el mayor golpe a la agencia desde los 90

¿Un nuevo traidor en la CIA? Cae el hombre que 'destruyó' su red de espías en China

Jerry Chun Shing Lee, un exagente de la CIA responsable de la caída de la red de informantes en China, ha sido arrestado en Nueva York. Le acusan de posesión ilegal de información clasificada

Foto: Un hombre lee documentos desclasificados de la CIA sobre el golpe de Pinochet, en Santiago de Chile. (Reuters)
Un hombre lee documentos desclasificados de la CIA sobre el golpe de Pinochet, en Santiago de Chile. (Reuters)

Detenido el responsable del mayor golpe a la CIA desde la década de los 90: la pérdida de casi una veintena de informantes locales en China entre 2010 y 2012. Jerry Chun Shing Lee, un antiguo agente de la agencia que actualmente residía en Hong Kong, fue arrestado a última hora del lunes a su llegada al aeropuerto internacional John F. Kennedy de Nueva York, de acuerdo con un comunicado divulgado por el Departamento de Justicia de EEUU.

Lee, que se enfrenta a cargos por posesión ilegal de información clasificada que afectó a la seguridad nacional, habría usado esa información para ayudar a Pekín a desarticular una red de informantes de la CIA en China, una operación que terminó con la ejecución o detención de una docena de ellos, según publica el 'New York Times'. Naturalizado estadounidense, comenzó a trabajar en la CIA en 1994 como agente entrenado en comunicaciones encubiertas, detección de vigilancias y reclutamiento, lo que le dio acceso a innumerables documentos clasificados como "alto secreto". Abandonó la agencia en 2007 y desde entonces trabajaba para una conocida casa de subastas. Lee, también conocido como Zhen Cheng Li, había servido en las fuerzas armadas estadounidenses entre 1982 y 1986.

Su arresto cierra una compleja investigación que el FBI comenzó en 2012, dos años después de que la CIA empezase a perder informantes en el gigante asiático. Los agentes del FBI se encontraron ante un misterio: ¿Cómo habían terminado las identidades de decenas de informantes -uno de los 'secretos' mejor guardados de la CIA- en manos de la inteligencia china?

Algunos agentes de inteligencia creían que un topo dentro de la CIA estaba facilitando a Pekín las identidades de los informantes. Otros pensaban que el Gobierno chino había 'hackeado' el sistema de comunicaciones encubiertas utilizado para contactar con fuentes de información en el extranjero. Además, otros exagentes de inteligencia sostenían que la red de espías en China cayó por una combinación de ambos factores, además de por errores "chapuceros" de los propios informantes.

En agosto de 2012, Lee y su familia abandonaron Hong Kong para retornar a Estados Unidos, sin embargo, antes de mudarse definitivamente, los Lee se alojaron en hoteles de Hawai y Virginia, donde agentes del FBI aprovecharon para investigar al exfuncionario. En el transcurso de sus registros, los agentes encontraron en el equipaje de Lee dos libretas manuscritas en las que el acusado había apuntado información relativa a empleados de la CIA, que incluía datos como sus nombres auténticos o sus números de teléfono. Además, las libretas también contenían información relativa a operaciones abiertas, con detalles sobre encuentros entre informantes y agentes encubiertos, puntos de reunión o casas seguras para los agentes de la CIA.

Las libretas contenían información de operaciones abiertas, con detalles sobre encuentros entre informantes y agentes encubiertos, puntos de reunión o casas seguras

Según 'The New York Times', Lee se convirtió en sospechoso para la inteligencia estadounidense después de que la CIA perdiese a varios de sus informantes de forma sistemática en China. Aunque la agencia creyó en un principio que estas pérdidas respondían a un "hackeo" informático, el FBI ya apuntó a la existencia de un topo.

En caso de ser declarado culpable, Lee, quien ya ha comparecido esta tarde ante un tribunal neoyorquino, se enfrenta a una posible condena de diez años en prisión. Su caso se suma al de otro exagente de la CIA detenido en junio de 2017 por proporcionar información clasificada a las autoridades chinas y a la de una exfuncionaria del Departamento de Estado acusada en marzo de colaborar con la inteligencia china.

La destrucción de su red de informantes en China supuso un enorme golpe para la CIA. Miembros de la agencia han asegurado que las pérdidas de informantes en el gigante asiático rivalizaban con las registradas en la Unión Soviética y Rusia por las traiciones de Aldrich Ames y Robert Hanssen, exagentes de la CIA y el FBI que durante años pasaron información a Moscú sobre operaciones de inteligencia. La Agencia Central de Inteligencia no ha querido valorar la detención de Lee.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios