oposición de los países del este

Guía para entender cómo la burocracia europea ha repartido 120.000 refugiados

La Unión Europea ha impuesto su política de cuotas pese a la rebeldía de los países del Este, encabezados por Hungría. Así han sido las negociaciones y así el reparto final

Foto: Restos dejados por los refugiados en Hungría (Efe).
Restos dejados por los refugiados en Hungría (Efe).

La Unión Europea ha impuesto este martes la nueva cuota de refugiados propuesta por la Comisión Europea. Se trata de 120.000 personas más para reubicar y ofrecer asilo, en dos tandas. La primera hasta finales de año, con un total de 66.000 migrantes llegados a Grecia e Italia. El segundo tramo, de 54.000, a través de un mecanismo de emergencia para atender las necesidades de cada país.

El pacto entre los ministros del Interior no se alcanzó por unanimidad porque Hungría, República Checa, Eslovaquia y Rumania rechazaron la obligatoriedad de las cuotas. El grupo disidente tuvo un aliado inesperado, Finlandia, que se abstuvo. Con todo, el acuerdo será de obligado cumplimiento para todos los países. "Hemos trabajado duramente para un texto de consenso, creo que es muy equilibrado", decía Jean Asselborn, ministro de Exteriores de Luxemburgo.

La protección y el asilo a los miles de personas que huyen de las guerras en Oriente Medio y el norte de África se ha convertido en un encaje de bolillos en la UE y cada socio europeo jugó sus intereses nacionales. Da igual que el continente se enfrente a la mayor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial.

- ¿En que condiciones se efectúa el reparto de los 120.000 refugiados?

Será de obligado cumplimiento para todos los países de la UE. Se realizará en dos fases, la primera hasta finales de año. De Grecia e Italia saldrán 66.000 refugiados, que tendrán que ser reubicados en otros países europeos. Ha prosperado la segunda propuesta de la Comisión Europea, la publicada en el discurso del Estado de la Unión de Jean Claude Juncker.

La segunda fase consistirá en un mecanismo de emergencia para acoger hasta a 54.000 refugiados. Era el número que le correspondía a Hungría, pero ha rechazado formar parte del sistema de cuotas. Dejará de ser un país "donante", de donde saldrían personas con derecho de asilo hacia otros socios europeos.

La "reserva excepcional" para atender a 54.000 emigrados funcionará durante un año, un mecanismo para contentar las reticencias de varios países como Polonia, que tiene elecciones el 27 de octubre. Así, si un país sufre una llegada masiva de refugiados, una situación de emergencia, podrá "colocar" dentro de ese mecanismo a parte de los refugiados para su ubicación.

Dentro de un año se comprobará si ese mecanismo está completo. Si no se han reubicada las 54.000 personas, se atenderá nuevas peticiones de asilo de sirios o eritreos que estén en Grecia e Italia.

- ¿Por qué Hungría rechaza recolocar a los refugiados que recibe?

El encaje de Budapest en la nueva política de asilo europeo es complicada y muestra sus tensiones internas y la presión de la opinión pública, que rechaza acoger a miles de personas. Para reubicar en otros países los 54.000 refugiados que le correspondían, Budapest tenía que registrar e iniciar los trámites de asilo de todos los solicitantes que llegan a su territorio.

Las reglas europeas sobre el tratamiento de asilados, conocido como 'Sistema Dublín', establecen una norma básica, "cada asilado debe registrarse en el país al que llega". Para el primer ministro húngaro, Viktor Orban, Europa "ha enviado invitaciones a los emigrantes" para que entren en su país y en todo el territorio comunitario. Por eso su gobierno rechaza el sistema de cuotas.

Así que Hungría se sale "voluntariamente" del sistema de cuotas y así podrá expulsar sin atender a los emigrantes que traspasan sus fronteras. O los enviará a otros países europeos sin los debidos controles. Hungría, de hecho, pasa a ser país receptor. Recibirá a casi 1.300 refugiados procedentes de Grecia e Italia de la primera fase del nuevo sistema. Está por cuantificar el número que le tocaría del mecanismo de emergencia.

Refugiados sirios en España (E.V).
Refugiados sirios en España (E.V).

- ¿Cuál es la cuota de España?

Al final llegarán menos de los 20.000 refugiados que se había dicho inicialmente. Fuentes del Ministerio de Interior calculan que en total serán unas 14.500 personas, pero el número podría ser menor y, en todo caso, se alcanzaría en diversas tandas. Aunque España está en posición de recibirlos. “Nosotros estamos preparados, tenemos preparados los equipos en cuanto estén en marcha los hotspots (centros de registro) de Grecia e Italia”, aseguraba el Ministro de Interior, Fernández Díaz.

Las cuentas españolas salen de tres sumas. 6.127 reubicados desde Grecia y otros 1.896 refugiados que actualmente están en Italia. Son un total de 8.023 personas que llegarán en la primera fase, de aquí a finales de año. Los otros 7.000 refugiados llegarán durante los próximos doce meses, conforme se emplee el mecanismo de emergencia para atender a 54.000 personas.

Comparada con otras potencias europeas, España está por detrás de Alemania, que sólo en la primera oleada recibirá a 17.000 personas, o de Francia con sus casi 13.000 personas. La gran economía del este, Polonia, al final no votó en contra del sistema y recibirá unos 5.000 emigrantes pendientes de asilo también de la primera tanda.

Refugiados en Croacia (Efe).
Refugiados en Croacia (Efe).

- ¿Cómo se ha llegado a este acuerdo?

El "no" de Hungría a las cuotas ralentizó las negociaciones entre los 28 para alcanzar un acuerdo. Budapest no entraba en el sistema y la reubicación de las 54.000 personas llegadas a ese país suponía un problema para alcanza el objetivo de los 120.000 que quería la Comisión.

En los tres días de negociaciones entre embajadores y personal técnico, desde el domingo por la tarde hasta el martes a mediodía, no estuvo claro si esos 54.000 refugiados saldrían de Grecia e Italia o de otros países que también reciben desde el verano a miles de emigrantes. Pese a las dificultades en las negociaciones, el martes por la mañana una fuente diplomática se mostraba confiada. "Habrá acuerdo seguro entre los ministros", decía.

Dentro del sistema de cuotas se crean mecanismos de emergencia o excepcionales para contentar las posiciones enfrentadas entre Bruselas y Berlín, con el apoyo de Francia o Suecia, y el bloque del este anti-cuotas. Luxemburgo también se ha jugado mucho en estas negociaciones. Ocupa la presidencia rotatoria de la UE, por lo que debe coordinar y negociar una posición común entre todos los socios europeos.

Había que evitar un final abrupto, un no acuerdo que la opinión pública viese como un fracaso y supusiese un portazo a la propuesta de la Comisión Europea que preside Jean Claude Juncker.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios