Croacia, el nuevo coladero de inmigrantes en la Unión Europea
  1. Mundo
tras su integración en LA UE, hace menos de un mes

Croacia, el nuevo coladero de inmigrantes en la Unión Europea

Con la entrada de Croacia en la UE, el pasado 1 de julio, las rutas de inmigrantes de los Balcanes hacia Croacia, y de ahí al resto de Europa, se han avivado

placeholder Foto: Varios inmigrantes, en una foto de archivo. (Reuters)
Varios inmigrantes, en una foto de archivo. (Reuters)

En medio de una calurosa jornada de junio, a P.W.S., un nigeriano afincado en Zagreb, le tintineó el móvil. Apareció el SMS que todo amigo o familiar de inmigrante aguarda: "Todo bien. He llegado". Sin apenas pensarlo, se le dibujó una sonrisa de oreja a oreja. El autor del mensaje era otro inmigrante que había intentado cruzar ilegalmente a Eslovenia. Y lo había logrado. "Muchos de mis amigos se han ido en estos meses, muchos en automóviles privados. Salir de Croacia está costando entre 600 y 1.000 euros, así se van. Hay varias razones que los empujan a irse, pero básicamente es porque no hay trabajo aquí", dijo entonces el nigeriano.

En coincidencia con la entrada de Croacia en la Unión Europea (UE), las últimas cifras de la Comisión Europea lo dicen fuerte y claro. Las rutas de los Balcanes hacia Croacia -y de ahí al resto de Europa-se han avivado. En total, entre 2011 y 2012, el número desinpapelesidentificados en Croacia aumentóde 3.461a 6.541, lo que supone un aumento del 89%. Y esto, según datos del ministerio de Interior croata, habiéndose ya registrado un aumento del 37,1% entre 2011 y 2010 de inmigrantes que intentaron buscarse la vida así.

Muchos de ellos han llegado de la franja de tierra que separa Serbia de Croacia, donde se ha registrado un aumento del 118% en los cruces ilegales detectados entre 2011 y 2012. Es esta la principal vía de entrada en el nuevo estado europeo, a través de la frontera sureña del país, que también comparte con Bosnia: 1.377 kilómetros cuadrados que desde el pasado 1 de julio son el confín más largo de la Unión, algo que ha generado todo tipo de alarmas y suspicacias tanto en Bruselas como en Zagreb a burócratas y a ONG, en vista además de la adhesión del país a Schengen, prevista para 2016.

Medidas de integración insuficientes

Al respecto, explica el informe 'Western Balkans Risk Analysis 2013' de la Agencia Europea para la Gestión de la Cooperación Operativa en las Fronteras Exteriores de los Estados miembros de la UE (Frontex) que en el cuarto semestre de 2012 se ha confirmado"un rápido crecimiento de esta ruta, como ya había sido detectado a finales de 2011. El paso de inmigrantes irregulares de Serbia a Croacia, en lugar de Serbia a Hungría, está en neto aumento".

Croacia casi no concede el estatus de asilo político y protección humanitaria. De las más de 3.000 peticiones recibidas por el país en ocho años, sólo han sido aprobadas 130

El problema es que, además, las medidas para la integración de los inmigrantes en Croacia no brillan por su eficacia, más allá de algún avance legislativo. En el país, no hay centros para menores emigrantes en situación de irregularidad y sólo hay uno para los adultos. Este, abierto en 2007, está localizado en Ježevo, cerca de Zagreb, y, según admite el informe de marzo de la Comisión Europea, "está alcanzando su capacidad máxima", algo que las autoridades europeas quieren solucionar con la apertura de otros dos centros en el país que habrían de ser financiados con fondos comunitarios.

Lo mismo pasa con otro centro, en Kutina, destinado para los solicitantes de asilo político y protección humanitaria, estatus que Croacia casi no concede. De las 3.228 peticiones recibidas por el país entre 2004 y 2012, sólo fueron aprobadas 50 de refugiados y 80 de ayuda humanitaria, según datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (UNCHR, por sus siglas en inglés).

Un golpe de suerte

P.W.S sonríe. Él es uno de los pocos que sí lo ha conseguido. Llegado clandestino a Croacia, hace unos meses consiguió un pasaporte croata yel asilo, en partegracias a una carta que poseía de El Vaticano, que certificabaque había visto a su hermano morir a manos de las milicias islamistas Boko Haram. "Ha sido un golpe de suerte para mí, por lo que he vivido. Otros no pueden decir lo mismo", asegura.

Ha habido pequeños incidentes en el país. No parecen alarmantes, pero están bajo la lupa de las organizaciones humanitarias

Toda esta situación ha hecho que un creciente número de inmigrantes viva en ciertolimbo legal durante muchotiempo. Ha habido pequeños incidentes en el país, si bien aún no alarmantes, aunque están bajo la lupa de las organizaciones humanitarias. "Ya hay cierta tensión. Hasta hace poco no era así, pero más recientemente se ha dado algún episodio de racismo, en particular en los barrios cerca de los centros [de detención y de refugiados] y en zonas deprimidas. Hay que tener en cuenta que más del 90% de la población de Croacia es de tez blanca", explica Julija Kranjec, investigadora del centro Estudios sobre la Paz de Zagreb. "Por ejemplo, hubo un caso en Osijek (ciudad de la región este de Eslavonia), donde un inmigrante fue acuchillado con una navaja por un grupo de personas", insiste Kranjec.

La cuestión se hace más grave si se tiene en cuenta que muchas de estas rutas de los inmigrantes coinciden también con otras, como las del tráfico de armas,que la UE teme que ahora se acentúen. "El flujo de armas desde los Balcanes a Europa podría incrementarse a partir del traspaso de las fronteras de la UE a la zona montañosa que separa Croacia de Bosnia Herzegovina", advierte Frontex. Un caso aparte son los puertos de la costa, como Zadar, donde, según Europol, la llegada de clandestinos es un fenómeno marginal, pero abunda"el tráficode drogas, en particular de cocaína, que principalmente llega a través de contenedores marítimos".

En Bruselas ya se ha oído hablar de la inmigración llegada de Croacia.El eurodiputado inglés Paul Nuttall, del euroescéptico Partido Independencia del Reino Unido (UKIP, por sus siglas en inglés), manifestó a principios de messu preocupación por el "tremendo problema" que podría suponer la llegada de inmigrantes irregulares al Reino Unido a raíz de esta octava ampliación de las fronteras de la UE. Sea como fuere, lo que es cierto es que muchos no quieren quedarse en Croacia, sino alcanzar otros destinos, "lo que coloca la cuestión en una dimensión europea", asegura Kranjec.

Croacia Unión Europea Inmigración
El redactor recomienda