Davos: EEUU niega el proteccionismo y Trudeau se vuelca con los 'olvidados'
  1. Mundo
"EL ACOSO EN LAS EMPRESAS ES SISTÉMICO"

Davos: EEUU niega el proteccionismo y Trudeau se vuelca con los 'olvidados'

Mientras EEUU asegura que "sigue abierto a los negocios", el 'premier' canadiense pide un debate crítico sobre el género porque el acoso sexual en las empresas es un “problema sistémico”

placeholder Foto: El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, durante su intervención en el Foro Económico Mundial, en Davos. (Reuters)
El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, durante su intervención en el Foro Económico Mundial, en Davos. (Reuters)

Estados Unidos “sigue abierto a los negocios”. El secretario del Tesoro Steven Mnuchin ha rechazado hoy en Davos que su país haya vuelto al proteccionismo y ha asegurado que "lo que es bueno para nosotros es bueno para el mundo". Acompañado del secretario de Comercio, Wilbur Ross -ambos forman parte de la mayor delegación que Estados Unidos ha enviado en la historia del Foro, compuesta por diez miembros del gabinete de Trump- Mnuchin ha negado que la agenda del presidente, cuyo lema es "América primero", esté en contradicción con el deseo de establecer acuerdos de comercio bilaterales en todo el mundo.

El objetivo de la administración Trump es justamente establecer este tipo de acuerdos, a lo que Ross ha apostillado que algunos socios comerciales de Estados Unidos son proteccionistas, ya que "aunque ellos se consideren adalides del libre comercio, es a Estados Unidos al que se tacha de ello cuando denuncia malas prácticas". Lo que hace Trump, ha explicado Mnuchin, es proteger los intereses de los trabajadores y consumidores estadounidenses, que es lo que se espera que haga cualquier líder.

En cuanto a la cotización de la moneda estadounidense, el secretario del Tesoro ha indicado que el del dólar "es uno de los mercados más líquidos del mundo, y lo que ocurra a corto plazo no nos preocupa". Un dólar débil, ha asegurado, es bueno para el comercio, y a largo plazo la fortaleza de la divisa es un signo de fortaleza de la economía. En cuanto a la reforma fiscal recientemente aprobada en Estados Unidos, Mnuchin ha dicho que al mercado "le ha gustado mucho", y ha permitido que varias compañías hayan repatriado "millones, o incluso billones de dólares", como ha sido el caso de Apple.

Por lo que respecta a las relaciones con China, y las posibles represalias que pueda adoptar con la subida de tarifas, ha indicado que "cada vez que tomas una decisión la otra parte puede reaccionar". No cree que China vaya a reducir las compras de deuda estadounidense, y tampoco ha querido entrar en si hay o no hay una "burbuja" en los activos de Estados Unidos; nadie, "ni siquiera los expertos de Davos", puede predecir el comportamiento de los mercados. Mientras, la delegación del gigante asiático ha expresado hoy en Davos el compromiso del Ejecutivo de Xi Jinping para acabar en tres años con la miseria en todo el país, que "huye del proteccionismo" y defiende "el libre comercio".

Foto: El logo del Foro Económico Mundial aparece reflejado en la puerta del Centro de Congresos del 'resort' de montaña de Davos, el 11 de enero de 2018. (Reuters)

Trudeau se vuelca con los olvidados

En un foro aún dominado por los hombres, las mujeres alzan la voz apoyadas por el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, un fijo en Davos desde que llegó al poder en 2015. Unos 70 jefes de Estado y Gobierno y más de 3.000 líderes de la política, la economía o la cultura participan en el Foro Económico Mundial; las mujeres apenas suponen el 21%.

En un momento en el que el movimiento #MeToo ha dado visibilidad a nivel internacional al acoso sexual en la esfera cultural, económica y política, Trudeau dedicó su tiempo en el escenario principal a defender la lucha por los derechos de la mujer y exigir cambios legislativos en pos de la equidad salarial. El 'premier' canadiense también pidió un debate crítico sobre el género porque el acoso sexual en las empresas y la política es un “problema sistémico” e “inaceptable”.

El Foro de Davos ha colocado esta problemática en la agenda de su encuentro anual. La vicepresidenta ejecutiva y máxima responsable de desarrollo de negocio en Microsoft, Peggy Johnson, explicó cómo la multinacional ha eliminado la "mediación forzosa" interna en casos de denuncias de acoso social y apoyado la elaboración de una legislación para acabar con este tipo de prácticas.

En EEUU hay unos 60 millones de estadounidenses con cláusulas contractuales sobre la mediación privada, señaló Johnson. "Algo está cambiando lentamente" en la sociedad, sostuvo, y emocionada recalcó que muchas mujeres jóvenes, como su hija, ya no toleran ninguna actitud machistas o abusiva de los hombres.

La presidenta y consejera delegada de Advertising Council, Lisa Sherman, que ha lanzado la campaña #ThatsHarassment (Esto es acoso) a través de seis cortos sobre casos de abuso sexual en el lugar de trabajo, describió cómo no se atrevió a confesar que era homosexual por miedo a que pudiera "perjudicar su carrera". Mientras, las copresidentas del Foro, entre ellas la primera ministra de Noruega, Erna Solberg, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, abogaron a su vez por empoderar a las mujeres y luchar por la igualdad de género mediante la educación e instrumentos de financiación.

"Denegar derechos iguales a las mujeres no es un plan válido para el futuro y no tiene sentido ni política ni económicamente", subrayó Solberg, mientras que Lagarde dijo que las copresidentas quieren demostrar que "incluso sin testosterona" pueden "generar una energía constructiva y positiva para impulsar soluciones" en Davos.

Foro de Davos Estados Unidos (EEUU) Justin Trudeau Acoso sexual
El redactor recomienda