calentamiento de la cumbre de la otan

Batalla tuitera entre los socios de la OTAN: Donald (UE) contra Donald (EEUU)

Tras días poniendo la otra mejilla a Donald Trump, la Unión Europea ha roto su silencio, calentando motores para la cumbre de la OTAN que arranca mañana

Foto: Los dos Donalds en en Bruselas durante la última visita de Trump a Bruselas (REUTERS)
Los dos Donalds en en Bruselas durante la última visita de Trump a Bruselas (REUTERS)

Tras días poniendo la otra mejilla a Donald Trump, la Unión Europea ha roto su silencio. "Querida América, aprecia a tus aliados, después de todo, no tienes tantos". Con esta contundencia se ha "dirigido directamente" Donald Tusk al presidente estadounidense "que lleva tiempo criticando a la UE, casi diariamente" a cuenta de su menor gasto en defensa. Todo a menos de 24 horas de que Trump aterrice en Bruselas para participar en la cumbre de la OTAN.

Tusk, que poco a poco ha ido imprimiendo un tono más resuelto y provocador a sus discursos de lo habitual en las instituciones comunitarias, ha dado la réplica a Trump, quien esta misma mañana ha vuelto a reivindicar que EEUU gasta "muchas veces más que ningún otro país (europeo) para protegerlos". Ha sido, para cargarlo aún de más simbolismo, durante la firma de un acuerdo para reforzar la cooperación entre la OTAN y la UE con el que los europeos pretenden remarcar su compromiso con la Alianza Atlántica, pese a las quejas de Trump.

Tusk, Juncker y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en la firma del acuerdo UE-OTAN (REUTERS)
Tusk, Juncker y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en la firma del acuerdo UE-OTAN (REUTERS)

"El dinero es importante, pero la solidaridad genuina es aún más importante (...) Europa fue la primera en responder a gran escala cuando Estados Unidos fue atacado y pidió solidaridad después del 11 de septiembre. Los soldados europeos han estado luchando codo con codo con los soldados estadounidenses en Afganistán. 870 valientes hombres y mujeres europeos sacrificaron sus vidas", ha recalcado Tusk.

El ex primer ministro polaco ha ido más allá, al pedir a Trump que recuerde esto durante la cumbre de la OTAN, que se celebra mañana y pasado mañana, donde la agenda ha quedado eclipsada por las demandas del norteamericano a sus socios. Pero Tusk cree que esto debe tenerlo presente "sobre todo cuando se encuentre con el presidente (ruso, Vladimir) Putin en Helsinki" el sábado, una reunión que genera cierta inquietud entre los socios de la Aliada Atlántica dados los vínculos entre Trump y su entorno con Moscú.

Conmemoración en recuerdo de las víctimas del 11-S (EFE)
Conmemoración en recuerdo de las víctimas del 11-S (EFE)

​Tusk incluso ha descendido al terreno de batalla en el que más cómodo se siente Trump: Twitter. Todo, para recordarle una vez más que como no encontrará un aliado como Europa. "Estimado @realDonaldTrump. Estados Unidos no tiene ni tendrá un mejor aliado que la UE. Gastamos en defensa mucho más que Rusia y tanto como China. Espero que no tengan dudas de que esto es una inversión en nuestra seguridad, que no se puede decir con confianza sobre el gasto ruso y chino :-)", ha escrito Tusk.

La respuesta no se ha hecho esperar. "Los países de la OTAN deben pagar MÁS, Estados Unidos deben pagar MENOS. ¡Muy injusto!", ha dicho Trump. Parece que ni los argumentos, ni las pullas europeas han calado en el inquilino de la Casa Blanca. Éste, además, vincula constantemente la discusión en materia de Defensa con el pulso comercial que mantiene con la UE, una de sus grandes obsesiones.

Tanto Tusk, como el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, han concedido que existe una diferencia de gasto en Defensa entre ambas orillas del Atlántico. Tusk ha animado a la UE a "gastar más en defensa, porque todo el mundo espera un aliado bien preparado y equipado". "Sabemos que tenemos que hacer más por nosotros mismos", ha admitido Juncker, quien ha apuntado, en este sentido, a los esfuerzos de la UE para poner en marcha su Cooperación Permanente Estructurada (PESCO).

No obstante, los avances hacia una cooperación en defensa más integrada a nivel europeo tampoco gustan a Washigton, que mira con recelo cualquier muestra de unión de la Unión Europea. Por ello, se espera que les vuelva a exigir durante la cumbre de la OTAN que individualmente eleven su gasto nacional en defensa al 2 % de su PIB, una cifra que en 2017 solo invertían cuatro de los veintinueve miembros de la Alianza y que en 2024 podrían alcanzar quince. La duda es si el presidente estadounidense irá más allá y tomará represalias, lo que crearía una crisis sin precedentes en occidente.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios