al tiempo que ha confiado en que "todo el mundo muestre sabiduría e inteligencia".

Al Sadr es una figura clave en la política iraquí y una persona muy cercana a Teherán. El clérigo chií fundó en 2003 su Ejécito de Al Mahdi, el cual combatió contra la presencia estadounidense en Irak, provocando numerosas bajas en sus filas. La milicia volvió a emerger en 2017 en el marco de la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico y en la actualidad ha defendido a los manifestantes antigubernamentales en Bagdad.

Irán Terrorismo Irak
El redactor recomienda