así lo ha anunciado david cameron

Theresa May será la nueva primera ministra del Reino Unido tras la renuncia de Leadsom

Andrea Leadsom se retirará de la carrera abierta por convertirse en la próxima líder del partido conservador británico y primera ministra del Reino Unido. El traspaso de poderes será el miércoles

Foto: Theresa May se queda sola en la carrera por convertirse en líder del partido conservador. (EFE)
Theresa May se queda sola en la carrera por convertirse en líder del partido conservador. (EFE)

La ministra del Interior, Theresa May, está a un paso de ser la nueva jefa del Gobierno británico después de que su única rival, Andrea Leadsom, anunciase que se retira de la contienda para liderar el partido conservador y el país. Así, a mediados de esta semana, May será proclamada oficialmente como la nueva primera ministra del Reino Unido y líder 'tory', según ha confirmado el actual jefe de Gobierno, David Cameron, en una declaración a los medios ante la puerta de su residencia oficial en Downing Street.

“El miércoles estaré en la Cámara de los Comunes para las preguntas al primer ministro y después iré al Palacio [de Buckingham] para ofrecer mi renuncia, por lo que tendremos un nuevo primer ministro en ese mismo edificio la noche del miércoles”, afirmó Cameron. Tras presentar su dimisión a la reina Isabell II, esta procederá a encomendar a May la tarea de formar un nuevo Gobierno.

Cameron ha señalado que Leadsom ha tomado “la decisión correcta” al hacerse a un lado y ha recalcado su apoyo a May, de quien ha dicho que cuenta con “el apoyo abrumador del grupo parlamentario conservador”. “Estoy encantado de que Theresa May sea la próxima primera ministra. Es fuerte, competente y más que capaz de proporcionar el liderazgo que el país va a necesitar en los próximos años, y contará con todo mi apoyo”, ha recalcado.

Theresa May será la nueva primera ministra del Reino Unido tras la renuncia de Leadsom

La decisión ha sido tomada tras la reunión del comité 1922 del grupo parlamentario conservador, según ha anunciado su presidente, Graham Brady, tras conocerse el abandono de Leadsom. May, de 59 años, será la encargada de liderar las negociaciones con la Unión Europea, y aunque, con un perfil muy bajo, defendió la permanencia en el bloque comunitario, tras el plebiscito ha recalcado que “Brexit significa Brexit” y que aplicará la voluntad del 51,9% que votó por la separación. Ahora bien, ha matizado que lo más probable es que la activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa, que señala el camino a seguir para la desconexión, no se produzca al menos hasta finales de 2016.

May, que se presenta como una figura de consenso y que apela a su experiencia política como garantía de que podrá unir al partido y al país -ambos desgarrados tras la feroz campaña por el Brexit-, se ha mostrado partidaria de garantizar el acceso de las empresas británicas al mercado común, al mismo tiempo que ha defendido la necesidad de limitar la libertad de circulación de ciudadanos comunitarios en el Reino Unido.

La secretaria de Estado de Energía británica, Andrea Leadsom, anuncia la retirada de su candidatura. (EFE)
La secretaria de Estado de Energía británica, Andrea Leadsom, anuncia la retirada de su candidatura. (EFE)

Las polémicas declaraciones de Leadsom

En su comparecencia inicial tras conocerse su nombramiento, a las puertas del Parlamento, la futura primera ministra del Reino Unido ha afirmado que tratará de llevar a término “con éxito” la salida británica de la Unión Europea para lograr “el mejor acuerdo” con los socios europeos. “Brexit significa Brexit y vamos a hacer que sea un éxito”, ha dicho May en su primera declaración.

Entre los aplausos de las decenas de parlamentarios afines que la han rodeado durante la comparecencia, May, que ha dicho sentirse “honrada” por la confianza que ha depositado en ella la mayoría del partido, ha asegurado que trabajará “para forjar el nuevo papel” que Reino Unido deberá desempeñar tras su separación del bloque comunitario. En este sentido, la todavía ministra del Interior ha recalcado la necesidad de lograr un “liderazgo fuerte” para afrontar los tiempos convulsos que se avecinan, y ha apostado por generar un “plan de futuro” en que se incluya a todos los ciudadanos y no “a unos pocos privilegiados”.

May también ha tenido palabras para Leadsom, a quien ha agradecido la “dignidad” mostrada este lunes al retirarse de la contienda, y para el que se convertirá en su antecesor, el todavía 'premier' David Cameron, “por el liderazgo mostrado al partido y al país”.  

El bajo apoyo recabado entre las filas 'tories' ha hecho que Leadsom se apease de una carrera que tenía pocas posibilidades de ganar. En la votación que designó a las dos mujeres candidatas a sustituir a Cameron, Leadsom logró únicamente el voto de 84 de los 329 diputados, mientras su rival se alzó con 199. Una diferencia que, desde el inicio de la campaña, situó a la responsable de Interior como clara favorita. En su declaración de despedida, Leadsom afirmó que el respaldo del 25% de los parlamentarios “no es suficiente” para que pueda seguir peleando por crear un Gobierno “fuerte y estable”, por lo que consideró que May es la persona “ideal” y la “líder que garantizará la salida de la UE y la unidad del partido”.

La mañana de este lunes, en una entrevista recogida por el diario 'Daily Telegraph', la secretaria de Estado de Energía confesaba sentirse sometida a “una presión enorme” que ha acabado con sus ambiciones de conquistar Downing Street. Este fin de semana, se creó una gran polémica a raíz de una entrevista publicada por 'The Times' en que Leadsom aseguraba que el hecho de ser madre la hacía estar más capacitada que May para ser primera ministra. Unas palabras que no gustaron a muchos de sus compañeros, y aunque en un principio negó haberlas pronunciado, tuvo que disculparse después de que el rotativo hiciese públicas las grabaciones.

Con Leadsom, que ganó gran relevancia pública durante la campaña del Brexit por su decidida y encendida defensa de la separación, queda enterrada la apuesta de dos de los protagonistas del proceso. Tanto el exalcalde de Londres Boris Johnson, quien tras abanderar la campaña por la salida optó por no competir por ser primer ministro, como el también dimitido Nigel Farage, antiguo líder del eurófobo UKIP, le habían mostrado públicamente su apoyo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios