Andreas Lubitz utilizaba el apodo de 'Diablo del Cielo' para acceder a su 'tablet'
  1. Mundo
según el diario alemán 'bild'

Andreas Lubitz utilizaba el apodo de 'Diablo del Cielo' para acceder a su 'tablet'

El copiloto ingresaba este nombre a modo de contraseña. Los días previos al accidente, realizó búsquedas sobre “bipolaridad”, “migrañas”, “depresión maníaca” y “deterioro de la vista”

placeholder Foto: Andreas Lubitz en una imagen de archivo (Efe)
Andreas Lubitz en una imagen de archivo (Efe)

Bajo el nombre de usuario Skydevil -Diablo del cielo-, Andreas Lubitz, el copiloto que estrelló de forma deliberada hace justo dos semanas un avión de Germanwings en los Alpes franceses con 150 personas a bordo, accedía a diario a su tableta personal.

[Lea aquí: 'Cronología de la tragedia de Germanwings: un año desde el siniestro en los Alpes franceses']

Según revela el diario alemán Bild citando fuentes de la Fiscalía de Düsseldorf, Lubitz ingresaba este nombre cada vez que la utilizaba a modo de contraseña. Los días previos al accidente, el copiloto alemán realizó búsquedas sobre “bipolaridad”, “migrañas”, “depresión maníaca”, “deterioro de la vista” y “trauma acústico”.

A estas búsquedas hay que sumar las que anunció la semana pasadalos investigadores alemanes y que constataban que Andreas Lubitz buscó información sobre suicidios y sobre las características de las puertas de las aeronaves. “En al menos un día estuvo varios minutos buscando información sobre puertas de cabina y sus sistemas de seguridad”, dijo la Fiscalía alemana el pasado jueves, el mismo día en el que se encontró a segunda caja negra.

Por su parte, Der Spiegel apunta que Lubitz acudió a cinco médicos distintos para buscar otras opiniones sobre sus patologías psiquiátricas y oftalmológicas. Todos ellos ya han entregado los informes a la Fiscalía y confirmarán si el copiloto padecía una grave depresión por la cual uno de los facultativos le dio la baja médica y desprendimiento de retina.

Lufthansa se defiende

La aerolínea alemana Lufthansa ha negado este lunes a última hora que tuviera el deber de informar a la Oficina Federal de Aviación de Alemania (LBA) sobre el historial médico de Andreas Lubitz porque obtuvo su licencia de piloto antes de que entrara en vigor la normativa que endurecía las obligaciones de información.

A pesar de que conocía que Lubitz sufrió una depresión en 2009, Lufthansa ha asegurado en su comunicado que una disposición del Reglamento 1178/2011 y los Medios de Cumplimiento Aceptables de la Agencia Europea de Seguridad Aérea “protege la situación de determinados certificados anteriores de aptitud para pilotos y de otros certificados de doctores expertos en aeromedicina”.

La segunda caja negra confirma la intención de Lubitz

Encontrada el pasado jueves entre los escombros y ennegrecida por el fuego, la segunda caja reveló una acción deliberada de Andreas Lubitz de estrellar el avión. La primera lectura señala que recurrió al piloto automático para iniciar el descenso y que lo modificó posteriormente en varias ocasiones para aumentar la velocidad del aparato. De hecho, Lubitz accionó varias veces los mandos para que el avión descendiera más rápido.

"Una primera lectura revela que el piloto presente en la cabina utiizó el piloto automático para que el avión descendiera hacia una altitud de 100 pies (30 metros) y que, varias veces a lo largo del descenso, modificó el reglaje para aumentar la velocidad del avión", indicóla BEA en su comunicado,en el que apunta que continúan los trabajos para determinar el desarrollo preciso del vuelo.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Andreas Lubitz Tragedia del avión de Germanwings Pilotos