el grupo de expertos se reunirá en barcelona

Interpol ha identificado a mil yihadistas extranjeros combatiendo en Siria e Irak

Fuentes del organismo policial aseguran que ya hay más de mil combatientes identificados, aunque estima que son muchos más los que luchan junto al Estado Islámico

Foto:  Un militante de la yihad islámica. (EFE)
Un militante de la yihad islámica. (EFE)

Las cifras en torno al número de yihadistas extranjeros que combaten en Siria e Irak son muy confusas. Las estimaciones policiales, de hecho, son considerablemente superiores a los datos objetivos que manejan las propias fuerzas de seguridad, que evidentemente no tienen capacidad para controlar los movimientos de todos los ciudadanos. Según fuentes policiales, el número de terroristas identificados que han abandonado sus hogares, han salido de su país y se han incorporado a la lucha del Estado Islámico en Siria e Irak supera ya el millar de individuos.

Esta cifra será actualizada por el Grupo de Expertos de Interpol especializado en yihadismo durante el próximo encuentro que mantendrá el organismo en Barcelona en el mes de junio. Se trata de la cuarta cita de este equipo conformado por policías de más de una treintena de países que se celebra en España, después de las que tuvieron lugar en Torremolinos (noviembre de 2013), Granada (marzo de 2014) y Maspalomas (diciembre de 2014).

Las fuerzas policiales conocen más de mil identidades de combatientes, pero están seguros de que son muchos más los que han pasado a luchar a conformar las filas de los radicales yihadistas. En la citada reunión de Maspalomas, de hecho, Interpol hablaba de unos 15.000 terroristas extranjeros que se habían incorporado al Estado Islámico.  

Estos encuentros –en los que España viene siendo considerado un socio de referencia– sirven para que cada uno de los cuerpos representados comparta sus datos con el fin de llevar a cabo una puesta en común que sirva para sacar conclusiones sobre las rutas que utilizan los yihadistas tanto para incorporarse al combate como para regresar a su casa, el número de terroristas que salen de cada estado, el modo de autoconcienciarse de que deben unirse a la yihad o cómo circula la propaganda a través de internet.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Estas citas se organizan cada cinco o seis meses y son entendidas por las fuerzas de seguridad como un elemento añadido a la cooperación internacional habitual que se produce entre cuerpos policiales en el seno de Interpol. Por otro lado, a nivel comunitario, Europol planea crear un mecanismo específico para intercambiar datos entre policías de Estados miembros, como propuso la Presidencia italiana de la Unión durante el pasado semestre. Este sistema se centrará principalmente en la puesta en común de información relativa a combatientes que parten del Viejo Continente para unirse a la yihad.

Este último fenómeno, de hecho, es el que más preocupa a los diferentes países que componen la Unión Europea, y no tanto porque vayan a Siria o Irak a combatir como que estos terroristas puedan volver a sus casas con conocimientos sobre el manejo de armas y explosivos. Algunos países miembros, de hecho, están preparando reformas normativas con el fin de mejorar las investigaciones contra el terrorismo. España, que se encuentra entre los que más tajantemente defienden estos cambios legislativos, sin embargo, tiene aún muchos deberes pendientes en esta materia.

En algunos proyectos, es cierto que España sí se ha apuntado al carro de los más reformistas, como en la iniciativa de 14 países de crear un registro de datos personales de pasajeros con fines de prevención e investigación de yihadistas. La Unidad Nacional de Información de Pasajeros –base de este proyecto–, de hecho, ya está creada, depende de la División de Cooperación Internacional de la Policía y estará operativa a partir del 1 de enero de 2016.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios