Es noticia
Menú
¿Qué pasará con Trump? Las cruciales elecciones de noviembre decidirán su destino
  1. Mundo
"NO HABRÁ JUICIO MIENTRAS SEA PRESIDENTE"

¿Qué pasará con Trump? Las cruciales elecciones de noviembre decidirán su destino

El peor escenario para Trump es que el Partido Demócrata se haga con el control del Congreso y abra una investigación por corrupción que incluya sesiones sobre el proceso de 'impeachment'

Foto: Donald J. Trump (c) entrega la Medalla de Honor a la viuda del sargento John Chapman, caído en Afganistán. (EFE)
Donald J. Trump (c) entrega la Medalla de Honor a la viuda del sargento John Chapman, caído en Afganistán. (EFE)

La caída de dos importantes aliados de Donald Trump -su exabogado personal y su exjefe de campaña- ha marcado su día más negro desde que llegó a la Casa Blanca. Su presidencia está amenazada por varios flancos, especialmente tras la confesión bajo juramento del letrado Michael Cohen, que ha implicado al magnate en delitos federales.

Los próximos meses serán turbulentos en Washington, pero es improbable que Trump se enfrente a cargos criminales. En el pasado, el Departamento de Justicia decretó en sus guías que un presidente en activo no puede ser encausado y el equipo legal del magnate afirma que el fiscal especial Robert Mueller, quien lidera la investigación sobre la injerencia de Rusia en las presidenciales de 2016, ha asegurado que cumplirá esta máxima. No obstante, la Constitución no precisa de forma específica este punto y diversos expertos han elaborado a lo largo de los años opiniones contrapuestas para la Casa Blanca.

“No olvidemos que, en última instancia, esto va del Congreso y no de tribunales. Cualquiera que crea que Trump se enfrentará a un juicio penal mientras sea presidente está equivocado”, escribe en Twitter Eric Columbus, un reconocido abogado que trabajó en el Departamento de Justicia durante la Administración Obama.

El peor escenario para Trump es que el Partido Demócrata se haga con el control del Congreso -que tiene la autoridad constitucional para iniciar un 'impeachment'- en las elecciones de noviembre de mitad de mandato y abran una investigación por corrupción que probablemente incluirá sesiones sobre el proceso de destitución. En las 'midterm elections' se renuevan toda la Cámara de Representantes y un tercio del Senado. Básicamente, el destino de Trump está en manos de sus votantes.

Foto: El presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump, en un acto en el Centro Cívico de Charleston. (EFE)

Iniciar un proceso de 'impeachment' requiere de una mayoría cualificada en el Senado (67 de 100 senadores) y, hoy por hoy, la mayoría es republicana (51/49). Según las encuestas, los demócratas parten con una ventaja considerable, sobre todo en la Cámara de Representantes, donde algunos sondeos les otorgan una ganancia de hasta 70 escaños. La cuestión es si la tormenta desatada por Cohen y Manafort anima a los indecisos de la base electoral del presidente ante lo que consideran una “caza de brujas”.

Hay quien sostiene que Mueller, Cohen y Manafort solo harán que Trump sea más fuerte. “En ningún caso la acusación ha demostrado que hubo colusión entre su equipo de campaña y la Inteligencia rusa y ello (…) ayuda a cimentar su imagen de víctima de una 'caza de brujas' con objetivos partidistas. Mientras, sus cifras de aprobación han aumentado y ha vuelto a superar el límite crucial del 50% en la encuesta de seguimiento de Rasmussen”, escribe Peter Roff en 'Newsweek'. "Los críticos del presidente necesitan aprender un par de cosas. Cada vez que se demuestra que están equivocados o que han manipulado una historia u omitido hechos críticos se vuelven más débiles. Trump cuenta con esto para continuar (en el poder). Es una forma de agrupar a sus bases".

Entonces, ¿si Trump gana en noviembre se habrán acabado sus problemas? El presidente es objeto de varias investigaciones federales y estatales, entre las que destaca la que lidera el fiscal especial Mueller. Los múltiples frentes legales en los que Trump parece ser vulnerable -desde la implicación en la financiación ilegal de su campaña hasta sus negocios- crean un escenario "terrible" para el presidente, escribe Benjamin Wittes en 'The Atlantic': "La situación se complica y es aún peor para el presidente, porque nadie, incluido él, sabe cuándo se producirá el próximo golpe o en cuál de estos frentes".

Por otra parte, el 'caso Omarosa' sigue su curso. Las filtraciones de la exasesora afroamericana de Trump -Omarosa Manigault Newman- alimentan el debate sobre el supuesto racismo y los problemas mentales del presidente. Además, se ha comprometido a publicar “material explosivo” con el que hacer campaña contra el Partido Republicano en las semanas previas a las elecciones.

La caída de dos importantes aliados de Donald Trump -su exabogado personal y su exjefe de campaña- ha marcado su día más negro desde que llegó a la Casa Blanca. Su presidencia está amenazada por varios flancos, especialmente tras la confesión bajo juramento del letrado Michael Cohen, que ha implicado al magnate en delitos federales.

Partido Republicano Partido Demócrata
El redactor recomienda