el debate sobre el futuro de la ley sanitaria

Fracasa en el Senado el primer intento de Trump de sustituir el Obamacare

Es probable que los republicanos voten pronto un nuevo proyecto para derogar Obamacare que podría fracasar de nuevo por falta de apoyos en las propias filas conservadoras

Foto: Senadores demócratas se unen a los manifestantes junto al Capitolio. Washington, 25 de julio. (Reuters)
Senadores demócratas se unen a los manifestantes junto al Capitolio. Washington, 25 de julio. (Reuters)

El Senado de EEUU tumbó ayer la primera propuesta de los republicanos sometida a votación en esa cámara para derogar y reemplazar Obamacare, la reforma sanitaria del expresidente Barack Obama. Con 43 votos a favor y 57 en contra, los republicanos no fueron capaces de aprobar un proyecto en el que hace semanas que trabajan, que les ha urgido el presidente, Donald Trump, pero al que se opusieron nueve senadores de su propio partido.

Es probable que los republicanos voten en las próximas horas un nuevo proyecto para derogar Obamacare sin un plan adjunto para reemplazarlo, propuesta que probablemente también saldrá derrotada por falta de apoyos en las propias filas conservadoras. Ante la falta de entendimiento, se espera que los republicanos lleven al Senado una derogación reducida de Obamacare conocida como `skinny bill´ o `ley flaca´, en la que solo sometan a votación enmiendas en los pocos aspectos en los que hallen consenso.

Estas votaciones llegan después de que la Cámara Alta aprobase hoy por la mínima iniciar un nuevo procedimiento legislativo para mantener vivo el debate sobre el futuro de la ley sanitaria. El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, en calidad de presidente del Senado, tuvo que deshacer el empate a 50 votos entre demócratas y republicanos para comenzar el debate legislativo, un procedimiento que normalmente no conlleva ningún tipo de discusión.

En la votación destacó el voto crucial del senador republicano por Arizona John McCain, diagnosticado recientemente con un cáncer cerebral y quien, tras su intervención, regresó a Washington exclusivamente para la sesión celebrada ayer. McCain votó a favor de comenzar el debate para derogar la ley sanitaria, a pesar de que todas las alternativas a la misma hasta ahora planteadas provocarían que más de 22 millones de personas pierdan su seguro médico en los próximos diez años.

Dos senadoras republicanas, Susan Collins y Lisa Murkowski, se unieron a los 48 demócratas para votar contra la propuesta. "Aplaudo al Senado por dar un paso gigante para poner fin a la pesadilla de Obamacare", dijo en un comunicado Trump tras esa primera votación. "Como muestra este voto, la inacción no es una opción, y ahora el proceso legislativo podrá avanzar como se planeó para crear una ley que reduzca los costes e incremente las opciones para todos los americanos", añadió.

Hasta el momento, los tres proyectos legislativos presentados para reemplazar Obamacare no han logrado consensuar a los republicanos, quienes tienen la mayoría en el Senado pero son incapaces de acordar una salida viable para cumplir una de las principales promesas de campaña del magnate.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios