Es noticia
Menú
Estados Unidos envía buques de guerra a la península de Corea
  1. Mundo
corea del norte había condenado el ataque en siria

Estados Unidos envía buques de guerra a la península de Corea

El Gobierno norteamericano realiza una demostración de fuerza con el despliegue de una flota liderada por el portaviones USS Carl Vinson tras las pruebas balísticas realizadas en Pyongyan

Foto: El USS Carl Vinson realizando maniobras junto a otros buques estadounidenses. (EFE)
El USS Carl Vinson realizando maniobras junto a otros buques estadounidenses. (EFE)

“La política de paciencia estratégica ha terminado”, afirmaba el mes pasado el secretario de Estado norteamericano Rex Tillerson, abriendo además la posibilidad de un eventual ataque en Corea del Norte. El presidente Donald Trump recogía el testigo vía Twitter declarando que el régimen de Kim Jong-un estaba “comportándose muy mal" y que había estado "jugando con Estados Unidos durante años”. Luego de que Tillerson decidiese no pronunciarse sobre el lanzamiento de misiles balísticos norcoreanos, emitiendo un comunicado con tan solo 23 palabras en el que señalaba que “Estados Unidos ya había hablado bastante sobre Corea del Norte”, la Casa Blanca decidió enviar una flota de buques liderada por el portaviones USS Carl Vinson a la península coreana.

El portavoz militar Dave Benham señala que el “el mando del Pacífico de EEUU ordenó al grupo aeronaval del portaaviones USS Carl Vinson movilizarse como medida prudente para mantener su disposición y presencia en el Pacífico”, según recoge The Guardian. Benham recalca que “la principal amenaza en la región” sigue siendo Corea del Norte debido a su “irresponsable y desestabilizador programa de pruebas de misiles y su búsqueda del arma nuclear".

El Carl Vinson, bajo el control de la Tercera Flota (Pacífico Oriental), suspende así una visita prevista a Australia y se volverá a dirigir a aguas cercanas a Corea del Norte, donde ya estuvo desplegado hace un mes para participar en maniobras militares anuales con Corea del Sur. No es raro que Estados Unidos realice despliegue de portaaviones de propulsión nuclear a zonas como muestra de fuerza o por precaución ante una crisis.

El cambio de rumbo del Carl Vinson se da justo después de que esta semana el presidente estadounidense se reuniera en Florida con su homólogo chino, Xi Jinping. En el encuentro, ambos discutieron la necesidad de evitar nuevas provocaciones de Pyongyang, aliado de Pekín.

La Tercera Flota vuelve a dirigirse a aguas cercanas a Corea del Norte, donde ya estuvo desplegado hace un mes para participar en maniobras militares

En los dos últimos años, Corea del Norte ha realizado cinco pruebas nucleares. La última operación fue realizada el pasado miércoles, cuando proyectó un misil balístico que cayó en el mar de Japón tras volar cerca de 60 kilómetros.

El despliegue naval en la península coreana se produce tres días después del bombardeo estadounidense en Siria, tras un supuesto ataque químico en la ciudad rebelde de Jan Shijún, que fue condenado por el régimen de Pyongyang como una "agresión intolerable". "La actualidad nos muestra que tenemos que afrontar al poder con poder y prueba más de un millón de veces que nuestra decisión de fortalecer el poder nuclear ha sido la correcta", afirmó el Ministerio de Exteriores, según la agencia KCNA.

“La política de paciencia estratégica ha terminado”, afirmaba el mes pasado el secretario de Estado norteamericano Rex Tillerson, abriendo además la posibilidad de un eventual ataque en Corea del Norte. El presidente Donald Trump recogía el testigo vía Twitter declarando que el régimen de Kim Jong-un estaba “comportándose muy mal" y que había estado "jugando con Estados Unidos durante años”. Luego de que Tillerson decidiese no pronunciarse sobre el lanzamiento de misiles balísticos norcoreanos, emitiendo un comunicado con tan solo 23 palabras en el que señalaba que “Estados Unidos ya había hablado bastante sobre Corea del Norte”, la Casa Blanca decidió enviar una flota de buques liderada por el portaviones USS Carl Vinson a la península coreana.

El redactor recomienda