"obligaban a las mujeres a dar sangre"

La pesadilla de Hamshe, la joven esclava sexual del Estado Islámico durante 28 días

A sus 19 años, esta yazidí secuestrada por los yihadistas consiguió huir con su bebé recién nacido. Ha decidio dar la cara y contar su testimonio en televisión

Foto: Hamshe, a la derecha, narra su experiencia como esclava sexual del Estado Islámico en Esclavas del Califato (BBC)
Hamshe, a la derecha, narra su experiencia como esclava sexual del Estado Islámico en "Esclavas del Califato" (BBC)

Tiene sólo 19 años, pero sus ojos ya han visto el horror, la muerte y el caos. Identificada como Hamshe, esta joven ha decidido dar la cara ante las cámaras para contar la situación que vivió después de ser raptada por el Estado Islámico y forzada a actuar como esclava sexual. El documental, titulado "Slaves of the Caliphate" (Esclavas del Califato), se emitirá mañana sábado a las 9.30h en la BBC mostrando a una chica de mirada perdida y litros de lágrimas corriendo por las mejillas.

El verano pasado, el Estado Islámico destruyó pueblos yazidíes –una religión preislámica– secuestrando a mujeres y hombres. Las primeras, pasaron a formar parte del pelotón de esclavas sexuales a disposición de los yihadistas. Los segundos, morirían si no aceptaban convertirse en combatientes. Hamshe, que estaba embarazada cuando fue raptada, tuvo que despedirse con los ojos de su marido cuando éste se marchó al frente, donde poco después encontró la muerte junto a su padre y hermano.

La experiodista Nareen Shammo junto a Hamshe, que fue esclava sexual de EI (BBC)
La experiodista Nareen Shammo junto a Hamshe, que fue esclava sexual de EI (BBC)

Hamshe también recuerda cómo se sacaba sangre a mujeres y niñas yazidíes para hacer transfusiones a los yihadistas de EI heridos en combate. "Nunca podré olvidarlo. Fue muy doloroso presenciar cómo éramos tomadas como botín de guerra", relata la joven ante la activista y experiodista Nareen Shammo.

Consiguió escapar con su bebé recién nacido

Su pesadilla duró 28 días durante los cuales fue advertida de que sería privada de comida y agua si se negaba a casarse con uno de los militantes. Armándose de valor una noche en la que oyó llorar a su bebé recién nacido de hambre y sed, consiguió escapar con él mientras sus guardianes estaban dormidos. Una botella de agua fue su único sustento durante las cuatro horas de camino que recorrieron hasta que fueron acogidas por un hombre árabe que les escondió durante tres días.

Hamshe escapó del EI con su bebé caminando durante 4 horas (BBC)
Hamshe escapó del EI con su bebé caminando durante 4 horas (BBC)

Algunas de sus compañeras de cautiverio no tuvieron posibilidad de huir, y también acumulan macabros relatos sobre su estancia como esclavas de EI: "Uno de los líderes llevó a una niña de 13 años a su casa, la encerró y dijo a sus hijos que era una yazidí convertida al Islam, que la mantendría en su habitación para enseñarla a orar y leer el Corán. En realidad, la violaba. Ella me dijo que estuvo ahí tres días y que fue violada todo el tiempo".

Un manual sobre cómo tratar y violar a las esclavas

En la web de un foro yihadista puede encontrarse un folleto titulado "Preguntas y respuestas sobre la toma de prisioneros y esclavos". En él se establecen las pautas para la venta, donación y propiedad de las esclavas sexuales. "¿Se pueden mantener relaciones sexuales con una mujer presa después de haberla hecho cautiva?" es uno de los interrogantes. "Si la mujer es virgen, sí se puede. Si no lo es, debes asegurarte de que no está embarazada", se responde.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios