ROMPE CON LA AGENDA DE LA CUMBRE DE LA OTAN

Trump señala a España y Alemania por su bajo gasto en defensa

Trump vuelve a la carga: vuelve a poner sobre la mesa su exigencia de que sus socios de la OTAN gasten más en defensa, con Alemania y España en la diana

Foto: Donald Trump y Pedro Sánchez en su primer encuentro, en el marco de la OTAN (Reuters)
Donald Trump y Pedro Sánchez en su primer encuentro, en el marco de la OTAN (Reuters)

Donald Trump vuelve a la carga. Aunque no tocaba, este jueves puso de nuevo sobre la mesa su exigencia de que sus socios de la OTAN gasten más en defensa. El enfado de Trump es notable, tanto como para que circulen informaciones contradictorias sobre su supuesta amenaza de abandonar la Alianza. Lo que sí está claro es que esta vez, señaló directamente a España. El 0,93% de su PIB que el país tiene previsto gastar este año en defensa le parece insufiente al inquilino de la Casa Blanca, que dio un puñetazo sobre la mesa para retomar este tema cuando los socios estaban ya hablando sobre Ucrania y Georgia.

Por primera vez, el presidente norteamericano apunta en concreto a España, de un modo que obligó a Pedro Sánchez a tomar la palabra para defender su tesis: que a la hora de evaluar los esfuerzos que hace cada socio de la OTAN, hay que mirar algo más que la inversión en defensa y tener en cuenta otros esfuerzos. "Creo que para ser justos con el conjunto de los aliados de la OTAN, hay que ser muy conscientes de que en España estamos aumentando el gasto en defensa y por tanto nuestro compromiso (...). Y tenemos que incorporar otros elementos" al debate, recalcó este miércoles ante los medios.

Sin embargo, una vez más la arremetida -que no se centró en España, sino que fue dirigida a varios socios- tuvo un objetivo central: Alemania y, en concreto, contra su canciller, Angela Merkel. Trump considera que Alemania y el resto de miembros de la Alianza Atlántica que no cumplen con el objetivo de invertir un 2% de su PIB en estos fines deben hacerlo, y no para 2024, sino para ya.

El arranque de Trump obligó al secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stolterberg, a detener el encuentro que en esos momentos mantenían sobre Ucrania y Georgia. Algo insólito, dado que la cuestión del reparto de la carga -dicho de otro modo, sobre quién paga cuánto- ya fue abordado este miércoles y se suponía que se había pasado página. Su salida pilló por sorpresa a sus socios, dado que tras sus habituales rapapolvos se había mostrado más relajado durante la cena con que cerraron la primera jornada de la OTAN.

El gasto en Defensa de la mayoría de los países europeos está muy por debajo de los objetivos que se han marcado dentro de la propia Alianza Atlántica, mientras que EEUU se mantiene en el 3,5% en 2018. Pero ni es cierto que las inversiones de Washington alcancen el 4,2%, como asegura Trump, ni el compromiso de la OTAN está escrito en piedra. Y el presidente norteamericano es el menos indicado para dar lecciones a nadie sobre la necesidad de respetar los compromisos asumidos en la arena internacional.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios