TIENE SOLAMENTE 2000 HABITANTES

Un ayuntamiento dirigido solo por hombres en Texas prohíbe el aborto en la ciudad

Creen que su decisión será anulada en los juzgados, pero esperan llegar al Tribunal Supremo para tumbar una sentencia de 1973 que sentó jurisprudencia sobre el aborto

Foto: Muchos estados han introducido restricciones al aborto en Estados Unidos
Muchos estados han introducido restricciones al aborto en Estados Unidos

Waskom es una pequeña localidad del este de Texas en la que viven poco más de 2.000 habitantes. Su ayuntamiento está dirigido por un consejo de cinco personas, todas ellas hombres. Y su última decisión ha sido sorprendente: prohibir el aborto dentro de los límites de su municipio, pese a que no hay ninguna clínica que los practique.

Creen que su decisión es vital como medida preventiva, pero tiene un objetivo final: que haya un debate en torno al aborto, que la ley sea denunciada ante los tribunales y que el proceso de apelación llegue al Tribunal Supremo para tumbar la conocida como ‘Sentencia Roe v Wade‘, que estableció en 1973 el derecho al aborto en todo Estados Unidos.

De hecho, el alcalde Jesse Moore advirtió durante la votación al resto de miembros del consejo que podrían ser demandados ante el Tribunal Supremo por aprobar la prohibición. Han utilizado una expresión muy medida, ya que hablan de convertir Waskom en un “santuario para los no nacidos”, una palabra que se utiliza mucho en el lenguaje de la inmigración para referirse a lugares que no colaboran con las autoridades.

Una paradoja legal

El acceso al aborto en los Estados Unidos está recogido en la constitución y abortar es oficialmente legal en los 50 estados del país. Sin embargo, casi 30 estados han introducido este mismo año alguna reforma en la materia dentro de su territorio, algunas más restrictivas que otras, dependiendo normalmente del partido que gobierne en el estado, demócratas o republicanos.

Quieren que la decisión del ayuntamiento de Wakson sea rebatida hasta llegar al Tribunal Supremo
Quieren que la decisión del ayuntamiento de Wakson sea rebatida hasta llegar al Tribunal Supremo

Estados como Louisiana y Georgia son los más restrictivos y prohíben el aborto desde el mismo momento en el que se puede detectar un latido en el feto, lo que ocurre sobre las seis semanas de embarazo. Eso supone que muchas mujeres no podrían abortar en esos estados desde el mismo momento en el que sean conscientes de que están embarazadas, ya que en muchas ocasiones ese conocimiento no llega hasta después de las seis u ocho semanas.

En el otro lado de la balanza están los estados que no sólo no han reducido las posibilidades de abortar en su territorio, sino que han ampliado ese derecho. Estados como el de Nueva York, el de Nevada o el de Maine han legislado protegiendo los derechos de las mujeres que quieran abortar en previsión de que la ‘Sentencia Roe v Wade’ pudiera llegar a ser anulada.

Louisiana y Georgia son los estados más restrictivos y prohíben el aborto desde el momento en el que se puede detectar un latido en el feto

Tal y como recoge la BBC, las únicas excepciones que recoge la nueva legislación de Wakson son para casos de violación, incesto o que el embarazo suponga un riesgo grave para la vida de la madre.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios