en créil

El fugitivo más buscado de Francia usaba un burka para no ser identificado

El fiscal señaló que el arresto de Faïd, de 46 años, supuso un "gran logro" para la Policía y la Justicia, "teniendo en cuenta su historial delictivo"

Foto: Foto: EFE
Foto: EFE

Redoine Faïd, el fugitivo más buscado de Francia detenido esta madrugada en Créil, la ciudad donde se crió, usaba un burka para no ser identificado cuando salía a la calle, explicó hoy el Fiscal de París, François Molins. "El seguimiento a una mujer joven residente en Créil nos llevó a descubrir que ella transportaba en su vehículo a una persona vestida con un burka, pero cuyo aspecto nos daba a pensar que podía ser un hombre", dijo en rueda de prensa Molins.

Faïd, que el pasado 1 de julio logró escapar en helicóptero de la prisión donde cumplía una condena de 25 años por el asalto a un furgón blindado en el que murió un policía, fue detenido a las 04.00 de la madrugada (02.00 GMT) en un piso de un barrio de Créil (70 kilómetros al norte de París), donde además fueron arrestadas otras cuatro personas: su hermano Rachid, dos de sus sobrinos y una mujer.

Escuchas telefónicas

Además de la pista del burka, una vestidura femenina propia de algunos países islámicos que oculta el cuerpo y la cabeza por completo, también captó la atención de los investigadores una línea telefónica de "un individuo que recibía informaciones para buscar dinero" al que pudieron geolocalizar.

El fiscal señaló que el arresto de Faïd, de 46 años, supuso un "gran logro" para la Policía y la Justicia, "teniendo en cuenta su historial delictivo" en el que se incluía una primera fuga de prisión en 2013. Molins detalló que unos 50 agentes han estado detrás del fugitivo durante los últimos meses y desveló que hasta 120 se movilizaron en la madrugada de la detención. El fiscal aprovechó para criticar "la mediatización" del caso y condenó que se filtraran a la prensa datos que "han comprometido la investigación".

Secuestro de helicoptero

Redoine Faïd escapó de la prisión de Réau, en la región de París, el pasado 1 de julio gracias a un comando formado por varios hombres fuertemente armados que secuestraron un helicóptero con el que lo sacaron del centro penitenciario. El 24 de julio consiguió zafarse de una persecución con los gendarmes que terminó en un centro comercial de la ciudad de Sarcelles, al norte de París, donde junto a un cómplice dejó un coche abandonado.

El 5 de septiembre, las fuerzas de seguridad llevaron a cabo una serie de registros en París y en varias localidades del departamento de Oise, donde se encuentra Créil, dentro de las pesquisas para seguirle el rastro.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios