continúa con el estatus de "persona no localizada"

Un mes de pistas y sospechas: lo que se sabe del secuestro de Pilar Garrido en México

Son muchas las dudas que rodean al caso de la española desaparecida en México el pasado 2 de julio, pero hay una única certeza: nadie sabe dónde está

Foto: Fotografías facilitadas por la familia de Pilar Garrido Santamans. (EFE)
Fotografías facilitadas por la familia de Pilar Garrido Santamans. (EFE)

Este miércoles se cumple un mes de la última ocasión en la que alguien supo algo sobre Pilar Garrido Santamans y, a día de hoy, la única certeza que se tiene es que nadie sabe dónde está. Aquel día, domingo 2 de julio, Garrido, su marido, Jorge González, y el bebé de ambos volvían de pasar un fin de semana en la playa de La Pesca, en el Golfo de México, a sólo dos horas de Ciudad Victoria, la capital del Estado de Tamaulipas. Durante los últimos tres años esta ciudad se había convertido en su lugar de residencia después de mudarse al país desde Massalavés, un pueblo de Valencia, para vivir con González, quien más tarde se convertiría en su marido.

Según el relato que González contó a la Policía de México cuando interpuso la denuncia el 3 de julio, el día siguiente al que tuvo lugar su desaparición, Garrido fue secuestrada después de que les interceptara un coche a las seis de la tarde de aquel domingo. Del vehículo salieron dos sujetos armados que les pidieron que se bajaran de su Honda Civic para robar sus pertenencias. González explicó que cuando les dijo que había un bebé en el coche, apuntaron con un arma a su esposa, le dijeron que se bajara y se la llevaron en contra de su voluntad.

El lugar donde desapareció Pilar Garrido. (EFE)
El lugar donde desapareció Pilar Garrido. (EFE)

Aquel mismo día, Pilar había publicado una imagen en Facebook en la playa. Solo esa instantánea, sin comentarios, una madre y su hijo. Los investigadores pidieron a su entorno más cercano no hacer público el caso por seguridad y hasta una semana y media después nadie tuvo noticias sobre su desaparición salvo su familia. Así fue hasta que su hermana Raquel denunció su secuestro en Facebook para difundir el caso el pasado 17 de julio. "Queríamos que los medios de comunicación se hicieran eco allí por si alguien podía tener información que fuera de utilidad a la Policía", explicaba Raquel entonces a El Confidencial.

Pilar Garrido, la española desaparecida en México, junto a su hijo. (Foto cedida por la familia)
Pilar Garrido, la española desaparecida en México, junto a su hijo. (Foto cedida por la familia)

Desde entonces, son varias las líneas que ha seguido la investigación sobre este caso que la Fiscalía de Tamaulipas sigue sin considerar secuestro, puesto que no ha habido petición de rescate. Los operativos de búsqueda continúan peinando la zona en la que fue vista por última vez y, según explica a este diario la hermana de Pilar Garrido, cada día reciben la última hora por parte de los investigadores.

¿Manchas de sangre?

Lo que parecía ser el primer giro de la investigación le llegó a esta famlia no por parte de la Policía, sino desde un diario español. El diario 'El Mundo' informaba dos días después de hacerse pública la desaparición de Pilar Garrido que los investigadores habrían encontrado restos de sangre en el maletero del coche familiar. Una noticia de la que se hicieron eco varios medios españoles así como mexicanos, y que de haberse confirmado habrían apuntado al marido como principal sospechoso.

La noticia circuló durante horas. Sin embargo, el portavoz de seguridad del Gobierno local, Luis Alberto Rodríguez negó este detalle y la Fiscalía de Tamaulipas emitió un comunicado desmintiendo la noticia y asegurando que el marido estaba colaborando en las investigaciones. Según explica la hermana de la desaparecida, es cierto que se hicieron test de luminol en el maletero, pero niega que se hallaran manchas hemáticas en el vehículo y asegura que ni ella ni su familia desconfian de su cuñado.

Un retrato del presunto secuestrador

Retrato robot secuestrador Pilar Garrido
Retrato robot secuestrador Pilar Garrido

La quinta parte de los secuestros en México tienen lugar en Tamaulipas. En total, son 5.563 los casos que como el de Pilar Garrido tuvieron lugar en este Estado mexicano, según el informe que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos publicó en abril de este año. El pasado 21 de julio las autoridades de Tamaulipas difundieron un retrato robot de uno de los presuntos secuestradores de esta valenciana afincada en México y que correspondería a un adolescente varón, que rondaría los 15 ó 16 años de edad, con una complexión delgada y de tez muy morena.

El retrato robot de la persona que presuntamente secuestró a Pilar Garrido se elaboró con los datos que ofreció el marido en su colaboración con las autoridades mexicanas que están al cargo de la investigación. Desde hace varias semanas la Policía Federal, la Policía Investigadora de Personas no Localizadas de Tamaulipas y de la Coordinación Estatal Antisecuestros están coordinándose conjuntamente en la búsqueda de la española desaparecida desde hace ya un mes. Según explicó el portavoz de seguridad de Tamaulipas, en este caso solamente se presentaba a uno de los secuestradores que habrían estado involucrados en la desaparición de Garrido porque "fue al único que pudo ver bien, al otro no pudo verlo".

Huesos cerca del lugar

La última pista que los investigadores encontraron fueron restos óseos el pasado jueves en un paraje del municipio Villa de Casa, en las proximidades de la carretera Soto La Marina-Ciudad Victoria, el lugar donde Pilar Garrido fue vista por última vez. En un comunicado la Fiscalía de Tamaulipas indicó que junto a ellos, también se encontraron jirones de ropa y otros objetos que en estos momentos se están analizando.

Sin embargo, hasta que no se concluya el análisis genético nada es determinante, sostuvo en la nota la Fiscalía. El análisis de estos objetos "todavía se está llevando a cabo" explica la hermana de Pilar Garrido. Sin embargo, pone en duda que pudieran pertenecer a su hermana debido al poco tiempo que ha transcurrido como para que el cuerpo se pudiera haber descompuesto y quedaran ya sólo restos óseos. "Llevamos 5 ó 6 días esperando los resultados, cada día nos dicen que los van a tener, pero no es así. Si el análisis dice que esos restos pertenecen a mi hermana, los traeremos a España, pero hasta que no lo confirmaran las autoridades españolas, yo no me lo creeré", concluye la hermana de Pilar Garrido antes de colgar el teléfono.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios