en un viaje de estudios, A PUNTA DE PISTOLA

Cuatro niñas británicas y su profesora, atacadas sexualmente en Ghana

Formaban parte de un grupo de diez escolares británicos que pagaron más de 1300 euros por persona para viajar como voluntarios

Foto: El colegio de las niñas apoya a una ONG ghanesa que cuida de niños desfavorecidos (Reuters/Zohra Bensemra)
El colegio de las niñas apoya a una ONG ghanesa que cuida de niños desfavorecidos (Reuters/Zohra Bensemra)

Cuatro jóvenes de entre 16 y 17 años y su profesora han sido atacadas sexualmente a punta de pistola en Ghana, durante un viaje escolar. Todas formaban parte del proyecto solidario que su colegio en el Reino Unido lleva a cabo con los niños de una ciudad costera de este país africano. Ni los nombres de las víctimas ni su colegio han sido facilitados para mantener su privacidad.

Los hechos sucedieron el pasado sábado. Un hombre armado con un rifle asaltó el campamento en el que se hospedaban los diez escolares británicos y sus profesores, dejando a un guardia de seguridad herido de gravedad de un disparo al intentar detener el ataque.

Ni la policía de Ghana ni las autoridades británicas han ofrecido más detalles. Lo único que se sabe es que las víctimas volaron de vuelta al Reino Unido la misma mañana del domingo y fueron ingresadas directamente en un hospital, del que tampoco se han ofrecido los datos, para recuperarse de la experiencia.

Un viaje solidario

El colegio al que pertenecen los escolares atacados es parte de una ONG en la que ayudan a niños ghaneses desfavorecidos. En este viaje, los escolares y sus profesores iban a ver con sus propios ojos lo que sucedía en este país africano, ayudando a esta ONG y después de haber pagado 1.200 libras por persona, aproximadamente 1350 euros.

Los alumnos estaban alojados en una especie de hostal cerca de la playa, en habitaciones en las que podían dormir hasta seis personas. El recinto estaba amurallado y era supuestamente seguro, ya que disponía de personal de seguridad. Estos dormían también dentro del complejo, al igual que el encargado de la ONG, un ciudadano ghanés. El objetivo del viaje era dar a los escolares “la oportunidad de experimentar la vida en un país en vías de desarrollo”.

No es el primer caso que se da en Ghana de ataques sobre jóvenes voluntarios europeos. El pasado mes de julio, tres hombres armados irrumpían en una residencia que alojaba a voluntarios españoles en la ciudad de Winneba. Entre los jóvenes se encontraba Tana Rivera, hija del torero Francisco Rivera Ordóñez y la aristócrata Eugenia Martínez de Irujo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios