Schröder abandona la política activa y renuncia a su escaño
  1. Mundo

Schröder abandona la política activa y renuncia a su escaño

El canciller saliente de Alemania, Gerhard Schröder, informó el lunes de que renunciará a su escaño de diputado en el Bundestag (Cámara baja del Parlamento

placeholder Foto: Schröder abandona la política activa y renuncia a su escaño
Schröder abandona la política activa y renuncia a su escaño

El canciller saliente de Alemania, Gerhard Schröder, informó el lunes de que renunciará a su escaño de diputado en el Bundestag (Cámara baja del Parlamento alemán), lo que significa de facto el abandono por su parte de la política activa. El socialdemócrata Schroeder dejará el escaño que ganó en las elecciones del pasado 18 de septiembre, después de votar el martes por Angela Merkel como canciller. El jefe de gobierno saliente ya había dado a entender que pensaba retirarse casi totalmente de la política para volver a su profesión de abogado.

Al recibir el mes pasado un premio que otorga la prensa extranjera acreditada en Alemania, Schröder dijo que en el futuro ya no propinaría sus consejos gratuitamente, como ha hecho mientras se ha dedicado a la política, sino que cobraría minuta por ello.

No obstante, se mantiene a la disposición de su partido y de la nueva coalición de gobierno que éste ha formado con la Unión Cristianodemócrata de Merkel, para cualquier ayuda que necesiten, según ha declarado repetidas veces.

La propia Merkel, a quien Schröder atacó duramente justo después de las elecciones cuando aún le disputaba la Cancillería porque los dos partidos habían quedado muy igualados en los comicios, ha ofrecido a su presunta sucesora su apoyo y ésta ha dicho alegrarse de poder contar con él.

El martes, el canciller, según su grupo parlamentario, acudirá a la sesión del Bundestag, cámara en la que se votará a la nueva canciller y en la que jurarán el cargo tanto ella como sus ministros.

Votar por Merkel

Schröder votará por Merkel a las dos de la tarde (13.00 GMT), tres horas después le entregará la Cancillería y al día siguiente devolverá su escaño y se convertirá, como él dice, en un hombre libre.

El predecesor de Schröder, Helmut Kohl, se quedó en el Bundestag cuando perdió las elecciones, pero se convirtió pronto en una especie de "convidado de piedra", sobre todo cuando el escándalo de las cuentas secretas le hizo caer en desgracia en el país y en su propio partido.

El ministro de Asuntos Exteriores del gobierno de Schröder, Joschka Fischer, comentó después que Kohl no debería haber vuelto al Bundestag después de perder el gobierno y Schröder parece que haya seguido el consejo de su socio.

El líder socialdemócrata fue diputado del Bundestag entre 1980 y 1986 (antes de ser jefe del gobierno regional de Baja-Sajonia (de 1990 a 1998) y desde 1998 hasta ahora.

El anuncio de que Schröder abandonaba el escaño se hizo público a la salida de una reunión del grupo parlamentario del SPD a la que asistió Angela Merkel en tanto que jefa del nuevo partido aliado.