Es noticia
Menú
Los republicanos expresan "satisfacción" con el informe del FBI, que exonera a Kavanaugh
  1. Mundo
el senado votará la confirmación este sábado

Los republicanos expresan "satisfacción" con el informe del FBI, que exonera a Kavanaugh

Crece la brecha entre unos republicanos que quieren confirmarle a toda costa y unos demócratas que creen que las pesquisas han sido poco más que una farsa limitada desde la Casa Blanca

Foto: El juez Brett Kavanaugh jura antes de testificar ante el Comité Judicial del Senado, el 27 de septiembre de 2018. (Reuters)
El juez Brett Kavanaugh jura antes de testificar ante el Comité Judicial del Senado, el 27 de septiembre de 2018. (Reuters)

Llega la hora final para Brett Kavanaugh. Tal y como ha confirmado Chuck Grassley, jefe del Comité Judicial del Senado encargado de supervisar el proceso de confirmación del juez para el Tribunal Supremo, sus miembros han recibido ya los resultados de la investigación del FBI sobre el magistrado conservador, que deberá ayudarles a decidir sobre las presuntas alegaciones de abusos sexuales vertidas contra él. El líder de la mayoría republicana Mitch McConnell ha puesto en marcha el proceso de votación final, que, a no ser que ocurra un cataclismo político, deberá producirse este sábado.

La investigación del FBI fue una exigencia del senador Jeff Flake tras la dramática sesión del Comité que tuvo lugar la semana pasada, en la que Christine Blasey Ford, una de las mujeres que acusa a Kavanaugh, testificó acerca de su experiencia. Lejos de servir para acercar posturas, esta semana solo ha servido para ahondar la brecha entre demócratas y republicanos acerca del magistrado, una apuesta personal del presidente Donald Trump para el alto tribunal. Su nominación al Tribunal Supremo -de por vida- permitirá a los conservadores tener la última palabra en las cuestiones más controvertidas de la vida política estadounidense, desde el aborto hasta las leyes sobre la posesión de armas de fuego.

El informe del FBI está solamente en formato papel y no se han hecho copias. Está siendo custodiado en una habitación segura en el sótano del Capitolio, un lugar llamado Instalación de Información Sensible Compartimentada (o SKIF, por sus siglas en inglés), donde los representantes del Comité lo están consultando. No se descarta, sin embargo, que se produzcan filtraciones interesadas sobre su contenido. Grassley ha dado una rueda de prensa esta tarde en la que ha afirmado que el informe "no ha encontrado indicios de conducta inapropiada" por parte de Kavanaugh. Tanto Flake como la senadora Susan Collins se han mostrado "satisfechos" con el resultado, y votarán a favor de la confirmación.

Foto: El juez Brett Kavanaugh frente al Tribunal Supremo de EEUU en Washington, el 10 de julio de 2018. (Reuters)

Los demócratas han puesto el grito en el cielo ante las aparentes limitaciones impuestas por la Administración Trump a la investigación, que, según el Washington Post, parece haberse centrado casi exclusivamente en lo sucedido a Ford (y, en menor medida, a Deborah Ramirez, otra de las mujeres que le acusa de un incidente de abuso sexual durante el primer año de ambos como estudiantes en Yale), pero sin que se haya interrogado a numerosos testigos clave, incluyendo los dos protagonistas.

“El Washington Post ha podido confirmar entrevistas con solamente seis testigos, cinco de los cuales tienen una conexión con el profesor o su alegación”, señala el rotativo. “La confirmación de la Casa Blanca de que no permitirá que el FBI entrevista a la doctora Blasey Ford, al juez Kavanaugh o a los testigos identificados por Deborah Ramírez genera la importante preocupación de que esta no es una investigación creíble”, ha llegado a afirmar la senadora Dianne Feinstein, la demócrata de más alto rango en el Comité Judicial, en un comunicado.

Sí han hablado con la propia Ramírez, pero no con Julie Swetnick, la tercera de las implicadas, que afirma haber sido violada en grupo durante una fiesta de estudiantes de instituto a la que Kavanaugh asistió. Según los abogados de Ramírez tampoco han contactado con ningún nombre de una lista de testigos potenciales proporcionada por ésta.

placeholder El presidente Trump burlándose de Blasey Ford, una de las supuestas víctimas de Kavanaugh, durante un mítin en Southaven, Mississippi, el 2 de octubre de 2018. (EFE)
El presidente Trump burlándose de Blasey Ford, una de las supuestas víctimas de Kavanaugh, durante un mítin en Southaven, Mississippi, el 2 de octubre de 2018. (EFE)

El pecado original de Kavanaugh

Sea cual sea el resultado de la votación, eso no significa que los demócratas, el cada vez más poderoso movimiento de mujeres o la opinión pública se vayan a olvidar de los supuestos excesos de Kavanaugh. Por si todo lo anterior fuera poco, su ex compañero de habitación en Yale, James Roche, ha publicado un artículo en la revista Slate donde asegura que el magistrado cometió perjurio para asegurar su nominación.

“Brett Kavanaugh se levantó bajo juramentó y mintió sobre su relación con la bebida y sobre el significado de las palabras en su anuario. Lo hizo malamente, sin dudas o reservas”, escribe Roche. “En sus palabras y su comportamiento, el juez Kavanaugh ha demostrado su desdén por la verdad, por el proceso, por el estado de derecho y por la necesidad de rendir cuentas. Su disposición a mentir para evitar la vergüenza arroja dudas acerca de sus negativas sobre la cuestión más amplia de los abusos sexuales”, asegura.

En una entrevista con la CNN, Roche ha ahondado en la explicación: si bien Kavanaugh afirmó ante el Comité del Senado no haber perdido nunca el conocimiento por el alcohol, su ex compañero afirma lo contrario. “Le he visto tanto lo que yo consideraría como borracho hasta perder el conocimiento como lidiando con las consecuencias de ello a la mañana siguiente”, ha afirmado.v Roche es además amigo de Ramírez, de quien ha asegurado que “no hay absolutamente ninguna posibilidad de que ella se esté inventando esta historia”. No obstante, señala que el FBI no le ha contactado durante la investigación.

Foto: Brett Kavanaugh, durante la sesión del Comité Judicial del Senado, el jueves 27 de septiembre de 2018. (Reuters)

No es el único: durante esta semana, han proliferado los individuos que aseguran haberse puesto en contacto con dicha institución para aportar información relevante acerca de la investigación, sin haber obtenido respuesta alguna. La respuesta, según el Washington Post, está en las líneas rojas trazadas por la Casa Blanca. Incluso si acaba formando parte del Tribunal Supremo, la labor de Kavanaugh se desarrollará de forma ineludible bajo la marca del pecado original de su confirmación.

No es algo que parezca importarle demasiado a Trump, quien este miércoles, durante un mitin en Mississippi, se burló de la profesora Ford ante las risas de sus seguidores, sentando otro peligroso precedente para las víctimas de abusos sexuales. “¿Cómo llegó a casa? No lo recuerdo. ¿Cómo llegó allí? No lo recuerdo. ¿Dónde está el lugar? No lo recuerdo. ¿Hace cuántos años ocurrió? No lo sé”, dijo Trump, parodiando el testimonio de Ford ante el Comité. La implicación evidente es que se trata de una falsa acusación con el único propósito de “arruinar la vida de un hombre”.

Ni siquiera el propio Kavanaugh ha llegado tan lejos: el magistrado no niega el sufrimiento de Ford, pero se limita a afirmar que fuese quien fuese la persona que la agredió sexualmente, no era él. Pero no parece que eso sea algo que a Trump, acusado a su vez de acoso sexual y comportamientos inadecuados por decenas de mujeres, le importe demasiado.

Llega la hora final para Brett Kavanaugh. Tal y como ha confirmado Chuck Grassley, jefe del Comité Judicial del Senado encargado de supervisar el proceso de confirmación del juez para el Tribunal Supremo, sus miembros han recibido ya los resultados de la investigación del FBI sobre el magistrado conservador, que deberá ayudarles a decidir sobre las presuntas alegaciones de abusos sexuales vertidas contra él. El líder de la mayoría republicana Mitch McConnell ha puesto en marcha el proceso de votación final, que, a no ser que ocurra un cataclismo político, deberá producirse este sábado.

FBI
El redactor recomienda