Una de las piscinas más altas del planeta

Dubái está construyendo una piscina infinita en un piso 50 (aunque no será la más alta)

La isla de Palm Jumeirah será la encargada de acoger una de las piscinas infinitas más grandes y más altas del mundo. Contará con 775 metros cuadrados y 930.000 litros de agua

Foto: Piscina infinita situada en La Vie Club Lounge de Singapur. (iStock)
Piscina infinita situada en La Vie Club Lounge de Singapur. (iStock)

En los últimos años, algunas de las ciudades más conocidas de los Emiratos Árabes Unidos están experimentando una gran transformación para convertirse en verdaderos referentes del progreso. Unos cambios en los que el dinero procedente del petróleo, así como la necesidad de hacer una diversifación del modelo económico del país están teniendo mucho que ver. Este es el caso de Dubái, donde se han propuesto crear una piscina infinita en la isla de Palm Jumeirah, algo que no tendría mayor trascendencia si no fuese porque la idea es hacerla en un quincuagésimo piso, a unos 210 metros de altura sobre el suelo.

La isla, construida de forma artificial en las aguas turquesas del Golfo Pérsico, que cuenta con forma de palmera y que puede verse incluso desde la Estación Espacial Internacional, pronto tendrá un nuevo atractivo, puesto que los promotores del complejo, Dubai Nakheel, están a punto de completar una piscina infinita de 775 metros cuadrados y 930.000 litros de agua. En cuanto entre en funcionamiento pasará a ser una de las más altas del mundo, sin embargo, su altura será mucho menor que la ubicada en el piso 118 del Ritz-Carlton de Hong kong, la cual se asienta a 484 metros del suelo. Sobre ella se prevé un restaurante, así como una planta más arriba, en la 52, un mirador panorámico que corone el edificio.

Esta construcción que ofrecerá a los usuarios vistas de la ciudad de Dubái en 360 grados, desde el piso 50 de la Palm Tower, será uno de los complejos hoteleros y residenciales más lujosos de la urbe y que, a su finalización, contará con 52 pisos de altura. Una obra de ingeniería que está a punto de finalizarse y que tendrá un coste superior a los 327 millones de dólares.

Un proyecto ambicioso

Llevar a cabo un proyecto de esta magnitud no siempre es fácil, puesto que, en este caso, las condiciones de viento que se suelen dar frente a la costa suponen uno de los desafíos más importantes a los que se han de enfrentar los promotores. Así, a la hora de levantar materiales, las condiciones del edificio hicieron necesaria la utilización de grúas de torre de 300 metros de altura, las cuales se requerían para poder elevar las más de 2.000 toneladas de vidrio y 1.200 toneladas de acero necesarias para crear la piscina.

El diseño de esta obra está pensado para minimizar el efecto de la brisa marina, así como, según las palabras de Oman Khoory, director gerente de Nakheel Malls: "Será un imán para residentes y turistas, pero no ha sido fácil de construir". Si bien, en la actualidad, el trabajo estructural de la piscina ya está completado, mientras que la fachada de vidrio que la recubre ya sobrepasa un 60% del proceso, por lo que, según Nakheel, tanto la torre como la piscina estarán finalizadas a final de año.

Más que una piscina

Más allá de lo espectacular de la piscina, el piso 51 de la torre, justo sobre la alberca, albergará un restaurante de prestigio y, en la planta 52, la más alta, un mirador. Ambos pisos estarán hechos de una estructura compuesta por acero flotante, lo que permitirá instalar un museo interactivo y una galería sobre la creación de Palm Jumeirah, a más de 240 metros de altura. Así, "The View at the Palm combinará vistas impresionantes con una experiencia educativa interactiva", según apuntó Khoory.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios