¿FIN A LA CIUDAD MÁS CARA DEL MUNDO?

El dinero empieza a abandonar Hong Kong: el plan de China para enturbiar las protestas

El gobierno presiona para que las compañías se alineen contra las protestas y las aduanas dañan el comercio con retrasos. Algunos empresarios reconocen que ya están haciendo las maletas

Foto: Huelga de estudiantes en Hong Kong. (EFE)
Huelga de estudiantes en Hong Kong. (EFE)

Vuelos en clase Business a precio de Economy, hoteles de cuatro estrellas con tarifas de hostales, centros comerciales a medio gas, tiendas que cierran de forma intermitente y congresos que se suspenden. No hay que ser un lince para certificar que las protestas de Hong Kong, que se alargan ya más allá de los 79 días que duró el Movimiento de los Paraguas de 2014, están dañando la economía local de la excolonia británica.

Los continuos enfrentamientos violentos entre manifestantes prodemocracia y la Policía son un balazo contra la línea de flotación de esta ciudad de 7,4 millones de habitantes: el turismo, que el año pasado representó el 17,4% del PIB de Hong Kong, se ha resentido de forma significativa y arrastra también a las ventas al por menor. De pronto, la ciudad más cara del mundo, esa en la que hacen falta 18,1 años de un salario medio íntegro para acceder a una vivienda en propiedad, resulta más asequible.

Puede que esa sea la única ventaja económica que disfrute la población local debido a las protestas, porque el sector inmobiliario está tan tocado que un informe del Royal Institute of Chartered Surveyors (RICS) vaticina que los alquileres caerán un 2% en el próximo año. No parece mucho, pero es un vuelco importante si se compara con el incremento del 3% que se preveía antes de las protestas.

"Nos vamos de Hong Kong"

Nuevas promociones se han cancelado, las ventas caen, y las nueve constructoras más importantes de Hong Kong han perdido casi 50.000 millones de euros de su valor en bolsa. Los inversores prefieren llevar su dinero a otro lado, y algo parecido piensan hacer los hongkoneses más adinerados consigo mismos. 251 ya se han apuntado al programa de lujo ideado por Malasia para reubicarse en el país del sudeste asiático, y no son pocos los que piensan en emigrar a otros lugares. “Esta situación podría provocar una tercera oleada de migración, aunque no creo que estemos todavía en ese punto”, afirmó a Bloomberg James Fisher, uno de los directivos de Spacious, que colabora en el estudio de RICS.

Por su parte, los servicios financieros y el comercio transfronterizo, que suman el 18,9% y el 17,5% del PIB respectivamente, tienen menos relación con el mercado interno y, en teoría, apenas deberían estar expuestos a las turbulencias sociales. Al fin y al cabo, en Hong Kong se mueven libremente capitales y mercancías. No en vano, más del 60% de la inversión extranjera directa hacia y desde China de la última década fluyó a través de la ciudad. En gran medida, eso se debe al modelo ‘un país, dos sistemas’, el peculiar encaje que China y el Reino Unido acordaron para que Hong Kong se integrase en la República Popular a partir de su devolución en 1997. Esa singularidad se mantendrá hasta 2047.

El hecho de que se rija por su propia legislación, disfrute de una fiscalidad muy favorable y cuente con su propio sistema monetario convierten a la ciudad en una privilegiada puerta de acceso a la segunda potencia económica mundial y en uno de los principales centros financieros del planeta. El Banco Santander añade que su atractivo también reside en la transparencia de las instituciones, las libertades de las que goza y la estabilidad política, apartados que ahora las protestas están poniendo en entredicho.

Miles de empresas extranjeras hacen negocios en Hong Kong, y no faltan quienes temen que, si la situación se agrava con la adopción de las medidas de emergencia con las que ha amenazado el gobierno local, decidan llevarse sus operaciones a otra parte. Y no están muy equivocados, porque así ha comenzado a suceder en el sector del comercio transfronterizo.

Las mercancías se mueven con menos ligereza que los capitales y son más vulnerables a sucesos como el cierre del aeropuerto. Muchos almacenes están ubicados en Hong Kong, desde donde opera una constelación de compañías de logística y de comercio electrónico. La de Luis Galán, 2Open, es una de esas últimas. Vende cosméticos españoles en China a través de la ciudad. Aunque en un principio él no esperaba verse afectado, ahora reconoce que la situación ha dado un vuelco.

Llega el "terror blanco"

“Se ha formado un cuello de botella en envíos a China por el proceso aduanero de las autoridades chinas. Están revisando con lupa todo el flujo de envíos. En el sector la gente se pregunta por qué. Están abriendo cajas de cosméticos como si fuésemos a meter mensajes en clave. El retraso está siendo cada vez mayor, es ya de un mes, y hemos empezado a desviar 'stocks' hacia zonas francas en la china continental, como Shenzhen o Zhuhai. Nos vamos de Hong Kong”, cuenta el empresario a El Confidencial.

“Si se extiende este problema, el efecto puede ser inmediato y demoledor para el sector de la logística, porque la sustitución de almacenes por otros ubicados fuera de la ciudad es inmediata. Los proveedores logísticos ya están advirtiendo que se desvíe la mercancía directamente a otros lugares de China”, añade Galán.

Esta coyuntura puede convertirse en una poderosa arma económica para Pekín, ya que podría provocar un daño significativo en Hong Kong y atribuirlo a las protestas para restarles apoyo popular.

El Gobierno podría dar un mazazo aún mayor modificando las ventajas y el trato de favor del que gozan en sus operaciones con China las compañías extranjeras de otros sectores establecidas en la ciudad. “Muchas empresas extranjeras, también Pymes, hemos ubicado nuestra sede social en Hong Kong para operar en el resto del país, porque resulta mucho más fácil. Cosas como abrir la propia empresa o cuentas bancarias son aquí trámites mucho más sencillos. No hay límites en el cambio de divisas, los impuestos son mínimos, y la legalidad se cumple. Pero si, por lo que fuese, Pekín decidiese alterar esa normativa y dificultarnos la vida en la china continental, muchos nos marcharíamos”, cuenta una empresaria del sector de la moda que prefiere mantenerse en el anonimato.

Galán reconoce que ese es un as en la manga de los dirigentes comunistas, pero, a pesar de que Hong Kong es cada vez menos relevante en el conjunto de la economía china, cree poco probable que lo lleguen a sacar. “Han aprendido de experiencias propias en revueltas anteriores. Yo apostaría a que no tomarán más medidas que sofocar y dejar morir por inanición, si pueden, la situación en Hong Kong”, avanza el directivo. Eso sí, preguntado por si tiene intención de regresar cuando las aguas vuelvan a su cauce, Galán no lo tiene claro. “Es una opción que me gustaría mantener abierta. Pero si el servicio en zona franca -de otras ciudades- funciona bien y el precio es bueno, la decisión de marchar será irreversible”.

Además, China también está ejerciendo mucha presión sobre las multinacionales hongkonesas. El caso más evidente es el de la aerolínea de bandera Cathay Pacific, cuyo consejero delegado dimitió tras el escándalo provocado por el apoyo de algunos de sus empleados a las manifestaciones. Pekín exigió que tanto la empresa como sus trabajadores se alineen con la postura gubernamental, y algunos de esos últimos fueron despedidos.

Cualquier tipo de represalia contra la compañía aérea, muy dependiente del tráfico chino, podría tener graves consecuencias económicas, y los directivos no quieren arriesgar. Esta coyuntura fue tachada de ‘terror blanco’ por una tripulante de cabina despedida que, como muchos otros manifestantes, ven en estas presiones empresariales una clara erosión de libertades como el derecho a la libre expresión. “Es un ataque contra los valores de Hong Kong”, afirmó.

El dinero no tiene ideología

En la misma línea, diferentes medios aseguran que el gobierno chino está utilizando a empresas internacionales para disciplinar a sus empleados en Hong Kong y asegurarse así que el mundo económico se pone de su parte. “Está politizando la economía de una forma nunca antes vista”, afirmó el académico Max Zenglein en declaraciones al periódico alemán Der Spiegel, que publicó el pasado día 28 un reportaje sobre las presiones que reciben las empresas extranjeras. El dinero no tiene ideología y es clave en este conflicto. Pekín sabe que cuenta con la fuerza suficiente como para que no abandone su regazo.

De momento, el sector menos afectado es el financiero. Aunque hay quien ve en Singapur, la excolonia británica del sudeste asiático, una alternativa fiable para el capital, Georg Chmiel, presidente ejecutivo del principal portal chino para la adquisición de bienes inmobiliarios en el extranjero, Juwai, está convencido de que las compañías financieras no tienen alternativas a Hong Kong. “Los beneficios a largo plazo de permanecer en la ciudad y en el Gran Área de la Bahía de Guangdong-Hong Kong y Macao superan cualquier consecuencia negativa que se pueda sentir a corto plazo”, comenta por correo electrónico a preguntas de este periódico.

“Hong Kong es el mejor lugar para las empresas extranjeras que desean trabajar en China y para las empresas chinas que miran al extranjero”, añade. “No hay otra ciudad de China que pueda competir con Hong Kong en servicios financieros y en otras actividades de alto valor añadido. Esto se debe a que Pekín permite que el capital, las personas y la información fluyan libremente dentro de Hong Kong. El gobierno chino ha sido muy inteligente al retener lo mejor del sistema de la ciudad”, apostilla Chmiel.

Carlos Miranda, propietario de Good Wine Trading y residente en la cercana Guangzhou, también considera que abandonar Hong Kong no es aún necesario. No hay que precipitarse. “Las empresas han hecho un esfuerzo enorme para instalarse y crear una red de clientes. Irse sería un error y supondría echar por tierra mucho tiempo y dinero. Las empresas tienen que estar donde están sus clientes. Y al norte de Hong Kong hay un mercado con un potencial enorme”, sentencia.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios