caída de popularidad para el favorito

Fillon, el hombre que puede frenar a Le Pen, acusa el escándalo en torno a su mujer

El hasta ahora favorito para las presidenciales de abril sufre una caída de popularidad tras revelarse que su mujer se embolsó 500.000 euros por un supuesto empleo ficticio

Foto: François Fillon y su mujer, Penelope, durante un acto de campaña de los conservadores franceses, en París, el 18 de noviembre de 2016 (Reuters).
François Fillon y su mujer, Penelope, durante un acto de campaña de los conservadores franceses, en París, el 18 de noviembre de 2016 (Reuters).

François Fillon, el hasta ahora favorito para las presidenciales francesas de abril, acusa el escándalo en torno a su mujer. El candidato de Los Republicanos al Elíseo registra una caída en su popularidad -el 61% de los consultados tiene una opnión negativa del ex primer ministro según un sondeo publicado hoy por France Info- tras revelar un semanario que Penélope Fillon se embolsó 500.000 euros por un supuesto empleo ficticio en la Asamblea. En una encuesta anterior, elaborada en noviembre, el 54% tenía una buena opinión del político.

Entre los simpatizantes de derecha también empeora la imagen de Fillon, aunque el 62% siguen teniendo una buena opinión del ex primer ministro. Según el semanario satírico 'Le Canard Enchaîné', Penelope Fillon se embolsó los 500.000 euros gracias a un trabajo ficticio como asistente parlamentaria para su marido y el sucesor de éste en el escaño. La Fiscalía Financiera ha abierto una investigación a raíz del artículo.

A menos tres meses de que tenga lugar la primera vuelta electoral, Fillon, que ha anunciado medidas legales contra la revista, insiste en que todo forma parte de una "calumnia" y recalca que su mujer sí trabajó como asesora para él, como también lo hicieron dos de sus hijos, abogados de profesión. Hasta ahora los sondeos situaban a Fillon en segunda vuelta, previsiblemente con la candidata del Frente Nacional, Marine Le Pen, a quien ciertas encuestas colocan en cabeza en la primera vuelta.

El ConfidencialEl Confidencial

Político de profesión, diputado ya a los 27 años, Fillon nunca ha cobrado una nómina de una empresa privada, pero ha pasado por varios ministerios desde que cumplió 40 años. El hombre que fue primer ministro con Nicolás Sarkozy entre 2007 y 2012 se hizo con el liderazgo de la derecha francesa en noviembre tras arrasar a Alain Juppé, representante de la derecha centrista. Fillon está considerado como el único candidato capaz de frenar a Le Pen.

Según el semanario 'Le Canard Enchaîné', Penelope Fillon estuvo formalmente contratada entre 1998 y 2002 como colaboradora de su marido, que era entonces diputado, pero no tenía en la práctica ninguna misión ni en la Asamblea Nacional ni en la circunscripción electoral. Su sueldo, de 3.900 euros brutos al mes hasta 2001, fue elevado a 4.600 al año siguiente. En mayo de 2002, cuando al comienzo de la presidencia de Jacques Chirac Fillon le convirtió en su ministro de Asuntos Sociales, su esposa fue contratada de nuevo como asistente parlamentaria, pero esta vez por el diputado al que su marido cedió la circunscripción, Marc Joulaud. Fue un contrato indefinido a tiempo completo con un salario que en esa ocasión era de 6.900 euros brutos al mes, y que en 2006 pasaron a 7.900 euros, según la investigación.

En Francia, los parlamentarios disponen de una financiación (9.561 euros al mes actualmente) para contratar hasta a cinco asistentes para el ejercicio del cargo, y no es ilegal hacerlo con familiares. La sociedad no parece estar de acuerdo con la legislación: el 76% de los consultados en el sondeo de France Info se muestran partidarios de prohibir por ley la contratación de familiares como colaboradores.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios