detractor del acuerdo de paz de santos

Iván Duque, rockero y 'uribista' convencido: así es el presidente de Colombia más joven

Con más de diez millones de votos, el candidato ha hecho regresar al 'uribismo' al Gobierno de Colombia, en las primeras elecciones desde el Acuerdo de Paz con las FARC

Foto: Iván Duque, el candidato 'uribista' que se ha convertido en presidente electo de Colombia | EFE
Iván Duque, el candidato 'uribista' que se ha convertido en presidente electo de Colombia | EFE
Autor
Tiempo de lectura5 min

Se define como un 'bacán', pero un 'bacán' colombiano —en otros países, como Argentina, 'bacán' se refiere a personas acomodadas económicamente; en otros, como Uruguay, se define como 'bacán' al hombre que mantiene a las mujeres con las que tiene relaciones—, un hombre juvenil, con buen humor, "de risa fácil y contagiosa" y amante de la guitarra que lo mantiene unido a su pasado rockero. Iván Duque es el presidente (aún electo) más joven de la historia de Colombia: nacido en Bogotá en 1976, Duque (41 años) acaba de salir vencedor en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, en las que competía con Gustavo Petro.

Estudió de joven en colegios bilingües —y mientras estudiaba creó un grupo de rock con sus amigos llamado 'Pig Nose'— y en la universidad se graduó en Derecho. Y, como muchos otros políticos —como Cristina Cifuentes o Pablo Casado en España, pero también como Giuseppe Conte en Italia—, 'maquilló' su currículum para extenderlo: lo que en un principio parecían ser unos estudios de especialización en la prestigiosa Universidad de Harvard acabó siendo un curso de varios días.

"No descansa hasta aprender algo nuevo", señala la biografía que incluye su página web, que lo define como "serio, conservador, familiar, comprometido, trabajador, amigable, curioso y recursivo". Aunque pone por delante de su hambre de conocimiento a su familia: "al final del día esto es secundario ante la posibilidad de compartir en familia: jugar con sus hijos y educarlos; dialogar con su esposa y apoyarla en sus proyectos; conectarse con sus hermanos; cuidar a su mamá y seguir aprendiendo de ella, extrañar a su padre y honrar su memoria". El candidato de la derecha de las últimas elecciones ha sido senador por el Centro Democrático de Álvaro Uribe desde 2014, después de haber pasado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

A pesar de defender las ideas de Uribe, Iván Duque saltó a la política como asesor del Ministerio de Hacienda cuando la cartera era dirigida por el aún presidente, Juan Manuel Santos. Y en 2007, escribió un libro prologado por el propio Santos —'Maquiavelo en Colombia'—, aunque tiene otros textos publicados, como 'El futuro está en el centro' o 'Efecto naranja' —en el marco de la llamada economía naranja ha sido promotor de ideas sobre innovación y emprendimiento—, e incluso 'Indignacción', donde el que será el presidente más joven de Colombia alerta sobre los riesgos del populismo. Tanto es así que en su campaña se comprometió a mantener a Colombia alejada del populismo "que arruinó Venezuela".

El miedo al 'castrochavismo' ha sido, precisamente, su principal baza en las elecciones, ya que el 68% de los colombianos teme convertirse en otra Venezuela, según un sondeo publicado el pasado mes de marzo. "Lo peor que le puede pasar a un país es la arrogancia de creer que lo que ocurre en otro país no puede pasar acá: en Venezuela siempre la clase dirigente creyó que ese discurso de la 'ovejita' que en realidad era un lobo jamás llegaría al poder. Y ese discurso del ilusionismo, de la sonoridad, de la emoción de tratar la fibra sensible del votante y utilizar los sentimientos de rechazo propios de una clase política que ha venido cometiendo errores y una economía que no ha resuelto las cosas; ese modelo puede llegar a nuestro país", dijo Duque antes de llegar al poder. De hecho, Iván Duque es partidario de abandonar la Unasur, la que considera una "organización que se creó para proteger la dictadura de Venezuela".

Duque es y ha sido aliado de la oposición venezolana: la propia Lilian Tintori, activista y esposa del líder opositor Leopoldo López, a la que Duque definió en el pasado como "luchadora por la democracia", ha felicitado al nuevo presidente, a quien atribuye para Colombia un futuro para el pueblo de Colombia "marcado por la paz, el progreso, bienestar y justicia que se merece".

Crítico con el Acuerdo de Paz

Pero además, parte de su candidatura se ha centrado en una crítica al Acuerdo de Paz sellado entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la guerrilla más longeva del continente americano. Al igual que hizo su mentor, Álvaro Uribe, se ha mantenido alejado de las decisiones de Santos con las FARC en torno a las negociaciones de paz, y llegó a asegurar que la conferencia de las FARC en La Habana se acabaría convirtiendo en el cártel de los sapos que "nos quieren hacer comer".

Ya elegido nuevo presidente, Iván Duque ha asegurado que no "hará trizas" el acuerdo, pero que sí buscará "que la paz sea para todos los colombianos". "Esa paz que añoramos, que reclama correcciones, tendrá correcciones para que las víctimas sean el centro del proceso, para que no haya repetición". Aun así, es firme contrario a la Jurisdicción Especial para la Paz, que actualmente está en trámite y que la próxima semana debe valorarse en el nuevo Congreso. Duque insiste en la necesidad de esperar a que la Corte Constitucional se pronuncie para que la ley pueda estar vigente. "Están reglamentando una ley que no existe, eso tiene un factor de ilegalidad", apuntaba, antes de las elecciones.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios