¿En vigor en año y medio?

La UE cierra con Japón su mayor acuerdo de libre comercio hasta la fecha

Bruselas ve el acuerdo cerrado hoy como "una poderosa señal política al mundo, que mantiene alto el estandarte a favor del comercio libre y justo"

Foto: El primer ministro japonés, Shinzo Abe. (EFE)
El primer ministro japonés, Shinzo Abe. (EFE)

"Tenemos buenas noticias, justo para Navidades". La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, se refiere a que Bruselas ha logrado una de las prioridades que se marcó después de la muerte clínica del TTIP tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca: firmar un acuerdo de libre comercio con Japón.

"Hecho". Así ha anunciado el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que Bruselas y Tokio han cerrado hoy los últimos detalles del Acuerdo de Asociación Económica entre la UE y Japón. Lo ha hecho después de que mantener una llamada con el primer ministro nipón, Shinzo Abe, para confirmar el pacto.

En julio, ambas partes ya confirmaron su deseo de cerrar el acuerdo antes de finales de año. Aquel "consenso en principio" fue más una declaración de intenciones, un posicionamiento de ambas potencias, ante la oleada de proteccionismo que ha avivado la administración norteamericana.

Bruselas ve el acuerdo cerrado hoy como "una poderosa señal política al mundo, que mantiene alto el estandarte a favor del comercio libre y justo", según Juncker.

Pero no solo se trata de un paso simbólico, sino que además tendrá consecuencias tangibles para numerosos sectores europeos, ya que desaparecerán la mayor parte de los aranceles hoy vigentes entre la UE y la cuarta economía mundial. "Este es el mayor acuerdo comercial que nunca hemos negociado para la Unión Europea", ha celebrado Malmström.

¿Entrada en vigor en año y medio?

El texto queda ahora pendiente de ser firmado y ratificado formalmente para su entrada en vigor. En la UE, tendrá que recibir el visto bueno tanto de la Eurocámara, como de los Estados miembros.

Consciente de las complicaciones que aún pueden surgir en este proceso —el recuerdo del CETA sigue presente—, Malmström ha pedido que se haga "lo más rápido posible". El objetivo es que se aplique antes de mayo de 2019.

Del vino y el porcino a los servicios financieros

Con el acuerdo, se dejarán de pagar los derechos que se aplican a numerosos productos. Desde la perspectiva europea, salen especialmente beneficiados sectores como el agroalimentario. Las exportaciones de vino ya no estarán sujetas a estos sobrecostes —hoy en torno al 15 %— y los nipones respetarán los más de 200 productos agrícolas protegidos con indicaciones geográficas.

La carne de cerdo transformada tampoco estará sujeta a derechos y la fresca los reducirá notablemente. La Comisión también espera que el acuerdo "incremente sustancialmente sus exportaciones de carne de vacuno a Japón". Además, varios quesos se verán libres de los derechos, como el Gouda y el Cheddar, a los que ahora se les aplica un 30%.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

También se liberalizan los mercados de servicios, en particular los servicios financieros, el comercio electrónico, las telecomunicaciones y el transporte, y garantiza a las empresas europeas el acceso a los mercados de contratación pública de Japón en 48 grandes ciudades.

Además, elimina los obstáculos a la contratación en el sector ferroviario, al tiempo que protege un sector tan sensible en la UE como el del automóvil, que contará con un periodo de transición antes de la apertura completa.

Asignatura pendiente: arbitraje de inversiones

Queda una cuestión pendiente entre Bruselas y Tokio: el sistema de resolución de las disputas que puedan surgir con los inversores extranjeros. Esto ha quedado fuera del acuerdo y la UE espera poder acordarlo en el futuro, aunque no ha dado ninguna fecha concreta para ello. "Seguiremos discutiéndolo en el arranque del próximo año", ha indicado la comisaria.

Bruselas cree que no habrá problemas en añadirlo luego al acuerdo. "Todo lo demás está acordado y no hay ningún acuerdo bilateral de inversiones entre ningún Estado miembro y Japón a día de hoy, por lo que pensamos que podemos dejar esto para después y luego puede ser fácilmente integrado", ha explicado Malmström.

La UE quiere que se aplique su Sistema de Tribunales de Inversiones reformado, que pusieron en marcha los europeos para sustituir al polémico arbitraje de diferencias estado-inversor (ISDS, por sus siglas en inglés), que Japón prefiere.

"Muy cerca" del acuerdo con Mercosur

Bruselas sigue también negociando con México y Mercosur, con los que trata de cerrar sendos acuerdos de libre comercio. Sobre Mercosur, que Bruselas quería tener también finalizado antes de año nuevo, Malmströn señaló que se está "avanzando mucho, aunque quedan cosas por hacer". No quiso adelantar una fecha, pero se mostró optimista: "Estamos muy cerca".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios