El 'pitbull' no mordió

Cara a cara entre Sarah Palin y Joe Biden. Amistoso, cordial, pero con visiones opuestas sobre economía, impuestos, energía, guerra contra el terrorismo y cambio climático. Y

Foto: El 'pitbull' no mordió
El 'pitbull' no mordió

Cara a cara entre Sarah Palin y Joe Biden. Amistoso, cordial, pero con visiones opuestas sobre economía, impuestos, energía, guerra contra el terrorismo y cambio climático. Y con sendos mensajes de cambio respecto a la Administración Bush. Pocos debates entre candidatos a la vicepresidencia de EEUU habían despertado tanto interés, aunque los focos apuntaban más a la gobernadora republicana de Alaska, que debía responder a las dudas sobre sus aptitudes para ocupar el cargo de Vicepresidenta. La falta de experiencia de Palin, cuya elección despertó el entusiasmo entre las bases republicanas y empujó durante semanas a John McCain en las encuestas, ha provocado críticas entre ciertos sectores conservadores. Mientras, Biden, de 65 años y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, se enfrentaba a sus propios desafíos: sus frecuentes errores verbales y su propensión a hablar demasiado.

Ambos aspirantes criticaron mutuamente sus planes para el recorte de impuestos. Palin, que saludó a Biden preguntándole "¿puedo llamarte Joe?", afirmó que es necesario mantener los recortes de impuestos actuales para impulsar la economía y ayudar a crear empleo. Por su parte, Biden afirmó que él y su cabeza de partido, Barack Obama, recortarán los impuestos a quienes cuenten con ingresos inferiores a los 250.000 dólares anuales, "el 95% de la población", pero los aumentarán a los más ricos y a las grandes empresas. Eso, según el senador por Delaware, es "justicia para el motor de la economía en Estados Unidos, la clase media: cuando la clase media prospera, Estados Unidos prospera".

La política de EEUU en Iraq también mostró las discrepancias entre los candidatos. Ambos, sin embargo, tienen una especial vinculación con esta guerra. Un hijo de Palin está ahora mismo sirviendo en Iraq, mientras el de Biden está a punto de partir hacia el frente. La republicana, mirando en todo momento a la cámara y sin fijar los ojos en su oponente, aseguró que es necesario mantener las tropas, en la actualidad en torno a los 140.000 soldados, hasta que se haya declarado la victoria y los iraquíes "puedan garantizar la seguridad de su pueblo".

"Tenemos la estrategia correcta en Iraq. Estamos cada vez más cerca de la victoria (...) y su plan es salir con la bandera blanca", afirmó.

Biden, por su parte, sostuvo la necesidad de fijar un calendario de salida, y no mantener las tropas de manera indefinida, "para transferir la responsabilidad gradualmente a los iraquíes". "Ustedes no tienen un plan en Iraq, nosotros retiraremos las tropas en 16 meses (...) Los 400.000 soldados iraquies que hemos formado pueden ir asumiendo responsabilidades", dijo.

"McCain no está dispuesto a sentarse ni con el presidente de España"

El candidato demócrata hizo notar su larga experiencia en Washington y sus conocimientos de politica exterior. En este terreno se movió con soltura, frente a los mensajes poco concretos de su oponente. Mientras Palin aseguró que Iraq es el principal frente de la guerra contra el terrorismo, Biden desplegó una batería de iniciativas para hacer frente a Al Qaeda en Afagnistán y Paquistán. "Hay 7.000 madrazas que se estan construyendo en la frontera de Pakistán (noroeste), tenemos que construir colegios, tenemos que ganar la batalla intelectual", dijo, antes de asegurar que hay que aumentar las tropas en el país y además apostar por la diplomacia para tratar de acercar posiciones con países como Irán. "McCain dijo que no estaria dispuesto a sentarse ni siquiera con el presidente de España, un aliado de la OTAN que tiene tropas en Afganistán", zanjó.

Ante la pregunta de qué harían si tuvieran que acceder a la presidencia de EE UU, Biden aseguró que está completamente de acuerdo con las políticas de Obama y que sería consecuente con ellas. Palin, por su parte, afirmó que seguiría en la línea de McCain, haciendo especial hincapié en las familias, en el ciudadano medio, muy presente en su discurso. Biden, al contraatacate, intentó utilizar la idea de que McCain no ofrece ningún cambio con las políticas de Bush.

A pocas semanas de las elecciones, el medidor de encuestas Real Clear Politics situó ayer al candidato presidencial demócrata Barack Obama a la cabeza en la carrera por la Casa Blanca, con una ventaja de 5,8 puntos.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios