Es noticia
Menú
La crisis de la "mozzarella" sabe a Camorra
  1. Mundo

La crisis de la "mozzarella" sabe a Camorra

La Camorra es responsable de la crisis de la "mozzarella", desatada tras el bloqueo de Japón y Corea del Sur a las importaciones de este queso

Foto: La crisis de la "mozzarella" sabe a Camorra
La crisis de la "mozzarella" sabe a Camorra

La Camorra es responsable de la crisis de la "mozzarella", desatada tras el bloqueo de Japón y Corea del Sur a las importaciones de este queso típico italiano por su supuesto contenido en dioxinas, una sustancia que puede resultar cancerígena. El férreo control que esta poderosa organización mafiosa tiene sobre la región sureña de Campania (donde se concentra un 90% de la fabricación de este producto) ha provocado una reacción en cadena que ha terminado contaminado a la "mozzarella". La Camorra está infiltrada en las empresas responsables de la gestión de las basuras en Nápoles y su provincia, donde quema sin ningún control toneladas de residuos. De esta manera, se produce una contaminación que ha acabado afectando a las búfalas con cuya leche se fabrica este queso.

Las autoridades italianas son, en cierta medida, también responsables de la crisis. Ante la acumulación de basuras en las calles de las ciudades de Campania desde hace meses, acudieron a las empresas controladas por la Camorra para que se hicieran cargo de parte de los desperdicios. Nadie en Italia hace desaparecer un kilo de basura a un precio más reducido. Por sólo 10 céntimos de euros (hasta cinco veces menos que una empresa legal de tratamiento de residuos), la mafia napolitana se deshace no sólo de los desperdicios domésticos, sino también de la basura industrial. No tiene más que quemarla en algún lugar apartado, emitiendo un peligroso humo negro que ha provocado la contaminación de los pastos, de las búfalas y, finalmente, de la "mozzarella".

Asustados porque las toneladas de basuras de las calles de Nápoles tuvieran alguna repercusión en el queso que importaban de Italia, surcoreanos y japoneses decidieron detener las importaciones. La Unión Europea también mostró su preocupación y exigió a las autoridades italianas un informe sobre este producto. Roma presentó el miércoles un documento tachado de "incompleto" por Bruselas, en el que admite algunos casos aislados de contaminación por dioxinas. Ahora debe presentar un documento más detallado. Si no lo hace, corre el riesgo de que la UE prohíba la venta de "mozzarella" en todo el territorio de la Unión.

Si peligrosa puede suponer la contaminación de este queso, aún más inquietante es la postura del Gobierno italiano ante la crisis. El ministro de Exteriores, Massimo D"Alema, que precisamente se presenta en la región de Campania como cabeza de lista del Partido Democrático, ha dicho que se trata de "un ataque". "El modo en que se habla del asunto de la "mozzarella" en algunos países me hace pensar los intereses de cara a la sede de la Expo 2015", ha dicho D"Alema, haciendo referencia a la candidatura de Milán para albergar la citada exposición universal. "Italia es uno de los países más rigurosos en los controles alimentarios", insistió el ministro, reconociendo no obstante que "se han dado algunos casos limitados de dioxinas, pero los productos han sido retirados del mercado".

Aún más claro que D"Alema ha sido Guido Bertolaso, máximo responsable de Protección Civil, quien declaró que "cuando en el extranjero se puede hablar mal de nosotros todos lo hacen con gran placer". En otro intento por echar balones fuera, el ministro de Políticas Agrícolas, Paolo De Castro, dudó de que la "mozzarella" que se consume en Corea del Sur sea realmente italiana. Según los datos oficiales, al menos dos millones de toneladas de este tipo de queso son vendidas con falsos certificados "made in Italy". No obstante, De Castro no dijo nada de las exportaciones a Japón, país que también se han bloqueado las ventas y donde está demostrado que la "mozzarella" tiene denominación de origen italiana.

La Camorra es responsable de la crisis de la "mozzarella", desatada tras el bloqueo de Japón y Corea del Sur a las importaciones de este queso típico italiano por su supuesto contenido en dioxinas, una sustancia que puede resultar cancerígena. El férreo control que esta poderosa organización mafiosa tiene sobre la región sureña de Campania (donde se concentra un 90% de la fabricación de este producto) ha provocado una reacción en cadena que ha terminado contaminado a la "mozzarella". La Camorra está infiltrada en las empresas responsables de la gestión de las basuras en Nápoles y su provincia, donde quema sin ningún control toneladas de residuos. De esta manera, se produce una contaminación que ha acabado afectando a las búfalas con cuya leche se fabrica este queso.