HA SIDO ACUSADO DE NEGLIGENCIA

Un médico se equivoca de mujer y practica un aborto por error en Corea del Sur

La mujer iba a recibir una inyección nutricional, pero ni la enfermera ni el doctor verificaron su identidad antes de llevar a cabo el aborto

Foto: Nadie verificó la identidad de la mujer antes de practicarle el aborto (Reuters/Sergio Moraes)
Nadie verificó la identidad de la mujer antes de practicarle el aborto (Reuters/Sergio Moraes)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Una mujer embarazada de seis semanas acudió el pasado 7 de agosto a una clínica de Seúl, la capital de Corea del Sur. Sin embargo, lo que iba a ser una visita para recibir una inyección nutricional terminó en un aborto por error después de que se produjera una confusión en los historiales clínicos y no verificaran correctamente su identidad.

Ahora, la policía del distrito de Gangseo, donde se encuentra la clínica, ha lanzado una investigación en la que, principalmente, se acusa al doctor y a la enfermera que llevaron a cabo la intervención. Según han reconocido a la CNN fuentes policiales, los dos investigados han reconocido su culpa, por lo que han sido acusados de negligencia con resultado de daño físico.

Según Yonhap, la agencia surcoreana de noticias, la víctima iba a recibir una inyección nutricional. Al parecer, la enfermera le habría anestesiado sin confirmar su identidad, al igual que el médico, que practicó el aborto sin verificar de quién se trataba.

Cambio en la legislación

Corea del Sur ha sido uno de los últimos países que ha decidido permitir el aborto, después de contar durante los últimos 66 años con una de las normas más restrictivas del mundo al respecto. El Tribunal Constitucional dictaminó el pasado mes de abril que los legisladores deben cambiar las leyes existentes antes del próximo 31 de diciembre de 2020, ya que a partir del 1 de enero de 2021 el aborto será legal.

Hasta que la ley vigente sea derogada, el aborto está castigado en Corea del Sur con penas de un año de cárcel

Mientras tanto, la práctica del aborto sigue siendo ilegal y, de hecho, está castigada con una pena de hasta un año de prisión. Sin embargo, hay excepciones para casos de violación, incesto, enfermedades hereditarias de los padres o amenaza seria de la vida de la madre por culpa del feto.

Pese a la vigente prohibición, el Ministerio de Salud de Corea del Sur estima en unos 50.000 el número de abortos que se practicaron en el país el año pasado. Sin embargo, esos números podrían ser mucho más altos, debido a la criminalización que aún está en vigor y que muchas mujeres habrían elegido clínicas clandestinas para llevar a cabo los abortos.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios