cuando se teme una guerra contra hezbolah

El jefe del Ejército libanés pone en alerta a sus tropas en la frontera con Israel

El jefe del Ejército insta a los militares a "estar alerta" en la frontera sur para afrontar “las amenazas del enemigo israelí”, cuando la tensión entre Israel y Hezbolah está en máximos

Foto: Soldados israelíes buscan restos de un cohete lanzado desde Líbano, en Nahariya, al norte del país. (Reuters)
Soldados israelíes buscan restos de un cohete lanzado desde Líbano, en Nahariya, al norte del país. (Reuters)

El jefe del Ejército libanés instó este martes a los militares a "estar alerta y vigilantes" en la frontera sur para afrontar “las amenazas del enemigo israelí”. El general Joseph Aoun ha ordenado a las tropas que se mantengan "totalmente preparadas" para asegurar la “correcta implementación” de la resolución 1701 de la ONU para “preservar la estabilidad” en la frontera con Israel.

La resolución 1701 de “cese de hostilidades” supuso el fin de la guerra de 2006 entre Israel y la milicia chií Hezbolah, el grupo armado más poderoso de Oriente Medio. Bajo dicha resolución, el Ejército libanés es responsable de la seguridad de una zona en la que la presencia de cualquier otra fuerza armada, Hezbolah incluido, está prohibida.

“Hay que tomar medidas de seguridad para preservar la estabilidad de la seguridad” del Líbano, dijo el general Aoun durante un discurso en la víspera del 74º aniversario de la independencia, por la "situación política excepcional" que atraviesa el país tras la repentina dimisión del primer ministro, Saad Hariri, quien permaneció dos semanas retenido en Arabia Saudí. Hariri anunció desde Riad que abandonaba el cargo asegurando que corría el riesgo de sufrir un atentado por parte de Hezbolah e Irán, el poderoso aliado del movimiento "de resistencia".

Banderas de Hezbolah y sirias, sobre un vehículo militar en Qalamun, Siria. (Reuters)
Banderas de Hezbolah y sirias, sobre un vehículo militar en Qalamun, Siria. (Reuters)

El jefe del Ejército libanés ha pedido a sus tropas que “estén disponibles” en la frontera sur “para hacer frente a las amenazas y violaciones del enemigo israelí, así como a las intenciones agresivas y ocultas contra el Líbano, su pueblo y su Ejército”. Fuentes de las fuerzas armadas de Israel citadas por la agencia Reuters describen las advertencias del geneal Aoun como "un sinsentido".

Las declaraciones del general llegan cuando la tensión entre Israel y Hezbolah aumenta de forma alarmante. El Ejército israelí ha emprendido en los últimos meses maniobras militares masivas en la frontera, que incluyen ensayos de ataques en territorio libanés contra la milicia chií, que ha acumulado una gran reserva de armamento en los últimos años y ha ganado experiencia de combate luchando por Irán y Bashar al Asad en Siria. Israel sostiene que los efectivos de Hezbolah ascienden a 25.000 combatientes y unos 20.000 reservistas. La gran amenaza, no obstante, serían sus misiles, entre 100.000 y 150.000, la mayoría de corto alcance, según un reciente informe del Grupo Militar de Alto Nivel. La victoria de Asad en Siria permite a Irán establecer un corredor terrestre desde Teherán hasta el Mediterráneo, es decir, acceso directo a su aliado en Líbano para facilitar el flujo de armamento hacia la milicia.

En los últimos años, Israel ha lanzado decenas de ataques aéreos en Siria contra convoyes de Hezbolah, según reconoció un alto mando de la Fuerza Aérea en verano. Uno de los últimos bombardeos destruyó una supuesta fábrica de armas químicas del régimen sirio cerca de la ciudad de Masyaf, en Hama. “Todo apunta a que hay indicios de que la instalación atacada se preparaba para fabricar armas para Hezbolah”, argumentó entonces el exasesor de Seguridad Nacional israelí, el general Yaakov Amidror, quien aseguró que era la primera vez que Israel atacaba objetivos en Siria no relacionados directamente con la milicia chií.

Por otra parte, el Ministerio de Defensa israelí ha planteado un aumento del presupuesto para las Fuerzas Armadas de 4.800 millones debido a la tensión que vive Oriente Medio, según informaron este martes medios israelíes. "Ha habido un cambio fundamental y dramático en la región", dijo el titular de Defensa, Avigdor Lieberman, para quien la prioridad es "evitar una próxima guerra a través de operaciones de entreguerras [misiones clandestinas para frustrar el crecimiento de las fuerzas en terreno] y el apoyo a la disuasión". "Estamos moldeando continuamente la realidad a lo largo de la frontera norte. Esto tiene un potencial de escalada, pero estamos haciendo todo lo que podemos para no entrar en guerra", zanjó Lieberman.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios